GENTE QUE LLAMA A LA PUERTA HIGHSMITH, PATRICIA

Nota media 7,17 Muy bueno 6 votos 1 críticas

Resumen

Una típica familia norteamericana de clase media, los Alderman, un matrimonio con dos hijos, Arthur y Robbie, reside en una pequeña ciudad de Indiana, donde lleva una vida de aparente y confortable monotonía. Arthur, un joven estudiante de 17 años, ha dejado embarazada a su novia Maggie, que cuenta con unos padres comprensivos y decide abortar sin más alharacas. Sin embargo, el padre de Arthur, a raíz de la curación que estima milagrosa de su hijo menor, Robbie, se ha convertido a la secta religiosa de los cristianos renacidos y se opone rotundamente al aborto, con lo que se crea una situación insostenible. La atmósfera de creciente fanatismo religioso, la lenta invasión del hogar de los Alderman por una gente que llama a la puerta ofreciendo sus folletos para una vida mejor, los esfuerzos del padre para llevar a su familia por la senda del «bien», el triunfo de la hipocresía, la conversión del enigmático e introvertido Robbie: todos esos elementos segregan un clima ominoso y siniestro, donde se espera que algo horrible acabe por suceder. Nadie mejor que Patricia Highsmith sabría evocar el lento deslizamiento de un vago malestar hacia la tragedia y denunciar con tanta acidez la demencia de quienes utilizan a Dios para manipular a los hombres.

1 críticas de los lectores

6

En una ciudad de la américa profunda durante la “era Regan”, una familia de clase media alta marcada por la fuerte participación del padre en la iglesia protestante local vive un cataclismo con el embarazo de la novia del hijo mayor. La chica, respaldada por su familia en todo momento, decide poner fin a su embarazo. El padre del protagonista intenta convencer a su hijo de que no permita ese aborto, y varias personas de la comunidad protestante acuden a la vivienda familiar para disuadir al muchacho de que logre convencer a su novia. Los hechos posteriores al aborto van desencadenando una serie de infortunios que ponen de manifiesto la doble moral del padre en su vida íntima, pero también el apoyo desinteresado de personas cercanas a la familia que se muestran del lado del muchacho sin juzgarlo ni a él ni a su padre. Si a Patricia Highsmith se la ha caracterizado como maestra del suspense norteamericano, en “Gente que llama a la puerta” podemos observar otros elementos de su obra como la culpabilidad y la necesidad de esconderse para evitar represalias. Para comprender mejor el universo de quien ya es un clásico indiscutible y entender cómo su vida y sus circunstancias marcaron sus novelas, se recomienda el documental “Amando a Highsmith”, disponible en Filmin. www.antoniocanogomez.wordpress.com

hace 11 meses