LA ISLA DEL PADRE MARÍAS, FERNANDO

Nota media 8,43 Muy bueno 7 votos 4 críticas
  • GéneroNarrativa
  • EditorialSEIX BARRAL
  • Año de edición2015
  • ISBN9788432224652
  • ISBN digital9788432224850
  • Idioma Español

Resumen

Cuando era pequeño, su padre recorría los mares del mundo durante largos meses. Un día apareció en la puerta de la casa de Bilbao. El niño no lo conocía. «¿Quién es ese hombre?», preguntó. A mitad de camino entre la memoria y la fantasía, este libro surge a la muerte de Leonardo Marías, cuando su hijo Fernando se deja llevar por la escritura como alternativa al duelo y se adentra sin miedo en cada rincón de sí mismo y de su relación con el inalcanzable personaje que es el padre marino a los ojos del niño, del adolescente, del joven que fue y del hombre que es hoy. Padre e hijo embarcan rumbo al paisaje de la infancia y sus carencias, a la temprana fascinación por la literatura y el cine; un itinerario poblado por piratas y maleantes, por miedos y leyendas, por la presencia de un héroe misterioso que se convierte en referencia vital. En la libertad con que va desgranando ese viaje, Fernando Marías encuentra el punto de equilibrio entre la nostalgia y la realización, entre el miedo y la certidumbre. Un homenaje a la literatura y el cine en el que despliega numerosas formas de narrar.

4 críticas de los lectores

«Concretar en un puñado de líneas lo que sabemos de las personas que amamos es un interesante ejercicio de escritura, pero también, y ante todo, un involuntario autorretrato. Las palabras que elijo para contar quién fue mi padre cuentan en realidad quién soy yo».
Con esta declaración, Fernando Marías construye un libro de hondo sentimentalismo. Escrito a modo de duelo, en el tramo que media entre la muerte de su padre y el cierre definitivo de la que fue la casa familiar, las páginas de La isla del padre dibujan un emotivo retrato-autorretrato en el cual se traslucen las luces y las sombras —en un despliegue más lumínico que oscuro, afortunadamente— de una relación paterno-filial conmovedora.
La escritura de corte autobiográfica, aunque sin entrar en los terrenos puros y duros de la autobiografía, está teniendo una buen número de cultivadores últimamente. Pienso en Luis Landero, en Fernando Aramburu o en Javier Marías; pero es el de Fernando Marías el que más me ha enternecido y conmovido. Sin caer en sentimentalismos, la búsqueda de esa forma de cercar al padre que fue, al marino que quería encontrar la isla que sería la suya, es un relato tan vigorizante como delicado. Nosotros, sus lectores, a través de los continuos saltos temporales, de una anécdota a otra —o de una sensación a otra—, devoramos las páginas implicándose uno con tanta emoción como ante alguien que se desnuda tan tiernamente ante nosotros. Merece la pena la lectura de La isla del padre, por lo emotivo, por lo mágico: por lo humano. (Carlos Cruz, 12 de marzo de 2015)

hace 3 años
8

La historia se basa en los recuerdos del escritor: su infancia, su familia, su ciudad... girando alrededor de su relación con su padre. Parece poca cosa pero como expresa muy bien Nadal Suau en su crítica: "(Re)conocemos estos elementos poco novedosos, los hemos visto en otras narraciones y nuestra propia experiencia los ha atravesado, y tanto da: el triunfo de La isla del padre es que aquí aparecen dispuestos con un sentido dramático particularmente afinado. La escritura de Marías es más comunicativa que deslumbrante; su arquitectura es clásica y limpia, nada llamativa ni siquiera en sus transgresiones. Pero ambas revelan una intuición muy precisa del ritmo que requiere desvelar la pulpa de la historia que trae entre manos. Tal vez porque es su propia historia; sin embargo, que nos la creamos es virtud de escritor. La isla del padre se sirve de imágenes evocadoras y más que reconocibles, y es una novela que continuamente trata de definirse o sintetizarse en un instante, una anécdota, una idea."

hace 1 año
6

Anecdotario de la imagen que tiene un hijo de su padre. Me gusta mucho este autor pero me ha decepcionado un poco ya que no lo veo a la altura de anteriores libros suyos y además de ganar algún premio. De todas formas es ameno y se lee de un tirón.

hace 2 años
9

Es curioso cómo a veces redescubrimos a las persones cuando éstas ya no estan, las redescubrimos a nuestra manera, moldeándolos según nuestras necesidades. El libro es un homenaje al padre, una demostración de los sentimientos que le ha inspirado siempre su padre, un sacarlos a fuera: siempre estuvieron ahí, pero a su muerte hay una necesidad de demostrarlos y demostrárselos a él mismo. Al mismo tiempo que reconstruye un retrato del padre fallecido también nos muestra su propio retrato. Conmovedora y emotiva, ha sido todo un placer leer esta novela de recuerdos.

hace 3 años