EL GUARDIÁN ENTRE EL CENTENO SALINGER, J.D.

Nota media 6,89 Bueno 1.816 votos 102 críticas

Resumen

Publicada originalmente en 1945, la obra maestra de Salinger se convirtió inmediatamente en una obra de culto de toda una generación de lectores. La impresionante fuerza con que el adolescente protagonista se mira a sí mismo es de una brillantez sostenida como sólo muy pocos autores pueden lograr. Las peripecias del adolescente Holden Cauldfiel en una Nueva York que se recupera de la guerra influyeron en sucesivas generaciones de todo el mundo. En su confesión sincera y sin tapujos, Holden nos desvela la realidad de un muchacho enfrentado al fracaso escolar, a las rígidas normas de una familia tradicional, y a la experiencia de la sexualidad más allá del mero deseo.

102 críticas de los lectores

5

Frase que resume el libro: y todo eso. Quería lanzar el libro al piso cada vez que leía esa frase, es decir en cada párrafo.

hace 2 semanas
4

Había oído hablar mucho del libro como un clásico de la literatura norteamericana y lo leí; me parece un texto “sin penas ni glorias”. Al leer sobre él supe que es más un referente juvenil y en eso llegue tarde a su lectura por eso no me parece nada especial. El protagonista es Holden, un adolescente medio perturbado que destila amargura y sabiduría callejera. El mayor mérito del autor es describir la psicología del personaje sin tintes rosa, ni traumas severos.

hace 4 semanas
9

“El guardián entre el centeno” es la novela de J.D. Salinger, por excelencia. Publicada en 1951 convirtió la adolescencia en pura controversia. En Estados Unidos marcó un antes y un después por su lenguaje sin tapujos y por atreverse a decir todo aquello que la sociedad pensaba pero era incapaz de aceptar. Su retrato de la sexualidad sigue resultando controvertido, exultante y casi insultante. Sin duda Salinger fue un adelantado a su tiempo. La novela había sido publicada como serie entre los años 1945 y 1946. Utiliza un narrador intradiegético y en primera persona. No es otro que Holden Coulfield, icono de la rebeldía adolescente. Es en este narrador y en la explosiva forma de escribir de Salinger, donde reside su magia y su locura. Su pluma salvaje y exquisita es de las pocas que me han recordado últimamente a la refulgente y genial narrativa de Shakespeare. Podemos entenderla perfectamente como una fábula para adultos. En realidad no trata la adolescencia como tal, sino las cloacas de nuestra sociedad y sobre todo en cómo hemos convertido nuestra alma en un corrupto y hediondo sumidero. La obra ofrece mil lecturas, pero la más compleja y alucinante es que la infancia y sobre todo la inocencia, es la única herramienta que puede salvar al ser humano de la autodestrucción. Si toda la obra es una apología de la rebelión, bien conjeturada y expresada con la magia del genio, la clave nos la ofrece el final, en manos de otro personaje. Phoebe, su hermana pequeña, que es al fin y al cabo, la clave de la obra. Si el principito creciera alguna vez, debería jurarse amor eterno con esta Phoebe, que es ni más ni menos, el colmo de la inteligencia, la bondad, la templanza y el amor verdadero. Es una historia con moraleja. Ofrece uno de esos finales, que esperamos ansiosos desde la primera página. ¿Quién no se preguntaría cómo puede acabar un personaje como este Holden? La trama es exquisita y sus páginas te obligan continuamente a no parar de leer. El personaje de Coulfield me hace pensar inevitablemente en Alexander Supertramp y en la novela basada en hechos reales “Hacia rutas salvajes” (1996), de Jon Krakauer. Aunque en este caso hablamos de una historia real y no una ficción. Holden Coulfield es sin duda el Chistopher McCandless de la literatura, con sus diferencias palpables sobre todo en relación al sexo. No podemos dejar de hablar en relación a la obra de Salinger, de su influencia sociológica. Se han escrito miles y miles de páginas sobre como a referenciado a grandes y famosos asesinos de la historia. Mark David Chapman, el día que mató a Lennon portaba un ejemplar de la novela en la que escribió “esta es mi declaración”. Tras matar al Beatle, se quedó leyendo “El guardián entre el centeno” hasta que llegó la policía. John Hinckley Jr. que intentó asesinar a Ronald Reagan en 1981 declaró que estaba obsesionado con el libro. Robert John Bardo, el día que asesinó a la actriz Rebecca Shaeffer, llevaba consigo otro ejemplar de la obra de Salinger. En este mismo sentido, la teoría de la conspiración relaciona esta obra con el proyecto “MK Ultra” que pretendía crear el asesino perfecto mediante la manipulación mental, usando señales eléctricas y drogas. Era el modo de convertir a ciudadanos normales en auténticas asesinos potenciales. De lo que no hay duda es de que las personas que no sueñan con ser el guardián entre el centeno, tienen un grave problema . Pero por encima de todo, está lo sagrado. Unos lo llaman Dios, otros amor y otros “el espíritu del vino”. Salinger nos recuerda que debemos dejar de quemar con malas artes, nuestro propio espíritu. Controvertida, a veces absurda, pero con un trazo exquisito y profundo en su moraleja. Llega muy lejos y se concibe con un clásico universal por derecho propio. (…) me imagino a muchos niños pequeños jugando en un gran campo de centeno y todo. Miles de niños y nadie allí para cuidarlos, nadie grande, eso es, excepto yo. Y yo estoy al borde de un profundo precipicio. Mi misión es agarrar a todo niño que vaya a caer en el precipicio. Quiero decir, si algún niño echa a correr y no mira por dónde va, tengo que hacerme presente y agarrarlo. Eso es lo que haría todo el día. Sería el encargado de agarrar a los niños en el centeno. Sé que es una locura; pero es lo único que verdaderamente me gustaría ser. Reconozco que es una locura”. El amor está ahí fuera. (O aquí dentro).

hace 2 meses
1

Lo he leído porque al ser tan conocido, quería valorarlo por mí misma. Me ha parecido aburrido, sin sentido y hasta cargante con la repetición continua de datos. No se lo recomendaría a nadie.

hace 4 meses
8

Básicamente desde principio a fin estamos en la mente del perfecto prototipo de adolescente. Una gozada acompañar al incomprendido, confundido y por momentos asustado Holden durante un fin de semana que le marcará de por vida. Una personalidad que merece la pena conocer porque todos tenemos algo de Holden en nosotros.

hace 4 meses
7

Un poco decepcionante por todo el mito que hay detrás del libro. Es bueno, pero quizá me pilló un poco mayor, me costó empatizar con el protagonista. Aún así se lee rápido y a veces invita a la reflexión.

hace 5 meses
8

Seriamente recomendado a jóvenes adolescentes que desean entrar en el mundo de la lectura. Muy entretenido, es audaz y sobre todo mantiene una cercanía con el lector que da gusto. No recomendado para mayores de 20 años en general. Pierde la gracia. Es un libro para un rango de 15-20.

hace 6 meses
6

Narrado en primera persona de forma brillante, el autor nos guía desde los ojos de su protagonista a través de un fragmento de su vida. Holden, un adolescente rebelde, incomprendido que busca su propio camino a través de su propia experiencia. He tenido este libro entre mis manos muchas veces, creo que la publicidad y él mundo creado alrededor de esta obra es ajeno a ella y dan una imagen que no se ajusta a su realidad. Fuera de este contexto, es una novela que dentro del tema que trata es interesante, está bien escrita, bien creado el personaje, es creíble, real. Su final, pues acorde al relato. Si e su una obra de referencia en la literatura es por la escritura de su autor, no por lo externo.

hace 7 meses
7

Me gustó bastante y me sorprendió, pero esperaba otro final.

hace 7 meses
5

Había visto buenas críticas de este libro y me aventure a leer, nada que ver... He leído peores y también mejores... Yo sinceramente no lo recomendaría...

hace 8 meses
7

Me gusto......a ver.....tampoco es de tirar cohetes, o de dejarte estupefacto, pero si tiene, para esa epoca, una mirada y tematica de reflexion entre los jovenes. Si evaluamos en ahora y el antes......tampoco somos tan distintos.

hace 8 meses
1

Mucho ruido y pocas nueces. Me lo leí porque aparece en las listas de los mejores libros pero a mí no me gustó. Soso, aburrido, esperando que pasara algo interesante en todo momento y, cuando te das cuenta, el libro se acaba y te quedas a medias. Muy mal, Salinger.

hace 11 meses

Lectura amena y entretenida, pero me esperaba mucho más, creo que está un poco sobrevalorado este libro. Qún así recomiendo leerlo, te ríes mucho.

hace 11 meses
4

Me lo tuve que leer en el instituto y en aquel momento no me gustó, no lo disfruté nada. Quizás vuelva a intentarlo.

hace 11 meses
8

Me esperaba más de la trama , me pareció poco agresiva para la fama que tiene este libro del cual me esperaba más acción , el final me pareció flojo , aún así es recomendable su lectura

hace 1 año
9

Esta es una excelente novela y, sobretodo, creo, una novela para reflexionarla. Nada más acabarla, y seguro que ha mucha gente así le ha pasado, me pareció que la novela no era para tanto como decían. Pero fue ponerme a reflexionar sobre ella y, entonces, la acabé de entender. Es una muy bonita historia sobre el paso de la niñez a adultez (y el conflicto que esto genera, de rechazo y rebelión, de no querer dejar de ser niño) y esta, la historia, está llena de pequeños detalles, que solo la vuelven, tras encajar las piezas, cada vez mejor obra. Es, sobretodo, sutil, la novela. Me sorprendió gratamente.

hace 1 año
5

A Holden Caulfield le faltaba una buena torta para espabilar. Que tipo más creido y prepotente. Nunca un protagonista me había parecido tan insoportable.

hace 1 año
9

Acabo de terminar de leer por primera vez este libro, y extrañamente me encantó. A pesar de su simpleza y facilidad de lectura logra transmitir un problema existencial, que mal o bien, todos tenemos o hemos tenido en nuestras vidas, en mayor o menor medida. Y no sólo eso: te hace reflexionar. Te hace reír. Te emociona. Te conecta con el personaje, te identificas con él (eso supongo que sucede o no dependiendo de la edad del lector, yo tengo 18 años, así que eso pudo haber influido, y entiendo a los que no lo hicieron, ya que el contenido del libro, a mi parecer, trata exactamente de eso: de cómo cambia la personalidad o la 'mente' de las personas cuando maduran). Es una novela que no toma forma en las acciones del personaje, no vive ahí, sino en su mente. Lo que se transmite no es la vida de un personaje (lo aclara al inico del libro), ni es una historia de amor, en la que se encuentran los sentimientos de dos personas. Es la historia (si puede llamarsele así) de los pensamientos, las reflexiones, las inquietudes, de un adolescente. Contribuye a esta idea que el personaje, Holden, cuente su historia desde un hospital psiquiátrico. Y eso impacta. Si uno se identificó con Holden, ¿debería estar en un lugar así? Tal vez todos los adolescentes encajemos en un perfil que haga merecer estar allí. Pero en un mundo superficial como lo es este mundo. En un mundo donde lo que importa es cómo actúa una persona, y no cómo piensa. A lo largo del libro se hizo hincapié en el desprecio de Holden hacia las personas falsas, en especial los actores. Esos que actúan tan bien, que dan asco. Porque se despojan de todo lo que es suyo, pero recrean tan bien la realidad, que termina siendo más de lo mismo, una representación de la falsedad, de la hipocresía. Algo que me causó mucha gracia es cuando se imagina al actor ensayando su acto (yo también lo había hecho, y eso fue lo que me dio gracia). Es patético. Y de alguna forma representa la preparación de una persona para salir a la sociedad. La universidad, estudiar cosas que no nos interesan, pasar mucho tiempo haciendo las cosas que nos ordenan, todo para lograr encajar, gustar a los demás. Pero la mente de Holden era muy libre. Él no quería ensayar. Quería ser él mismo en algún lugar, donde no tuviera que actuar frente a los demás, donde no tuviera que agradarle a nadie. Escribía sobre lo que él quería, sin importar lo que los demás esperaban de él. Puede parecer algo contradictorio eso de que se hiciera pasar por alguien más, y diera nombres falsos. Sin embargo, eso es porque tenemos muy arraigado eso de identificarnos con nuestro nombre. ¿Realmente somos eso? ¿Está bien que lo que nos define en un primer plano sea un nombre que ni siquiera elegimos? ¿O un colegio, al que tal vez vamos por obligación? Sobre la metáfora del 'guardián entre el centeno' o el 'cazador oculto' (creo que yo usaría una mezla de las dos interpretaciones: 'el guardián oculto'), me parece que lo que Holden quiere hacer es proteger la inocencia y la pureza de los niños. No dejar que caigan al precipicio, que es la adultez. Los niños son los únicos con los que Holden se siente completamente a gusto. Feliz. Es una persona inmadura, pero lo suficientemente madura para querer proteger a aquellos a quienes ama. Y su manera de proteger a los niños es evitar que crezcan, que maduren. Él es muy protector con su hermana, y la quiere muchísimo. No así con su hermano mayor, del cual ni siquiera conocemos el nombre. Tampoco con sus padres. Con ellos no tiene una relación amistosa, aunque tampoco hostil. Simplemente no los entiende. Porque quiere creer que hay una explicación para todo. ¿a dónde van los patos del lago durante el invierno? ¡A nadie le importa! Y yo creo que los patos que se van es como la curiosidad o la autenticidad en los adultos. ¿a dónde se va? Pues nadie sabe, tan vez no se va, tal vez se esconde, en algún rincón de sus personalidades. El problema es que cuando se va, nadie se preocupa de encontrarla.

hace 1 año
2

No entiendo que le ve la gente a este libro. Me parecio terriblemente aburrido.

hace 1 año
5

Me leí este libro con 14 años y fue un gran descubrimiento. Me pareció uno de los mejores libros que había leído hasta entonces. Me quedó un gran recuerdo de él, por lo que años después, con unos 22/24 años volví a leermelo y me pareció sin sentido alguno. No le cogí el sentido ni me enganchó ni me dijo nada... Así que no sé que nota ponerle. Supongo que la mitad sería lo justo.

hace 1 año