PEPITA JIMENEZ VALERA, JUAN

Nota media 6,79 Bueno 77 votos 5 críticas

Resumen

D. Luis ha sido educado con su tío, ha seguido los impulsos de una vocación religiosa y está a punto de ser ordenado sacerdote. Antes, pasa unos días con su padre en el pueblo y frecuenta en tertulias a una viudida que, a su vez, es cortejada por su padre.

5 críticas de los lectores

5

Novela hasta cierto punto precursora de obras tan importantes como La Regenta. Escrita con un vocabulario y un estilo que a mí modo de ver raya lo pedante, y con una extensión que no por breve adolece de un exceso de páginas, al insistir permanentemente en la misma idea sobre la inconveniencia del amor de un seminarista cercano a la ordenación con una viuda joven, en la España rural del siglo XIX. Entre sus virtudes, que a ratos mantiene la tensión, así como los distintos estilos (primera/tercera persona) en las dos partes diferenciadas de la obra

hace 5 meses
7

Descripciones del paisaje andaluz impresionante. Hacía tiempo que un libro no me hacía verdaderamente imaginar que estaba respirando ese aire.

hace 6 años
7

Me ha gustado leerlo. Preciosas las descripciones de la naturaleza. Y aunque al principio me costó un poco conectar con el personaje y sus conflictos religiosos, por el estilo erudito de las cartas, poco a poco te vas metiendo en la evolución del protagonista y descubres una bella historia donde triunfa el amor romántico por encima de otras prioridades sociales. Recomendable. http://klaruchaklerr.wordpress.com/2012/03/24/pepita-jimenez-juan-valera/

hace 11 años
10

Me parece un obra excelente y de lo más novedoso.La forma de escribir en tipo de cartas es divertidísima y creativa. La verdad es que la primera parte es un poco repetitiva porque Luis de Vargas no para de contarle a su tio que está perdiéndose un poco y le cuenta como poco a poco va enamorándose de la que en primer lugar iba a ser la esposa de su padre, Pepita Jiménez. El no saber en que decantarse es la importancia de la obra en la que introduce al personaje Conde Genazahar, que hace recapacitar a Luis, y al final decide elegir por Pepita. Estupenda es la obra.Aunque el final es un poco predecible es EXCELENTE¡¡

hace 13 años
8

Luis de Vargas, seminarista con poca vocación, se enamora de Pepita Jiménez. La primera parte de la novela está escrita en forma epistolar: las cartas que Luis escribe a su tío y director espiritual, en ellas vamos viendo crecer su pasión amorosa. La segunda parte es un relato en que el tío, Deán de la catedral, completa las cartas contando el rendimiento de Luis.

hace 15 años