GREEN TOWN (EL VINO DEL ESTÍO. VERANO DEL ADIÓS) BRADBURY, RAY

Nota media 7,75 Muy bueno 8 votos 1 críticas

Resumen

Green Town, la primera obra de Bradbury donde el tema es el pasado y no el futuro, es la novela de la felicidad. En la infancia de Douglas Spaulding, de doce años, Ray Douglas Bradbury descubre su propia infancia y la infancia del mundo americano. El vino del estío En tres meses de 1928, Douglas Spaulding observa, escucha y saborea las sorpresas rituales del verano: el descubrimiento de la vida y la muerte, el último tranvía, la limpieza de las alfombras, la aparición de las hamacas en los porches, la cosecha del vino del estío... pero su verano también está lleno de máquinas extraordinarias y magia misteriosa. Lo fantástico y lo cotidiano se dan la mano en esta deliciosa crónica de un verano visto a través de los ojos de un muchacho de doce años. El verano del adiós En los primeros días de octubre, la guerra llega a Green Town, Illinois. Es el viejo conflicto entre óvenes y mayores. Las fuerzas de Calvin C. Quartermain han declarado una guerra sin tregua a Douglas Spaulding, de trece años, y a sus imberbes compañeros. Mientras, la vida espera para asaltar al joven Spaulding con sus poderosos misterios.

1 críticas de los lectores

6

Es una obra peculiar: una simbiosis entre el libro de relatos y la novela. El lenguaje está lleno de metáforas, fantasía y carácter onírico por momentos. En un estilo lírico, sobresalen las referencias sensitivas con detalladas descripciones olfativas, visuales o de sabores; siendo el marco de las sensaciones la propia Naturaleza. Una narración poética concentrada en varias partes por toda la novela. En un verano hay cabida para una multitud de descubrimientos, buenos y malos, aprendizajes (sobre uno mismo y los demás, sentimientos, experiencias vitales…), deseos y recuerdos, que se sitúan entre la realidad y la ilusión. En un principio los protagonistas son niños, pero, poco a poco, se van sumando en esta amalgama de “cuentos” las vivencias de los adultos, en especial los ancianos del lugar. Unas historias sobre la imaginación de la vida sencilla, la fugacidad del tiempo, las añoranzas, el impulso de vivir el presente con intensidad, y como trasfondo de todo está el eterno binomio vida-muerte. Relatos (o fragmentos narrativos) que son variables en calidad y atención, pero que de una forma global se puede considera una lectura recomendable, con momentos amenos y agradables. De los tres libros que he leído de este autor (“El árbol de las brujas” y “La feria de las tinieblas”) con características comunes: fantasía, aventuras y niños como protagonistas, “El vIno del estío” es, según mi criterio, el mejor del trío.

hace 6 años