Immerse in Debank’s crypto platform, delivering cutting-edge insights into the market. Analyze data, track assets, and make informed decisions effortlessly with Debank rabby wallet phantom wallet martianwallet login

EL RUMOR DE LA CARACOLA (Trilogía del Fuego 2) LARK, SARAH

Nota media 6,7 Bueno 10 votos 1 críticas

Resumen

Llanuras de Canterbury, 1853. Rat Station ha visto crecer a una nueva generación: Cat e Ida están orgullosos de sus maravillosas hijas, Carol y Linda. Pero los vecinos no pueden evitar sentir envidia ante una familia tan bien avenida. De repente, como si fuera un terrible golpe del destino, la granja corre peligro y pone en riesgo el futuro de sus moradores. Desde la plaza del poblado llegan gritos y el sonido de una caracola. Es una señal de ataque… Esta vez la belleza de Nueva Zelanda deberá lidiar con un capítulo dramático en la historia de los maoríes.

1 críticas de los lectores

7

Es una obra entretenida, muy bien ambientada en un contexto histórico que respeta sin que los personajes ficticios alteren el transcurso del mismo. Al principio la acumulación de personajes y las relaciones entre ellos hacen un tanto compleja la lectura. Tampoco ayuda la excesiva proliferación de términos maoríes, está bien introducir algunos, ya que se emplean a lo largo de toda lo obra y llegan a ser imprescindibles, pero en varios momentos su uso es abusivo y solo dificulta la lectura. Sorprende el sadismo con que parece disfrutar la autora describiendo las salvajes violaciones que los maoríes infringen a la adolescente protagonista, hasta provocarle un complejo trauma psicológico. Algo totalmente innecesario, ya que no tiene nada de histórico y no resulta realmente creíble, con lo que es un elemento que daña el conjunto de la obra y le resta valor. Imagino que la autora busca lo que todos los escritores del momento, una buena dosis de morbo y de sensacionalismo para vender más. Una pena. El maniqueísmo campa a sus anchas con un par de personajes malvados, típicos también de la novela actual. El final, en el que todo se reconduce y absolutamente todos los protagonistas acaban felices y comiendo perdices y los malos son castigados es un tanto ridículo por su exagerado buenismo. En fin, salvo esos defectos aludidos, es una obra interesante y amena que da a conocer un período de la historia de Nueva Zelanda, de mediados del siglo XIX.

hace 9 meses