EL CUENTO DE NAVIDAD DE AUGGIE WREN AUSTER, PAUL

Nota media 8,07 Muy bueno 29 votos 3 críticas

Resumen

Un día, Paul Auster recibe el encargo del New York Times de escribir un cuento navideño. Abrumado por la tarea («¿Qué sabía yo acerca de la Navidad?» se pregunta), decide que la narración que escriba huirá de la común sensiblería que impregna esa época hibernal. En busca de inspiración, sale a pasear y acude al estanco de Brooklyn regentado por su amigo Auggie Wren, un peculiar fotógrafo que retrata, diariamente, la misma esquina del barrio y el paso del tiempo. Será él quien ofrezca al autor esta peculiar historia, que comienza con el hallazgo casual de una cartera perdida, y que fue la semilla del guión de la película Smoke.
72º Lectura Conjunta en el Club de Lectura

3 críticas de los lectores

10

Muy bueno, como todo lo de Auster: sentimientos, arte, belleza....

hace 9 meses
9

El narrador es un escritor al que uno identifica con el propio autor, que a raíz de que le pidan que escriba un cuento de Navidad para un periódico describe su relación con Auggie Wren y como éste le contó su propia historia navideña. Dada su brevedad no se puede entrar en detalles sobre la trama, pero me ha encantado todo, desde la faceta artística de Auggie hasta el relato en sí que incluye una cartera perdida y una anciana ciega.
Aunque ya conocía la historia por la película “Smoke”, leer el cuento es una gozada donde el lector visualiza su propia película mental. Es una bonita historia que también te hace pensar. He leído la edición de Lumen, con ilustraciones de la argentina Isol, que son preciosas y muy originales. Curiosamente está catalogado como lectura juvenil, pero me da la sensación de que un adulto la disfrutará mucho más. A mí me ha encantado y lo recomiendo.

hace 1 año
10

Una breve y bonita historia que Paul Auster escribió cuando le encargaron un cuento de navidad, y que dio origen a la película “Smoke” con guión del propio Auster. Además, la actual edición es una pequeña joya con las estupendas ilustraciones de la argentina Isol Misenta. Para conservarlo siempre en el corazón y en la estantería.

hace 4 años