LA HERENCIA DE ESZTER MÁRAI, SÁNDOR

Nota media 6,73 Bueno 32 votos 7 críticas

Resumen

Instalada en la casa que heredó de su padre y con la sola compañía de una pariente anciana, Eszter es una mujer soltera que vive con la placidez y tranquilidad de quien ha logrado adaptarse a lo que la vida le ha deparado. Hasta que un día, inesperadamente, recibe un telegrama de Lajos, viejo amigo de la familia, anunciando su inminente visita. Canalla encantador y sin escrúpulos, cuyas magníficas dotes de actor le confieren un poder de seducción irresistible, Lajos no sólo traicionó a Eszter, sino también destruyó a su familia y les quitó todo lo que poseían, salvo la casa en la que viven y cuyo jardín es su único y escaso medio de subsistencia. Ahora, tras una prolongada ausencia, Lajos regresa y Eszter se prepara para recibirlo conmovida por un torbellino de sentimientos contradictorios. Con la inevitabilidad del destino como eje central de la narración, La herencia de Eszter se desarrolla de una forma totalmente inesperada y paradójica. El vividor y mentiroso Lajos, con su inagotable energía, es un vendaval de vitalidad, alegría y pasión por la vida que sólo por el hecho de existir pone permanentemente en entredicho la aparente solidez de las convenciones morales más arraigadas. Escrita en 1939, tres años antes de El último encuentro, con la misma prosa depurada y precisa que ha admirado a miles de lectores, esta novela es una pequeña joya que merece su lugar entre las mejores obras literarias del siglo.

7 críticas de los lectores

5

Está muy bien escrita, pero los personajes me crispan los nervios: está claro que Lajos viene a aprovecharse de Eszter otra vez, qu elo ha hecho siempre y que nunca va a cambiar... y ella va y se deja. Con esa actitud no se puede ir por la vida, por favor, hay que educar a las hijas para que sepan defenderse de esos abusos, que digan claramante "no, basta ya", y a los hijos, para que no sea unos capullos. Por eso el mensaje no me ha gustado ni un pelo.

hace 9 meses
9

Me encanta cómo escribe Sándor Márai, para mí leerle es siempre una maravilla y este caso no es una excepción. La historia de amor de Eszter es tan conmovedora como irritante, tan incomprensible como lógica. La descripción psicológica de los personajes es perfecta y los diálogos y pensamientos que mantienen son el reflejo de su naturaleza, de su carácter, tan bien expresados que, aunque algunos razonamientos puedan parecerte imposibles, tienes que rendirte a la coherencia de la evolución de la historia. Siempre que me cruce con un libro de Márai, no dudaré en leerlo y disfrutarlo

hace 1 año
9

Una novela triste con unos personajes entrelazados en su propia historia vital, en sus deseos y en esas miserias que cuesta dejar por el camino.

hace 1 año
8

Una narración corta, amarga y lúcida. La protagonista es un personaje desarmado, aniquilado y destrozado por los acontecimientos del pasado que arruinaron su vida. La próxima llegada de su cuñado la hace rememorar ciertos episodios juveniles que la marcaron a fuego, y que la dejaron huellas imposibles de borrar. Este hombre siempre ha sido un timador mentiroso y despreciable que ha jugado con ella, y con todos los miembros de su familia. La fatalidad como destino. El saber lo que va a ocurrir, y el no hacer nada porque sabes que al final no vas a poder evitarlo de ningún modo. Un viaje decadente, tedioso, que te atrapa como una fría y pegajosa telaraña de la que no te pudes soltar. Notable y muy bien escrita.

hace 2 años
8

Excelente el estilo y muy en especial la sensibilidad psicológica con que se describen todos los avatares y tribulaciones de la protagonista.

hace 2 años
7

Novela muy breve, fácil de leer, con una prosa sencilla, directa, con abundantes diálogos que hacen la lectura muy ágil. Muy bien narrado, con una descripción psicológica de los personajes impresionante. Aunque me es difícil entender la actitud de la protagonista y su resolución final, y me rebelo contra ello. Quizá este era el propósito del autor. http://laislaliteraria.forogratis.mobi/t636-la-herencia-de-eszter-sandor-marai

hace 4 años
8

Primera novela que leo de este autor. Me ha resultado interesante, por momentos atrapante dado el análisis psicológico y la profundidad del tema que trata: el destino. Lo recomiendo. Merece citarse el siguiente comentario, que comparto [ portada ] [ reseñas ] [ opinión ] [ artículos ] [ editorial ] [ nosotros ] La herencia de Eszter Sándor Márai Título original: Eszter hagyatéka ¿Qué es el horror? En principio, el terror está ligado a la supervivencia: es una reacción de huida ante la posibilidad de la propia extinción, o al menos ante la certeza de la amenaza del dolor físico. Son las historias que apelan a este tipo de sensaciones las que generalmente caen en el género de terror. Sin embargo, con los años, me siento atraido como lector cada vez más por historias de un terror sustentado en elementos distintos. El terror a la soledad. El terror a desperdiciar la propia vida, o el descubrimiento de que se ha desperdiciado. Personalmente, quizá mi mayor fobia sea ésa: la certeza retrospectiva de la banalidad de mi existencia, la constancia de haber habitado una mentira. Lo peor es que, como todos los terrores que apresan de forma precisa a un individuo, soy consciente de que en algún momento deberé enfrentarme a él, deberé reconocer ante esa realidad mi propia trayectoria. Porque la gran losa de la vida está en saber que lo malo, lo que tememos y buscamos evitar a cada paso -la muerte de nuestros seres queridos, la pérdida de las ilusiones, la decadencia física, la banalidad de un devenir en el que no nos entregamos a los valores que en teoría defendemos-, acaecerá inevitablemente, terminará por atraparnos salvo que escapemos antes a través de la muerte. Este terror al destino no se encuentra con frecuencia en la literatura, que cuando se ocupa de cuestiones así deriva un tanto ramplonamente hacia una angustia vacua, o lo convierte en las preocupaciones superficiales de una cuarentona a la que se le pasan todos los males cuando redescubre el sexo en manos de un vigoroso maromo étnico. Recuerdo haberlo sentido con especial intensidad al leer obras magistrales como El adversario de Emmanuel Carrère, en El extranjero de Camus o en El año del diluvio de Mendoza. Y ahora, en La herencia de Eszter, de Sándor Márai. Espero que este pequeño libro no pase inadvertido para los lectores de género. La novela que redescubrió a Márai al público español, El último encuentro, resultaba interesante: dos ancianos se reencuentran tras décadas de odio separado. Sin embargo, La herencia de Eszter se me antoja una obra de naturaleza superior, pese a dar comienzo con un punto de partida similar: Eszter, una mujer cercana a los cincuenta años, recibe la noticia de que será visitada por Lajos, el único hombre del que ha estado enamorada y al que no ve desde hace más de quince años. Reconozco que estas historias de monomaníacos, de gente absorbida por pasiones más grandes que la vida que les condenan a llevar existencia anodinas, mirando siempre hacia atrás o hacia un difuso punto en el futuro, me cautivan debido a mi propia inconstancia. Pero en pocas ocasiones como en este libro se plasma tan precisamente la tristeza de haber perdido, de saber que cuanto queda por vivir ya no es sino una sombra de la dicha conocida en el pasado. Eszter, acomodada en una vida de digna pobreza junto a la anciana Nunu, lleva décadas esperando la muerte a la vez que sueña con el retorno del amor imposible. Es consciente de los defectos de Lajos, pero asume su sometimiento a la voluntad de éste. Que aparece al fin, en lo que es el otro aspecto potente de la novela. Se trata del problema del carisma. La existencia de personas -no siempre especialmente hermosas o inteligentes- a las que se les tolera todo en virtud de un encanto difícil de clasificar. Lajos es una suerte de fuerza de la naturaleza, un ente dañino al que su egoísmo hace más peligroso que cualquier zombi o vampiro, vestido con trajes anticuados que pretenden disfrazar su decadencia pero le añaden un toque de indefensión, y encantando como a serpientes a todo el entorno de Eszter. Pronto comprenderemos que, como cualquier monstruo memorable de una historia de terror, el hechizo de Lajos es incomprensible, y su fuerza irresistible. Lajos destruirá lo que aún quedaba de Eszter, condenada a culminar su destino. Y ella aceptará todo, porque el momento importante de su vida ya pasó, porque lo ocurrido desde entonces es en realidad una mentira. Son sólo 160 páginas. Pero, como toda la buena literatura, son 160 páginas más grandes que la vida. Todo un prodigio. Julián

hace 4 años