Resumen

En este libro todo es extraordinario, empezando por su historia. Escrito a principios de los años 60, el autor no pudo conseguir que se editara; creyéndose un escritor frustrado se suicidó en 1969, a los 32 años. Su madre siguió intentando infatigablemente su publicación, lo que no consiguió hasta 1980 (cuando ella tenía 79 años), gracias al apoyo del gran novelista Walker Percy, y tan sólo en una editorial universitaria de Louisiana, cosa en principio muy poco prometedora para una consagración literaria. Y, sin embargo, el libro alcanzó en pocos meses un éxito inmenso, coronado en 1981 con el premio Pulitzer y con la crítica más entusiasta y unánime aparecida en muchos años. Su autor ha sido comparado a Cervantes, Fielding, Swift, Rabelais, Dickens... Resulta imposible resumir la trama picaresca y siempre sorprendente de esta obra, ambientada en Nueva Orleans y sus bajos fondos. Su figura central es uno de los personajes más memorables de la literatura norteamericana: Ignatius Reilly –una mezcla de Oliver Hardy delirante, Don Quijote adiposo y Tomás de Aquino perverso, reunidos en una persona–, que vive a los 30 años con su estrafalaria madre, ocupado en escribir una extensa y demoledora denuncia contra nuestro siglo, tan carente de «teología y geometría» como de «decencia y buen gusto»; un alegato desquiciado contra una sociedad desquiciada. Por una inesperada necesidad de dinero, se ve «catapultado en la fiebre de la existencia contemporánea» embarcándose en empleos y empresas de lo más disparatado. Los personajes secundarios son tan exóticos (y neuróticos) como los de una película de los Marx Brothers: Darlene la stripteaseuse de la cacatúa; Burma Jones, el quisquilloso portero negro del cabaret Noche de Alegría, regentado por la rapaz Lana Lee, quien completa sus ingresos como modelo de fotos porno; el patrullero Mancuso, el policía más incompetente de la ciudad; Myrna Minkoff, la estudiante contestataria, amiga de Ignatius; Dorian Greene, un líder de la comunidad gay; la desternillante octogenaria Miss Trixie, siempre enfurecida porque no le dan la jubilación... y tantos otros personajes inolvidables.

93 críticas de los lectores

10

Siempre vuelvo a leer fragmentos de esta obra increíble. Este es el tipo de libro que te hace reír a carcajadas en los lugares menos adecuados y la gente se te queda mirando, Ignatius es tosco, inteligente, inoportuno y sus ideas ocurrentes se superan entre ellas mismas, y todo esto sucede en una ciudad tan extravagante como NOLA!

hace 4 semanas
8

Este libro es único. Subrealismo protagonizado por uno de los mejores antihéroes de la historia. Confección de personajes y de situaciones geniales y risas garantizadas.

hace 2 meses
3

Es el único libro que, no sé porqué, no he podido terminar. Lo he intentado tres veces. Lo he dado por imposible. La único que se me ocurre pensar es que definitivamente no hay química entre él y yo. Una pena.

hace 3 meses
9

Uno de los libros con los que mas me he reido....supongo que por que encaja con el tipo de humor que me gusta. Todo un derroche del absurdo mezclado con drama social que hacen que la conjura sea un libro unico del que no olvidaras nunca a su protagonista Ignatius Reilly.

hace 3 meses
4

Creo que soy uno de los pocos a los que este libro no le ha hecho gracia. Diría que simplemente, no es mi humor. Es un libro repleto de personajes marginales, cuyo carisma se basa precisamente en eso. Si esa marginalidad en concreto no te provoca más que indiferencia y una ligera repulsión, la historia basada en esas bases te producirá lo mismo. Ignatius es un ser medieval, pedante, vago y asqueroso, y se supone que de lo ridículo que es debería ser gracioso... Pues yo me he quedado solo con la parte ridícula, lo siento. Y si un libro cuyo mayor valor es el humor, no te hace ninguna gracia, es difícil ser imparcial. Me encantan novelas como "guía del autoestopista galáctico" que cuentan con un humor mucho más absurdo, en mi opinión, pero que me parece más sofisticado y ligero. En esta obra, en cambio, por cada improperio del protagonista (que para mí tiene más valor como crítica social que como comedia), tienes que aguantar el propio desarrollo de un personaje que cansa hasta al lector. Le pongo un 4 por consideración, porque el humor es muy subjetivo.

hace 4 meses
10

Hace que humor y lo absurdo sea interesante.

hace 5 meses
7

Al principio me enganchó. Me leí las primeras 200 páginas del tirón . Luego se ralentizó y se hizo insoportable. Terminé de leerlo con mucho esfuerzo. Es una tragicomedia extraña, perturbadora. No lo recomiendo para pasar el rato. Exige concentración.

hace 6 meses
6

Entretenido. Algunos comparan a Ignatius con Don Quijote, creo que exageran un poco, Ignatius esta más chalado. No es literatura y está sobrevalorado. Lo mejor, los eructos del protagonista.

hace 1 año
6

Un libro que no considero imprescindible de leer. Se hace un poco pesado y a pesar de ser divertido a ratos, el humor está muy anticuado. Lo más divertido la trama de la Cruzada por la Dignidad Mora. El personaje Iganatius es muy original y patético.

hace 1 año
8

Un libro de merecida lectura con el gran punto de interés sobre su protagonista. Un Ignatius que con total seguridad, es uno de los personajes más extraños y estrafalarios que se encuentran en la literatura. Su otro punto fuerte es la prosa que emplea, llena de momentos de sorpresa, lucidez y genialidad.

hace 1 año
9

Me reí muchísimo con este libro

hace 1 año
8

Hilarante en muchos momentos. Gran personaje el de Ignatius, en ocasiones me ha recordado a Torrente (sin ser santo de mi devoción). La trama entre éste y su madre es sobresaliente.

hace 1 año
9

No es infrecuente que las novelas de tintes cómicos se centren en hacer reír al lector a expensas de descuidar la trama. No es el caso, sin embargo, de La conjura de los necios. A diferencia de otras, esta es una novela cuyo argumento no es en absoluto simple, pues de un punto común nacen varias tramas secundarias, que se irán desarrollando paralelamente a las aventuras de Ignatius, ese protagonista inaguantable, embrollador y victimista con el que por razones desconocidas uno acaba empatizando. Tramas secundarias, decíamos antes del inciso, que acaban uniéndose en un desenlace digno de una gran novela. Y es que, aunque con la intención de hacer reír, la de Toole es una gran novela; no solo por su estructura, también por sus personajes (no solo Ignatius). Personajes secundarios pero memorables, muy diferentes entre sí pero divertidos todos ellos, y que constituyen otro de los motivos por los que esta novela aventaja a otras obras cómicas. Es por eso, tal y como se pone en relieve en el prólogo escrito por Walter Percy, que no estamos ante una mera comedia. Sería más justo definirla como una gran novela en clave de humor y un trasfondo difícil de definir, pero que emociona tanto como novelas más solemnes. En efecto, desconozco el qué, pero hay algo que convierte en indispensable esta novela tan original. Seguramente cada uno encuentre sus propios motivos.

hace 1 año
7

El término FRIKI se empleaba en Estados Unidos para referirse a las personas que tenían alguna malformación o anomalía física. Sin embargo en España, que empezó a usarse a primeros de este siglo, se utiliza para denominar a toda persona que consideramos extravagante en grado sumo. Pues bien este preámbulo me sirve para indicar que el libro trata sobre un FRIKI (Ignatius Reilly) en clave de humor. En España hemos tenido y seguimos teniendo un montón de frikis, Carmen de Mairena, La Bruja Lola, El Cuñao, Carlos Jesús, y así podríamos estar un día entero y no pararíamos. Todos ellos, y también Ignatius Reilly, se caracterizan por ser unos personajes extrafalarios en sus formas de hablar, vestir, comportarse, pensar,… es decir son tipos raros. Y también les une otra característica, que a todos los que nos consideramos “normales” estos tipos tan peculiares nos hacen reÍr. Dicen que La conjura de los necios es un libro que, o gusta mucho o no gusta nada. Yo no estoy de acuerdo. A mí personalmente hubo pasajes donde me lo pasé fenomenal con su lectura y otros no tanto. Tiene momentos delirantes, con unas situaciones increíbles que te llevan a la sonrisa sino a la carcajada, y por el contrario tiene otros momentos más anodinos. Los libros póstumos suelen tener, en muchas ocasiones, un mayor reconocimiento que el que hubieran tenido en vida del autor. No sé si será el caso, pero no deja de ser sorprendente que en vida de John Kennedy Tool hubo varias editoriales que rechazaran su publicación. ¿Hubieran tenido el mismo éxito, caso de vivir sus autores cuando se publicaron, El diario de Ana Frank, La suite francesa y La conjura de los necios?

hace 1 año
8

Un libro muy entretenido, de mis favoritos.

hace 1 año
6

El personaje de Ignatius es el centro de toda la obra. A veces va de victima,fanfarron,idelista según convenga,despota;todas estas cualidades están concentradas en el.No me resulto tan entretenido como esperaba.

hace 1 año
10

De los mejores libros que he leido en la vida. Uno de los pocos que he releido varias veces. Inolvidable Ignatius.

hace 1 año
6

Al principio, el libro me ha gustado por las ocurrencias del personaje principal, que de lo ruin, usurero, miserable , culto y pedante que es, resulta gracioso. Pero, una vez pasada la sorpresa de conocer a dicho personaje, el libro no me ha entretenido. La mayoría o todos los personajes que salen en el libro, son unos necios, tal y como indica el titulo, en consecuencia sus conversaciones son totalmente insulsas y tediosas. Me costo terminar el libro, aunque, no tenga muchas paginas.

hace 1 año
7

Un libro diferente, por momentos se hace difícil de terminar sobretodo por la época en que se escribió y por ciertas situaciones un poco ridículas, pero gracias a que el autor se suicidio justo con la edad que tenía el personaje principal del libro y por supuesto al personaje de Ignatius sobre el que gira toda trama, se te queda un buen sabor de boca cuando lo terminas.

hace 2 años
9

Me encantó.Lo leí tambien hace casi 20 años y me pareció hilarante y muy realista tanto en situaciones como en describir el ambiente en el que se movía Ignatius.Coincido con Gilgamex en que te quedas con un sabor agridulce,como de pena.También me impactó su "Biblia de Neón", atribuída al mismo autor(aunque me escamó la historia de que su familia encontró su manuscrito en un viejo baul. En cuanto al rechazo de algunos lectores,hay que entender la época en que se publica...Lo que hace 20 años te pareció novedoso,original,atrevido,etc...hoy en día,obviamente,no parecen lo mismo.No entiendo la manía que tienen las editoriales en sacar al mercado un libro que ha tenido exito en su momento,en múltiples versiones diferentes y engañosas libro bolsillo,precio especial verano,pack de regalo,etc...eso hace confundir mucho al posible lector.No es lo mismo la fecha de edicion que la fecha en la que lo escribió el autor y se lanzó por primera vez.Yo aconsejo mirar en la primera página interior la fecha de copyright...Mas de una vez he comprado un libro creyendo que es reciente,y al cabo de tres o cuatro paginas caer en la cuenta de que ya lo había leído hace años....por supuesto,con otra portada y otra contraportada.

hace 2 años