LA CORTESANA DE LAS FLORES MIYAGI, AYAKO

Nota media 8,5 Muy bueno 6 votos 1 críticas

Resumen

Ningún hombre me había llegado al corazón, estaba segura de que jamás sería débil, de que nunca me enamoraría. Hasta que encontré al amor de mi vida… En un pequeño prostíbulo, una cortesana rompe las reglas y se enamora de uno de sus clientes. Comienza así la historia de seis mujeres del barrio rojo de Yoshiwara a ?nales de la era Edo (1860). Las vidas de Asagiri, que debe recibir a un cliente delante del hombre al que ama; de Akane, que se resiste a vender su virginidad; de Kirisato, que guarda un oscuro secreto; de Yatsu, cuya hermana fue secuestrada y vendida; de la bellísima Midori, enamorada de una de sus compañeras; y de Katsuno, la dueña del prostíbulo que vertebra todas estas historias. Mujeres que abrieron sus pétalos para dejarlos caer en su camino… Un bello relato, sugerente y cargado de erotismo, entre la sensualidad de El amante y el exotismo de Memorias de una geisha. Un canto al deseo y a la libertad.

1 críticas de los lectores

A veces, cuando oímos hablar de las geishas o las cortesanas de Japón lo primero que se nos viene a la cabeza es el exotismo de las fiestas del té, del maquillaje, de los peinados, de los lujosos kimonos… pero nos olvidamos del fondo: las cortesanas, por mucho que trabajen en Japón, siguen siendo cortesanas.
Ayako Miyagi nos abre los ojos en La cortesana de las flores, donde nos narra ese lado oscuro que solemos obviar a través de seis mujeres, seis cortesanas, que trabajan en el mismo prostíbulo y que, aun siendo muy diferentes entre sí, comparten un mismo sueño: dejar de ser cortesanas y vivir sus propias vidas, aquellas vidas que vieron truncadas cuando apenas eran unas crías.
La cortesana de las flores es una novela compuesta de pequeños relatos en la que, con una de cal y otra de arena, vivirás junto a las protagonistas la amistad, el amor y la sensualidad; pero también sufrirás una infancia rota, sabrás lo que significa el sacrificio y el esfuerzo y desesperarás por ver tus sueños y anhelos hechos realidad. Sin duda es una novela que merece la pena ser leída. (Sandra C. Jarén, 7 de junio de 2017)

hace 1 año