UN MUNDO FELIZ HUXLEY, ALDOUS

Nota media 7,72 Muy bueno 2.303 votos 81 críticas

Resumen

Un mundo feliz es posiblemente la novela más leída de Huxley, y su influencia es evidente tanto en buena parte de la novela de ciencia ficción de calidad como en las novelas filosóficas. Presenta un mundo en el que el Estado controla hasta el más mínimo detalle de la vida de los individuos, a los que mantiene en una ignorancia, producto de un depurado "lavado de cerebro". Más tarde el autor escribiría "Nueva visita a un mundo feliz", donde analizaría lo que había escrito años antes y sacaría conclusiones muy distintas sobre el destino de la humanidad.

81 críticas de los lectores

6

Me pareció un libro muy entretenido. Es una distopia que por momentos parece un poco naif visto en nuestro mundo actual, tener en cuenta que es un libro de mediados del pasado siglo, pero la historia es muy dinámica y no aburre.

hace 3 meses
8

Mi reseña: https://misgrandespasiones-rosa.blogspot.com.es/2018/01/un-mundo-feliz-aldous-huxley.html

hace 3 meses
8

Novela muy adelantada a su tiempo. Fuertes críticas al consumisno y su vacio emocional. Lo que más me gustó fue que los personajes eran muy humanos cosa que hizo que mi opinión y con quién simpatizara u odiase fuera cambiando a lo largo del libro

hace 5 meses
7

Como puntos negativos me pareció que los personajes principales y algunas escenas importantes quedan diluidos en el ritmo pausado y monótono de la novela. Pero desde luego lo impactante es el propio contexto de la historia. He reflexionado mucho durante y después de su lectura. Una sociedad que elimina lo negativo, lo individual, lo humanamente complejo mental y emocionalmente. Esclavos de su destino y del placer, y genéticamente manipulados y educados para que así sea. Da miedo. Y da miedo encontrar similitudes en la época actual. No puedo más que recomendarlo.

hace 5 meses
8

Intento de traducir francés: "Las utopías aparecen como más asequibles de lo que se pensaba antes. Y ahora nos encontramos con una cuestión mucho más agonizante: ¿Como evitar su realización definitiva? Las utopías son realizables. La vida marcha hacia las utopías. Y tal vez un siglo nuevo comienze ahí, un siglo donde los intelectuales y la clase culta sueñe maneras para evitar las utopías y volver a una sociedad no utópica, menos «perfecta» y más libre". La anterior frase es curiosa porque partimos del hecho de que justamente el círculo intelectual y culto, que sería el de esta época, finalemente dejó para nosotros el "utópico" "mundo feliz", pero en el desarrollo de la obra nos cuestionamos si realmente queremos llegar a ese lineal mundo "perfecto" y "definitivo". Mi única crítica es que me parece que el personaje del «Salvaje» no está completamente moldeado de forma lógica. (No su lógica, sino la de la obra).

hace 6 meses
9

Más reseñas en www.forolibro.com GUSTARÁ: Y mucho, a los que se sienten diferentes en un mundo unidireccional que les empuja a agachar la cabeza y recorrer la manida senda transitada de las muchedumbres. NO GUSTARÁ: A aquellos que lean este imprescindible e imperdible libro únicamente desde la óptica narrativa aventurera sin entrar en las inquietantes reflexiones que lleva en su interior. RESEÑA: Sin tiempo para desarrollar una reseña decente, ya que se nos acaba el año y hay que pasar página (de nuevos e interesantes libros) comentemos, al menos superficialmente, lo que significa esta obra publicada en 1932 (que según varias fuentes es el tercer libro más censurado en todo el mundo). El grado de identificación, anticipación, conocimiento y análisis del autor sobre una sociedad futura que vive mecánicamente bajo los efectos del opio (soma en este caso) es de una brillantez y lucidez indudable. Aldous Huxley pudo componer una fábula terrorífica sobre la alienación humana antes de los tiempos de internet, de la digitalización, de las redes sociales, y del ocaso de los valores tradicionales y familiares, de la educación, de la lectura y de la filosofía. En definitiva, la pérdida de competencias particulares para mayor gloria de gobiernos y corporaciones que mueven los hilos de nuestros destinos y vacían nuestros bolsillos de sueños, emociones y libertades. El control siempre ha sido y será la máxima aspiración de los poderosos. A estas alturas de la historia parece fácil comprobar que solamente hay dos maneras de controlar a una sociedad; por las buenas (Un mundo feliz de Aldous Huxley) o por las malas (1984 de George Orwell). El control a sangre y fuego es muy acertado a corto plazo, la mano de hierro siempre ha quemado aldeas y acuchillado a sus moradores, pero si la masacre se deja a medias, como todos sabemos, luego vienen las venganzas que acabarán por hacer caer antes o después al régimen totalitario. La primera opción, que es la que nos ocupa, necesita más tiempo, mimo y esmero que la segunda, y es a largo plazo cuando obtiene los mejores resultados. En la opcion de Huxley no hay revueltas que sofocar ya que los rebeldes han claudicado a un sistema que creen que es el adecuado, correcto y enriquecedor. Esta es la vía de las sectas y demás grupos de presión que eliminan la individualidad de la persona para tornarla en parte del engranaje del grupo mismo (todo ello apoyado por las drogas en la mayoría de las ocasiones y mediante una persona que se atribuye las competencias de guía espiritual. Muy al estilo de la película La invitación, 2015). Finalmente podría existir un tercer tipo de control o una variante de las dos comentadas, mucho más difícil y complejo de llevar a cabo que las dos anteriores, que sería el del control bajo la mentira absoluta (El show de Truman, 1998 o Matrix, 1999). El desarrollo de esta cuestión espero poder plantearlo en un futuro. Resumiendo. El control “por las buenas” es sin duda el que mejor resultados arroja. Cercenar la libertad del individuo mediante técnicas que consigan que sea el propio sujeto el que acepte dicha situación al encontrarla ventajosa para sí mismo es la clave. Así el individuo cumplirá obedientemente lo que se le reclame para mantener su privilegiado status además de velar por que el resto de los individuos también acepten esta realidad (por ejemplo, aconsejando tomar soma/droga a un compañero a los primeros síntomas de planteamiento de algo complejo o traumático). Más allá de las aventuras que acontecen a los personajes (el impactante inicio con la visita guiada al centro de clonación y acondicionamiento, la secuencia de los sucesos en la reserva india con su correspondiente baño de realidad y, sobre todo, un pasaje que quedará para siempre en la memoria del lector y que tiene que ver con la muerte y la presencia de unos niños) el texto nos ofrece una de las mejores cincuenta páginas finales de la literatura de ciencia-ficción, no tanto por lo original del desenlace sino por las reflexiones que nos regala al lector. Comentarlas aquí sería privar de un gran momento a aquellos que no hayan leído la obra todavía. Por cierto, ¿vives en un mundo feliz?. Si es así, enhorabuena, aunque sería bueno saber si esa felicidad la has adquirido por acudir asiduamente a los centros comerciales, por ver telecaca, por poner morritos en Instagram, o por decir “SÍ” cuando todos dicen sí, y por decir “NO” cuando todos dicen no. Reflexionemos sobre el porqué los poderosos, que no saben ni ser puntuales en sus reuniones y ruedas de prensa, ni votar solitos en el hemiciclo ya que les tienen que indicar si pulsar el botón “rojo” o el “verde“, están capacitados para decirnos a los ciudadanos en qué sentido tenemos que andar por la calle. Efectivamente, en un país al que hay que recordar cada año cómo funciona todo el operativo de las campanadas de Nochevieja, (los cuartos, la bajada del carillón, etc) le queda mucho por andar.

hace 6 meses
8

La historia de nuestras vidas: la dura batalla de la felicidad (ignorancia) contra la belleza (arte) y la verdad (ciencia). Da igual, el 'soma' nos dejará de tonterías.

hace 8 meses
8

Una interesante visión de un posible mundo futuro, donde al final prevalece siempre la esencia humana más que las normas de la sociedad impuesta

hace 8 meses
4

No me interesó desde ninguna perspectiva y me pareció aburrido.El peor libro que eh leído.

hace 10 meses
10

Una maravilla. He reflexionado mucho leyendo este libro

hace 10 meses
8

Una historia que no deja indiferente a quien la lea, sobre todo, porque aborda la moralidad, la existencia humana y el poder jerarquizado de una forma muy bien integrada y con unos personajes que exponen sus respectivos roles con franqueza y credibiidad. Lectura recomendable para quien busque reflexionar sobre las consecuencias de la conciencia humana y social.

hace 11 meses
7

Interesantísimo y buen final, pero demasiado lenta la trama. Le sobran unas cuantas páginas.

hace 1 año
3

debió de ser bueno en su tiempo, en estas fechas ya no impresiona es verdad que al principio envuelve pero a mitad del libro perdí el interés.

hace 1 año
8

hace 1 año
8

El análisis de la sociedad y como imagina el futuro está muy elaborado. Me ha pensar que muestra actual sociedad se encuentra entre ambos mundos que relata el libro. El desarrollo de los personajes está muy logrado y me parece una gran crítica actual, siendo un libro de 1932.

hace 1 año
8

Te hace pensar y mucho

hace 1 año
10

Hay que vivir lo que plantea el escritor para su buena comprención

hace 1 año
7

"Un Mundo Feliz" plantea la idea de una distopía sumamente interesante mezclada con avances tecnológicos y poniendo en juego la moral humana, que puede ser transformada por influencias externas. La forma de pensar de esta sociedad y la manera de expulsión a los distintos nos hace cuestionarnos a nosotros mismo como valor humano. Mi 7 se debe a que el final no es cautivador (lo que decepciona un poco) en comparación con el resto de la lectura.

hace 1 año
9

Libro cien por cien recomendable en los tiempos actuales en los que vivimos, donde el capitalismo salvaje, el dinero, la productividad o las drogas están más que presentes. El libro de Huxley consiste en una distopía la cual, al contrario que otras como "1984" de Orwell, nos muestra cómo se llegaría a una sociedad indeseable si el capitalismo se llevara hasta sus extremos (mientras que Orwell nos dibuja dicha sociedad distópica si el comunismo se aplicase hasta un extremo totalitario). En definitiva, en "Un mundo feliz" se puede apreciar cómo el control social no se ejerce a través de la represión, sino a través de aquello que nos produce placer. En último término, como aspecto negativo, cabría señalar el estilo de escritura de Huxley, el cual no es de mi agrado.

hace 1 año
7

El libro da mucho que pensar sobre los limites a los que puede llegar la humanidad. Lectura recomendable.

hace 1 año