Resumen

Ese caluroso mes de junio Kostas Jaritos de pronto recibe una terrible noticia: el barco en el que su hija Katerina viajaba a Creta, donde se disponía a disfrutar de unas breves vacaciones con su novio, acaba de ser asaltado por un comando terrorista. La vida de todos los viajeros corre peligro, pero los terroristas callan, ni siquiera han declarado de qué nacionalidad son, qué pretenden hacer con el barco ni qué condiciones piensan exigir a cambio de la vida de los pasajeros. ¿Son islamistas de Al-Qaeda, palestinos, chechenos? En estas, le ordenan investigar el asesinato de un modelo publicitario que trabaja haciendo anuncios para la televisión. El comisario tendrá que mantener toda su sangre fría para lidiar en ambos frentes: el del mundo de la publicidad y el del terrorismo internacional, mientras su vida familiar se ve dramáticamente afectada. Así arranca el título más reciente de la serie policíaca protagonizada por Kostas Jaritos.

1 críticas de los lectores

6

La potencia de la serie de Kostas Jaritos reside más en el ámbito personal y familiar de la familia Jaritos que en el contenido policiaco. Y esta entrega de la serie, ya la número 4, aprovecha Markaris esta potencia. Katerina es secuestrada en las primeras páginas, y este cautiverio marcará toda la novela, con Adrianí, la esposa de Járitos, desplegando una presencia importante. Siguen presente el caos de Atenas, la corrupción institucional, y una creciente denuncia a la crispación política y social que anticipa los convulsos avatares políticos griegos que se sucederán en los años siguientes en Grecia. En la media de las obras de Járitos, recomendable para quien haya leído las anteriores entregas. https://solidosyamorfos.wordpress.com/2020/10/24/el-accionista-mayoritario-2/

hace 1 año