¿QUIÉN TE CREES QUE ERES? MUNRO, ALICE

Nota media 8 Muy bueno 3 votos 2 críticas
  • GéneroNarrativa
  • EditorialLUMEN
  • Año de edición2019
  • ISBN9788426405661
  • ISBN digital9788426406118
  • Idioma Español

Resumen

Una extraordinaria colección de cuentos de la premio Nobel de Literatura.«Aprender a sobrevivir, a pesar de la cobardía y la cautela, de los sustos y la aprensión, no es lo mismo que ser desdichado. Y además es interesante.»En esta serie de historias entrelazadas, Munro recrea el vínculo entre dos mujeres en el transcurso de casi cuarenta años: la pragmática, desconfiada y a veces un tanto vulgar Flo, y su hijastra, Rose, una chica torpe y tímida pero cuya ambición la empuja a dejar atrás sus raíces y emprender su propio camino.Cuento a cuento, pincelada a pincelada, la gran maestra del relato nos envuelve dentro de una narración que fluye como una novela y a la que consigue dotar de profunda emoción y trascendencia.

2 críticas de los lectores

8

"¿Quién te crees que eres?” es una nueva oportunidad para conocer a Alice Munro; en mi caso con cada libro suyo que leo más merecedora la considero del Nobel de Literatura que recibió.
Estructurada en diez historias o capítulos, y aunque pueden ser leídos de manera independiente, me parece más una novela que un conjunto de relatos –al igual que sucede con su libro “La vida de las mujeres”–.
Desde la primera historia, “Palizas soberanas”, leemos sobre la protagonista, Rose, y su vida familiar en el pueblo de Hanratty Oeste, en Ontario, Canadá. Huérfana de madre desde bebé, vive con su padre, su madrastra, Flo, y su hermanastro, Brian.
Rose crece en un barrio pobre sin ser consciente de ello y sin que le importe, pero es algo que marcará su existencia. Su relación con Flo también es conflictiva, sus sentimientos, diferencias y desavenencias se plasman en múltiples detalles en los primeros capítulos. En “Privilegio” se centra en sus años escolares, con algunas escenas deplorables en las que la justicia se queda fuera de la escuela, entre otros motivos porque muchos “Iban a la escuela solo porque no había donde meterlos. Tenían edad para trabajar pero no había empleo para ellos.”
Hay también un desfile interesante de personajes variopintos, miserables, almas cándidas... Pero Rose no es infeliz en ese ambiente, que es el único que conoce. “Pero no era desdichada (...). Aprender a sobrevivir, a pesar de la cobardía y la cautela, de los sustos y la aprensión, no es lo mismo que ser desdichado. Y además es interesante.”
En “Medio pomelo” estudia bachillerato en el instituto y su padre está enfermo. Si de pequeña era la receptora de las historias que contaba Flo, ahora es ella la que le cuenta a su madrastra las anécdotas diarias que suceden en el instituto, siempre que no sea ella la víctima.
“Cisnes silvestres” es un relato bastante curioso. Es el primer viaje de Rose sola en tren a Toronto. “Flo le advirtió que tuviera cuidado con la «trata de blancas»”, “«Mucho ojo con los que llevan alzacuellos.» Eran los peores.” Un hombre se sienta a su lado en el tren, resulta ser un pastor, sin alzacuellos, y ella es “víctima y cómplice” de una experiencia incómoda que le provoca sentimientos contradictorios.
Siguiendo una secuencia cronológica, acompañamos a Rose a lo largo de los años, universidad, matrimonio, amistades, trabajos, amantes... Cada relato, o capítulo –según se considere–, se centra en un tema concreto que en conjunto nos dan una idea clara de su vida y personalidad, nos permiten observar a la protagonista desde distintos ángulos. No es una mujer extraordinaria, al contrario, se la podría definir como una mujer común, con dudas, inseguridades, fracasos, éxitos... un personaje emocionalmente complejo que pase lo que pase tiene que seguir adelante. Una vida con “naufragios y cambios”, y como también escribe Munro: “La vida armando un escándalo enorme, como de costumbre, por poca cosa.” Destacaría todo el proceso de transformación que vive, tanto a nivel personal como social.
Como es habitual en la autora, describe situaciones y personajes con una agudeza y percepción tal que son rematadamente humanos y reales. Su capacidad de sumergirse psicológicamente en Rose es tremenda, no siempre estaremos de acuerdo con ella, pero seguramente la entenderemos. Además escribe con mucha soltura y naturalidad, leerla es una delicia. La sencillez y fluidez de su prosa esconde en realidad una enorme capacidad narrativa.
En los dos últimos relatos, “Letra por letra” y “¿Quién te crees que eres?”, Rose se reencuentra con su madrastra después de una larga ausencia. Flo ya no es capaz de valerse por sí misma y somos testigos de su declive. Para la protagonista será asimismo un reencuentro con sus orígenes, con un lugar y unos recuerdos que estima más de lo que ella misma piensa.
Termino con las palabras que una profesora le dice a Rose a modo de lección en el instituto: "No puedes ir por ahí creyéndote mejor que el resto solo porque puedes aprender poemas de memoria. ¿Quién te crees que eres?”
Magnífica novela de una autora que conoce y sable plasmar los entresijos del alma humana como nadie. Maravillosa escritura y con algunos fragmentos soberbios. Me ha gustado mucho, es una lectura muy amena y recomendable para quien quiera disfrutar de buena literatura con historias y personajes verosímiles.

hace 2 años
10

Maravillosa de principio a fin. Junto con "La vida de las mujeres", es su obra más cercana a lo que en teoría se entiende por novela. No olvidemos que Munro escribe más que nada relatos... ¡Y qué relatos! Relatos que subyugan, que hieren , que calan, y que profundizan en las simas del alma humana. Hay mucha verdad, mucha autenticidad en esta narrativa de alta calidad. Lo dicho: Una dicha y un disfrute para todos los que la admiramos.

hace 2 años