LA ESTEPA INFINITA HAUTZIG, ESTHER

Nota media 6,6 Bueno 10 votos 5 críticas

Resumen

El enternecedor y laureado relato autobiográfico de Esther Hautzig se ha convertido en un auténtico clásico leído por sucesivas generaciones en Estados Unidos y Europa. Publicado hace casi cuarenta años y traducido ahora por primera vez al castellano, narra la historia de Esther y su familia, quienes a principios de la Segunda Guerra Mundial fueron deportados a Siberia, donde hubieron de permanecer cinco años. Arrestados en su casa de Vilna, Polonia, Esther, sus padres y su abuela son encerrados en vagones de ganado y enviados a un penoso viaje cuyo destino desconocen. Tras seis largas semanas, el tren se detiene en Rubtsovsk, una remota localidad de la inmensa estepa siberiana. Siberia es el final del mundo, el sitio elegido por los soviéticos para castigar a los delincuentes comunes y a los disidentes políticos. Confinados en aquel agreste lugar, sólo la fuerza y el ingenio les permitirá no sucumbir y sobreponerse a las condiciones más adversas. Elogiada por el contagioso optimismo con que la joven Esther recuerda su terrible peripecia, la obra fue nominada al Nacional Book Award en 1969 y recibió numerosos premios, entre ellos el Lewis Carroll Shelf Award, Jane Adams Children's Book Award, o el Prix du Livre pour la Jeunesse de la Fondation de France, en 1987.

5 críticas de los lectores

3

Sin duda muy válido el testimonio de los hechos pero la manera en que la autora lo narra me ha resultado aburrida y no ha logrado despertar mi interés .

hace 6 meses
8

Novela autobiográfica sobre la vida de una adolescente polaca que es deportada a Siberia. Su estilo narrativo es sencillo y atrae a la lectura. Parece mentira que la gente pudiera sobrevivir en condiciones tan míseras e infrahumanas. Un buen entretenimiento para un día de espesa lluvia.

hace 3 años
9

Esther una niña de 10 años es deportada desde Vilma, Polonia junto con sus padres y su abuela en unos trenes de ganado en condiciones infrahumanas a la Estepa Siberiana, y ahí paso 5 años de exilio donde tuvo que luchar contra el hambre, el frío y la escasez que conlleva una guerra. Grandioso relato que me recuerda a Entré tonos de gris. Me encanto.

hace 5 años
7

La autora, de origen polaco, tenía 10 años en 1941 cuando fue detenida por soldados rusos y posteriormente deportada a Siberia en un vagón de ganado, junto a sus padres y su abuela, acusados de capitalistas (“enemigos del pueblo”). En el libro, narrado en primera persona, describe los cinco años que pasó en Rubtsovsk, en la estepa siberiana, primero en un campo de trabajo y posteriormente malviviendo en el pueblo. La narración es sencilla y no se recrea en las penalidades y miserias que sufrió junto a su familia, sino que muestra la gran capacidad de adaptación, en especial de ella como niña, a las circunstancias y al lugar que le tocó vivir. Me ha gustado su lectura y me parece un testimonio real muy interesante sobre una parte de la historia no tan conocida.

hace 6 años
7

Es un libro de corte autobiográfico en el que la autora nos describe su odisea infantil y particular en la Siberia de la Segunda Guerra Mundial. Es el testimonio de los judíos polacos deportados y sus penalidades en un territorio extraño. Las experiencias por las que pasó Esther, que fue deportada junto con su familia –padre, madre y abuela paterna-, le obligaron a crecer y afrontar la vida cuando tan sólo contaba entre 11 y 15 años. No sobresale en el modo que está escrito, pero el testimonio, que fue escrito años más tarde (1968), no deja de ser un ejemplo de realismo y supervivencia en un medio en el que la falta de comida y, por ende, el hambre asediaba continuamente –de hecho escaseaban todo tipo de artículos de primera necesidad, mientras Rusia se mantenía en guerra con Alemania-. Aún con todo, si algo se puede destacar de la historia es la voluntad de la autora de no recrearse en exceso en la penalidad, sino más bien mostrar su carácter más optimista, auténtico y corriente de su día a día en la estepa rusa.

hace 6 años