INFILTRADO EN EL KKKLAN STALLWORTH, RON

Nota media 7 Muy bueno 1 voto 1 críticas

Resumen

En 1978, cuando Ron Stallworth (el primer detective negro del Departamento de Policía de Colorado Springs) encontró un anuncio clasificado en el periódico local pidiendo a todos los interesados e n unirse al Ku Klux Klan que se pusieran en contacto a través de un apartado de correos, hizo su trabajo y respondió con interés, usando su nombre real, pero haciéndose pasar por un hombre blanco. Imaginaba que recibiría algunos folletos y revistas por correo, y aprendería un poco más sobre una creciente amenaza terrorista en su comunidad. Pero unas semanas más tarde sonó el teléfono y la persona al otro lado le preguntó si le gustaría unirse a la causa supremacista. Stallworth contestó afirmativamente, arrancando así una de las investigaciones encubiertas más audaces e increíbles de la historia.

La historia real del oficial de policía afroamericano que investigó de forma encubierta al Ku Klux Klan y que ha inspirado la galardonada última película de Spike Lee.

1 críticas de los lectores

“Infiltrado en el KKKlan” es una obra autobiográfica, rocambolesca y absolutamente real. Está escrita por Ron Stallworth, ahora un experimentado policía con treinta y dos años de servicio y amplia experiencia como agente encubierto. Pero el Ron Stallworth de esta historia es un joven que acaba de iniciar su carrera en el cuerpo como el primer hombre negro en el Departamento de Policía de Colorado Springs.
Escrita con cercanía, pero también con rigor, Stallworth detalla una de sus primeras operaciones encubiertas – y probablemente la más increíble –, en la que logró infiltrarse en el Ku Klux Klan en 1978. ¿Un agente negro en el KKKlan? En efecto, él establecía comunicación por teléfono, y otro policía era Ron Stallworth en los encuentros en persona. A lo largo de sus páginas podemos ver, desde dentro, como se lleva a cabo una operación encubierta de estas características.
Esta historia tan singular ha sido llevada al cine recientemente por Spike Lee – con mucho acierto, dicho sea de paso – conservando la fuerza y espíritu reivindicativo del texto de Stallworth, que señala la necesidad de seguir avanzando para conseguir la igualdad racial y señala como ejemplo negativo a Trump. Un libro divertido, ameno y necesario. (Ana Rayas, 21 de enero de 2019)

hace 1 día