FAHRENHEIT 451 BRADBURY, RAY

Nota media 7,64 Muy bueno 1.533 votos 96 críticas

Resumen

Fahrenheit 451: la temperatura a la que el papel se enciende y arde.

Guy Montag es un bombero y el trabajo de un bombero es quemar libros, que están prohibidos porque son causa de discordia y sufrimiento. El Sabueso Mecánico del Departamento de Incendios, armado con una letal inyección hipodérmica, escoltado por helicópteros, está preparado para rastrear a los disidentes que aún conservan y leen libros. Como 1984, de George Orwell, como Un mundo feliz, de Aldous Huxley, Fahrenheit 451 describe una civilización occidental esclavizada por los medios, los tranquilizantes y el conformismo. La visión de Bradbury es asombrosamente profética: pantallas de televisión que ocupan paredes y exhiben folletines interactivos; avenidas donde los coches corren a 150 kilómetros por hora persiguiendo a peatones; una población que no escucha otra cosa que una insípida corriente de música y noticias transmitidas por unos diminutos auriculares insertados en las orejas.

96 críticas de los lectores

10

Apenas me informé sobre la obra más allá de leer la sinopsis y me sorprendió gratamente lo bien que cumplió mis expectativas. Lectura fácil, amena y que engancha desde el primer momento. Recomendable si lo que buscas es un libro que te haga reflexionar; una distopía como pocas, que quizá deba leerse junto a Un Mundo Feliz, 1984 y Rebelión en la Granja. En un mundo donde quienes piensan y quieren escapar de lo mundano son perseguidos por bomberos, a los que poco les importa acabar con la vida de los "herejes del pensamiento", y aquellos cuya inquietud no consiguen doblegar son obligados a vivir al margen de la sociedad y renunciar a todo por el conocimiento.

hace 3 meses
9

Una obra maestra que se adelanta a lo que sucedería después de ser escrita y sigue sucediendo en nuestros días. Una advertencia de una realidad que no queremos ver, pero que está frente a nuestras narices.

hace 8 meses
8

Fahrenheit 451 - Ray Bradbury Editorial Plaza y Janés. Traducción de Alfredo Crespo: Buena. 184 pág. Novela de ciencia ficción clásica de culto, que trata sobre un tema sorprendente muy imaginativo para la fecha en la que se escribió -1953 – La historia nos presenta una sociedad futura donde los libros han sido erradicados y a cambio se ha dotado a los ciudadanos de entretenimientos como grandes paneles de televisión interactiva donde pasan las horas con retransmisiones vacías y son ningún contenido real. El protagonista –Montag- es bombero, los cuales desde hacía bastante tiempo en lugar de apagar fuegos se dedicaban a perseguir a los poseedores de libros y quemar sus casas con los libros dentro. El argumento es impresionante y especialmente para los que consideramos que en los libros se encierran todos los valores, el conocimiento, la belleza y el progreso de la humanidad. Ray Bradbury nos plantea la contraposición de una vida vacía y sin sentido a todas las preguntas que nos hacemos los seres vivos en nuestra existencia y a las que no encontramos respuesta, pero que al cometer el delito de leer un libro comprobamos, como otras personas al igual que nosotros nos muestran sus ideas y su estética, que no estamos solos y que tenemos amigos que nos hablan desde otro tiempo incluso miles de años y otro lugar incluso miles de kilómetros a través de unas simples hojas de papel que tuvieron la ocupación de legarnos a todos. A mí personalmente la forma de escribir de Bradbury me parece pesada, poco descriptiva, confusa en ocasiones y con falta de detalles importantes que tenemos que improvisar, es cierto que se lee rápido y más o menos bien, pero todo lo anterior lo compenso por el contenido excelente de esta obra maestra que recomiendo encarecidamente. Nota: Leí este libro en 1985 y posteriormente he visto en varias ocasiones la famosa película de Truffaut. Ahora acabo de leer de nuevo el libro y quiero hacer constar que la película no se ajusta de ninguna manera al texto de la novela, poniendo de su cosecha y modificando de forma importante partes del argumento de la misma.

hace 11 meses
7

Una de las más famosas distopías (además de 1984 y Un Mundo Feliz) publicadas a día de hoy. Novela donde la divina cultura es arrasada mediante bomberos quemadores de libros y donde solo unos pocos se paran a pensar (como nuestro protagonista Montag).

hace 11 meses
9

Breve pero bien escrita novela sobre un futuro que es ya, en parte, presente. Escrita en 1953, hace 70 años, muchas de las cosas que narra son YA una triste realidad. Y eso hace que sea una lectura, por momentos, apasionante. Da para una segunda lectura, con la que seguro se podrán extraer nuevas conclusiones, una vez se conoce la trama, ya que hay mucha tela que cortar en los pasajes del libro. Muy recomendable para toda persona que sienta que vamos camino de una sociedad cada vez más aborregada, siendo una maravillosa alegoría acerca del capitalismo atroz, de consumo feroz, de la falta de esfuerzo, del querer para ya las cosas, de la huida de cualquier tipo de sufrimiento o malestar, y de confundir felicidad con un estado de adormecimiento mental.

hace 1 año
8

Genial novela sobre un mundo dispótico en el que unos "bomberos" se encargan de quemar los libros que puedan encontrar.

hace 2 años
10

Interesante novela. El drama transcurre con interés continuo, motivando momentos para la reflexión. Lectura recomendada.

hace 2 años
8

Ha sido la primera novela distópica que he leído , me sentí muy atraído por el tema sobre la quema de libros como método de censura . Lo que me ha gustado de esta obra maestra es que mediante diversas escenas se puede reflexionar sobre diversos temas que actualmente tienen mucha relevancia como por ejemplo el uso de drogas , contenido audiovisual en masa(para el control) , censura , indiferencia intelectual y emocional ,etc . El autor se adelanta en el tiempo y accede a nuestro contexto con mucha precisión, eso me logra impresionar demasiado , me hace pensar como un instrumento tan valioso de información , reflexión , entretenimiento , etc como lo son los libros es tan importante para luchar contra la ignorancia , libre pensamiento , etc , .Hay dos escenas que me gustaría mencionar que me han encantado . La primera fue cuando Beatty habla con Montag sobre por que los libros han sido censurados , donde Beatty trata de persuadir a Montag con buena paporreta , y la persecución de Monatg que es mi escena favorita que resume el libro , Montag perseguido por su sueño de libertad y el gobierno manipulando a las masas( con entretenimiento barato) para capturarlo . Bueno contando esos puntos que me gustaron , también quiero referirme a los que no me gustaron . No me gusto la falta de detalles de ese futuro distopico ( ambiente sobre todo) y sobre la trama no me gusto el poco protagonismo de Clarisse McClellan , un personaje que me pareció esperanzador así como Faber , sobre el final me deja ver una esperanza del renacimiento cultural ,un detalle que creo que nos hace soñar con una segunda oportunidad sobre la tierra.

hace 2 años
7

Lo he leído varias veces porque me gustan mucho sus reflexiones, no está a la altura de 1984, que es una distopía muy completa y emocionante, al contrario de Un Mundo Feliz no se centra lo suficiente en cómo se ha llegado a esa situación y faltan muchos detalles sobre el día a día de ese mundo distópico pero como contrapunto a la novela de Huxley su historia es más adictiva y emocionante.

hace 3 años
8

Mi único problema fue que me faltó contexto. Me faltaron detalles. Unos de mis géneros favoritos son las novelas distópicas y este tipo de literatura debe ser rica en detalles, porque sino me pierden, y siento que falló un poco en esto. Por otra parte, si bien queda claro el por qué los libros están prohibidos, esto representa una reflexión aún más profunda, sobre como la ignorancia nos hace más manejables, superficiales, y al no tener discernimiento o capacidad de análisis de las cosas nos convertimos en una masa endeble, que le facilita las cosas a los gobiernos totalitarios. También debo confesar que en más de una ocasión me fue inevitable compararlo con la obra maestra que es 1984. Una de esas fue con el personaje principal, a diferencia de Winston que fue creando una resistencia poco a poco, temeroso, discreto. Montag fue muy impulsivo y torpe, y esto no me permitió generar empatía con él como con Winston. Pero fuera de esos detalles, es un libro que se disfruta y nos hace reflexionar. Mi momento favorito fue el de la persecución ya que fue el único momento en que me sentí 100% dentro del mismo. Lo recomiendo absolutamente, y más si eres una persona que disfruta de este tipo de literatura.

hace 3 años
7

Un mundo distópico, donde se invierte el papel de los bomberos, convirtiéndose en embajadores de la ignorancia creciente de la sociedad, cuya labor es quemar todos los libros existentes. Un clásico de la sociovigilancia.

hace 3 años
6

Bradbury tiene un estilo un poco ostentoso y pasado de moda, Aun así, se lee muy fácil y en los tiempos que vivimos y discurren da mucho que pensar, incluso da hasta miedo: la realidad supera a la ficción.

hace 3 años
7

La falta de conciencia destruye. Lectura cargada de figuras con acertadas reflexiones. En esta novela distópica podemos ver dónde desemboca el camino tomado por una sociedad mediocre, donde los libros y la decencia cultural caen en el ostracismo. Léanla y reflexionen porque podríamos estar reproduciendola.

hace 3 años
6

A mi criterio un libro sobrevalorado, llegué a él por sus buenas críticas, comencé a leerlo con muchas expectativas y no me ha terminado de convencer. El libro trata sobre la censura de pensamiento, entretener a las masas para que no razonen, haciendo foco en la quema de libros. Un tema que da para reflexionar mucho más que un simple cuento corto. Por otro lado no terminé de enamorarme de ninguno de los personajes, ni sentí esa sensación de vacío que solo llega cuando termino de leer un gran libro.

hace 3 años
7

Bradbury consigue transmitir la idea de un mundo que parece haber renunciado de forma voluntaria a cualquier forma de conocimiento. De estilo ágil y narrativa dinámica, el autor solapa la trama principal al desarrollo emocional de su protagonista: Guy Montag, un bombero que acaba convertido en una especie de apátrida y fugitivo de lo que una vez conoció como sociedad y felicidad. En pocas páginas, el autor consigue dibujar a la perfección la idea que quiere transmitir al lector. Los personajes están bien construidos y se aprecia un gran trabajo en el planteamiento de la narrativa. Como punto negativo: en algunos tramos, a la novela le falta potencia para terminar de transmitir aquello que los personajes quieren llevar a cabo. Igualmente, es un clásico de la ciencia ficción distópica. Una trama que convence y transmite. Un grupo de personajes que cumplen con su papel y un escenario de guerra que nos absorberá.  Fahrenheit 451 es un clásico que debe tener hueco en nuestras estanterías. Si buscas ciencia ficción o si te gusta el género de las distopías, aquí encontrarás lo que buscas. Os dejo una reseña más completa en mi blog: http://lajauladeyimbo.blogspot.com/2020/07/fahrenheit-451.html

hace 3 años
7

Otra distopia que me gusto y disfrute,lectura recomendada por la curiosidad del valor que tienen los libros.

hace 4 años
8

De las tres obras distópicas más famosas, y aunque inferior como novela a 1984 y Un mundo feliz, esta es sin duda la que mejor predice el momento presente. Asusta ver cómo se destruye el conocimiento para evitar ofender. Todo un canto de amor a los libros y el conocimiento, obra y gracia del más sensible y humano de los maestros de la ciencia-ficción clásica.

hace 4 años
6

Tres relatos cortos, interesantes pero no me parece q esta sea una obra comparable a 1984 o Un mundo feliz, creo q esta sobrevalorada.

hace 4 años
7

Muy buena historia en un mundo dominado por un Estado que maneja a su pueblo a voluntad y antojo. Dentro de ese pueblo, Montag se cruza con una niña que le abre la cabeza y empieza a querer cambiar todo. El cambio del protagonista a lo largo de la novela es atrapante.

hace 4 años
8

Novela distopica, que ofrece una trama interesante y convincente.

hace 4 años