LA ESCUELA DE CANTO LEYSHON, NELL

Nota media 8,5 Muy bueno 2 votos 2 críticas

Resumen

Inglaterra, 1573. Los días de la pequeña Ellyn transcurren trabajando de sol a sol en la humilde granja de su familia, paleando las heces de los animales y recibiendo los menosprecios y los golpes de su hermano Tomas. Desde que su padre quedara inválido en un accidente, y más ahora que una nueva hermanita, Agnes, ha llegado a ese mundo de miseria y privaciones, todos han de deslomarse aún más para asegurar el sustento. En esa atmósfera de brutalidad, fatiga e inmundicia, la única alegría de Ellyn es Agnes, a quien la une un vínculo muy especial. Todo dará un vuelco inesperado el día en que Ellyn acude al mercado y, empujada por la curiosidad, entra en una iglesia vacía en la que oye un canto como jamás había oído antes, un canto que la estremece, que la hace flotar. Desde ese preciso instante comienza a crecer en su interior un poderoso deseo: ingresar en la escuela de canto, donde los jóvenes caballeros aprenden a cantar, pero también a leer y escribir, un lugar donde nunca se pasa hambre y al que sin embargo las niñas tienen vedado el acceso. La determinación por cumplir su sueño llevará a Ellyn a rebelarse y hacerse pasar por un chico, pero ¿cuánto tiempo podrá mantener el engaño? ¿Cuánto podrá soportar esos grilletes impuestos a la verdad de su cuerpo? Escrita con un formidable talento para reflejar el habla de una niña criada en un entorno rural y transmitir con ese lenguaje tan personal una energía, una libertad y una visión de las cosas de enorme aliento poético, La escuela de canto narra el camino sin vuelta atrás de una chica analfabeta que descubre que el mundo es mucho más vasto de lo que jamás hubiera sospechado, un mundo bello e injusto en el que un don puede llevarte muy lejos y los prejuicios te condenan de por vida; un mundo que es preciso cambiar, sea como sea, para legárselo a aquellos a quienes más amamos.

2 críticas de los lectores

8

Había leído dos novelas de Nell Leyshon. La primera, El sabor de la leche, me sorprendió por la originalidad de su escritura y me gustó mucho, y la segunda, El bosque, me decepcionó. Sin embargo en esta ocasión, la autora ha vuelto al estilo de la primera, al dar voz a una niña analfabeta e ignorante que vive con su familia en una miserable granja en el entorno rural de Ia Inglaterra profunda del siglo XVI. La novela está escrita sin puntuación, sin mayúsculas y con faltas gramaticales, tal y como la autora supone que hablaría una niña analfabeta, que apenas ha salido de su granja, excepto para hacer algún recado en la pequeña aldea cercana. Y es allí, un día al pasar por la iglesia cuando oye un sonido que nunca había oído y que la impresiona. Es el canto de un coro, que le produce una tremenda emoción al ver que ella es capaz de producir ese sonido con su garganta, lo que la lleva a cambiar su vida y a vivir una serie de experiencias y a conocer un mundo que ignoraba que existía. La historia es dura y cruda y a la vez tierna y poética y enseguida se empatiza con la niña. Sin embargo el final me ha parecido un poco abrupto, pues me hubiera gustado que la historia siguiera y conocer más su destino. Quizás haya una secuela. Estaría bien

hace 3 días
9

"La escuela de canto" está narrada en primera persona por una niña pobre y analfabeta que vive en una granja con su familia. Todo lo que Ellyn ha conocido en su vida es el trabajo duro y la miseria, aunque ahora tiene puesto todo su amor y alegría en Agnes, su hermana recién nacida, a la que se dirige el texto. Un día la protagonista escucha en la iglesia una música especial, un canto único que le produce tal sensación que la impulsará a querer entrar en la escuela de canto, a pesar de que solo aceptan a niños.
Está escrita en el mismo estilo peculiar que la autora ya utilizó en “Del color de la leche” (muy buena novela, con la que tiene ciertas similitudes), en minúsculas, sin puntuación, con faltas y vulgarismos, tal como hablaría una niña analfabeta en el siglo XVI. El cambio que se produce en el lenguaje a lo largo del libro refleja la transformación que sufre la misma protagonista en cuanto a su educación y al descubrimiento del mundo exterior.
Con frases cortas, un estilo sencillo y fluido, y algunos fragmentos magníficos, es este un relato crudo pero apasionante, con mucha fuerza. La llamada que Ellyn siente, que al final se convierte en pasión por ser ella misma, es un canto en favor de las mujeres, una denuncia de la discriminación y violencia sufrida a lo largo de los siglos. Me ha encantando y la recomiendo.

hace 1 semana