CUENTOS MEDIEVALES (DE ORIENTE A OCCIDENTE): Calila e Dimna. Sendebar. Libro de los engaños de las mujeres. Siete sabios de Roma VV.AA.

Nota media - Sin votos 0 voto 0 críticas
No hay información que mostrar

Resumen

Salvar la vida gracias al arte de contar. He aquí la base de una serie de colecciones de cuentos de origen hindú y persa que llegaron a la literatura occidental a través del mundo árabe y dejaron sus huellas en autores tan dispares como Don Juan Manuel, Ramón Llull, Samaniego o Gabriel Miró. En 1251 Alfonso X el Sabio patrocina la traducción del Calila e Dimna, reelaboración de un original de la India que debe gran parte de su material al Panchatantra y relata cómo el sabio Berzebuey viaja hasta aquellas tierras orientales para traerse unas hierbas mágicas que hacen resucitar a los muertos. Finalmente, no logra encontrar la codiciada pócima de la inmortalidad pero si se traerá hasta occidente la presente colección de cuentos. En esta versión castellana -la obra fue conociendo diferentes cambios que van añadiendo o suprimiendo elementos- nos encontramos con la historia principal de Calila y Dimna, dos chacales que previenen al león sobre el excesivo protagonismo que está adquiriendo el buey dentro de la corte. Para ello se sirven de diferentes relatos que tienen por objeto persuadir al monarca y recuperar su posición privilegiada en el entorno cortesano. En este sentido podemos entender el libro como un “espejo de príncipes” que, bajo la estructura de caja china, nos advierte sobre los juegos de supervivencia, los peligros de la envidia, la cobardía… todo un cúmulo de sabiduría que le hacen conservar intacto todo su encanto a pesar de ser historias de hace más de 1 500 años. En el Sendebar, -traducido en 1253 al castellano bajo la denominación de Libro de los engaños y asayamientos de las mujeres – el horóscopo vaticina que cuando el heredero cumpla veinte años caerá en desgracia, y así se cumple cuando una concubina real lo acusa falsamente de haberla forzado y su padre lo condena a muerte. El rey va escuchando los cuentos de los consejeros que tratan de modificar el veredicto, de la mujer que lo culpa y del propio infante que terminará demostrando su inocencia y sabiduría. Frente al ambiente orientalizante del Libro de los engaños, Los siete sabios de Roma traslada la historia del Sendebar a la Roma de época de Ponciano. En esta versión será la madrastra -y no la concubina- la que acuse al príncipe, y alternará, como habíamos visto anteriormente, los cuentos de tinte misógino con los que previenen contra los malos consejeros. La edición de estas tres colecciones de cuentos, a cargo de la reconocida María Jesús Lacarra, van acompañadas de una serie de grabados de distintos manuscritos que recrean el encanto de lo oriental y otros grabados del incunable de los Siete sabios de Roma que se descubrió recientemente en una biblioteca particular de Escocia.