UNA SENSACIÓN EXTRAÑA PAMUK, ORHAN

Nota media 8 Muy bueno 10 votos 4 críticas

Resumen

Esta novela del Premio Nobel Orhan Pamuk, arranca con el anuncio de que lo que vamos a leer es, por un lado, el relato de la vida, las aventuras y los sueños del vendedor callejero Mevlut Karatas, y por el otro un retrato de la ciudad de Estambul entre 1969 y 2012 vista a través de los ojos de numerosas personas. Desde que a los doce años abandonara la aldea de Anatolia donde nació, Mevlut Karatas no hace más que fantasear sobre su vida. Instalado en Estambul, desde el primer momento se siente cautivado por la ciudad vieja, sometida a constantes transformaciones, y por la nueva metrópoli que se abre paso rápidamente en su lugar. Y es allí, en "el centro del mundo", donde le veremos crecer, enamorarse y ganarse la vida como vendedor callejero de boza, una bebida tradicional turca. Pasa el tiempo y él sueña con prosperar, pero el azar parece conspirar en su contra. Y mientras todos a su alrededor logran hacer fortuna, él sigue deambulando de noche por los callejones de la ciudad, subsistiendo a base de míseros trabajillos que no conducen a nada y con esa sensación extraña que le hace sentirse diferente a los demás. Hará falta un nuevo giro del destino para que Melvut comprenda finalmente qué es lo que lleva toda la vida anhelando.

4 críticas de los lectores

La historia de Mevlut, humilde vendedor callejero de yogur, arroz y boza —un licor de escasa graduación alcohólica—, cuya trayectoria vital se entrelaza a la de Estambul, adonde llega en la década de los sesenta junto a su padre y con la cual crece hasta nuestros días, es una novela de esas que se leen con fruición y deleite. De esas que, pese a lo voluminoso —más de seiscientas páginas—, según se aproxima el final va entrando la melancolía de que acabe.
No es de las novelas más atrevidas de Pamuk, aunque tenga su parte de audacia narrativa: junto al narrador omnisciente se deslizan las voces de los distintos personajes, salvo la del propio protagonista, Mevlut. Pero el estilo es cercano, con ese placer de quien cuenta una historia en tono familiar, y la forma en la que se resuelven la trama y los distintos elementos deja bien a las claras la maestría de Pamuk, premio Nobel de literatura.
Muchos son los aciertos: sobre todo una galería de personajes humildes muy bien trazados y la descripción minuciosa —pero no cargante— de todo un lugar y varias épocas. Y un optimismo, unas ganas de vivir que, desde su protagonista, Mevlut, se nos contagia a nosotros. Da igual que trate de barrios humildes, de mundos de chabolas, de la lucha por el sustento diario: Una sensación extraña —dejo al lector descubrir, aunque sea al principio de la novela, cuál es esa sensación— es un pequeño bocado de alegría, un luminoso alegato a la vida. (Carlos Cruz, 26 de octubre de 2015)

hace 3 años
4

A mi me ha parecido bastante aburrido. Trata sobre la vida de un joven que emigra de su pueblo a Estambul donde espera prosperar. No pasan grandes cosas aparte de casarse, tener hijas, pelearse con algún pariente, hacer las paces, etc. Y mientras va vendiendo boza por ahí. Además, se pasa toda la novela quejándose de lo que ha crecido la ciudad y como se ha llenado de hormigón. En fin, una vida anodina. De las 5 partes la única que me pareció un poco interesante fue la cuarta porqué por lo menos pasa algo importante.

hace 1 año
8

En su último libro, editado primorosamente por Literatura Randon House, el autor (a través de las voces narrativas de los variopintos personajes que rodean al protagonista, Mevlut, un niño que a comienzos de los sesenta emigra a la ciudad con su padre desde la pobre región de Anatolia central, al igual que su tío, sus primos y cientos, miles de hombres y mujeres que huyen de la miseria del mundo rural) consigue realizar una espléndida crónica de los últimos cincuenta años de la gran urbe que una vez se llamó Bizancio, luego Constantinopla y que desde 1930 conocemos oficialmente como Estambul. Desde la precaria chabola en las colinas alrededor de la ciudad, donde se asentaban los emigrantes y que con el paso de los años y la especulación urbanística acabarían convirtiéndose en barriadas e integrándose en la metrópoli, hasta el minúsculo piso en la ciudad antigua, donde se muda con su familia, Mevlut, es un testigo privilegiado de los acontecimientos políticos, sociales y económicos que se van sucediendo en Estambul: los golpes de estado, el autoritarismo de los militares, la persecución de los kurdos, la violencia de la extrema derecha, el dogmatismo de la izquierda, la corrupción a todos los niveles y la intransigencia del Islam, pero sin embargo, nuestro protagonista adopta una actitud una tanto pasiva, sin llegar a tomar partido por nada que no sea su familia y su trabajo como vendedor ambulante; un trabajo duro con el que sabe que no podrá prosperar mucho, pero que le encanta porque le permite patear sus calles, hablar con las gentes y observar la mutación de su querida y desmesurada ciudad, que crece, se transforma y se moderniza, pero que a la vez se mantiene anclada en el pasado. “Una sensación extraña” es la narración magistral de la historia reciente de la compleja ciudad de Estambul y sus historias de soledad, de miseria, de esperanzas, de injusticia, de brutalidad, de corrupción, de resignación, de sueños incumplidos… pero también es un canto al amor, a la nostalgia, a la bondad, y a la integridad. En su contra, tengo que decir que me han sobrado unas cuantas páginas (sobre todo en lo referente a los nombres de los diferentes barrios y asentamientos por repetitivas y machaconas).

hace 2 años
9

Desde que lei Nieve en el año 1995 he sido un fiel lector de Pamuk. He lido todos sus lirbros traducidos a nuestro idioma, los he disfrutado mucho y salte en mis dos pies cuando gano su premio nobel. Este libro, Una sensacion extraña, lo he gozado pagina por pagina. LA historia de Mavlut y sus largas caminatas por la ciudad vendiendo Boza, su historia de amor y familial, pero sobre todo la historia de la ciudad de Estambul, que es como un personaje mas de la novela.

hace 2 años