Resumen

El inspector Bermejo, un policía de vuelta de todo que no pasa por su mejor momento, es requerido por sus superiores para investigar el posible secuestro de una pareja de jóvenes, desaparecidos tras una excursión de fin de semana. Bermejo tendrá que hacer de tripas corazón para involucrarse en un caso en el que, para colmo, estará acompañado por un bisoño guardia civil, el sargento Roncero. La investigación les hará recorrer increíbles derroteros, hasta averiguar muy a su pesar que se hallan tras la huella de un calculador asesino en serie. Los crímenes se suceden uno tras otro en diferentes zonas del país, encontrándose con unos impactantes escenarios donde el psicópata les deja macabras pistas en los cadáveres al preparar sus sorprendentes recreaciones. Sólo el razonamiento lógico de Roncero, psicólogo de carrera, podrá entrever entonces el verdadero reto que el asesino les plantea en un duelo entre mentes privilegiadas. Todos los medios son pocos si pretenden acabar con el salvaje ritual de muerte y destrucción, atrapando al monstruo antes de que cumpla su amenaza: terminar su maléfica serie de asesinatos buscando cerrar su particular círculo. "El color de la maldad" es un inquietante thriller policíaco donde el eterno combate entre el bien y el mal sumirá al lector en una intensa vorágine que no podrá abandonar hasta el inesperado desenlace final.

1 críticas de los lectores

8

El color de la maldad es un título muy sugerente, ¿verdad? ¿Qué color creéis que tiene? Podría ser el color negro que predomina en la portada o el rojo de la sangre, porque un buen thriller sin crímenes es un sinsentido. El libro está protagonizado por el inspector Bermejo, un policía veterano que no atraviesa un buen momento personal, y el sargento Roncero, un guardia civil novato. Ambos, sin quererlo, se ven envueltos en la investigación de la misteriosa desaparición de una pareja de jóvenes. Un caso ya de por sí complicado, por la ausencia de pistas, que se convierte en un infierno cuando el posible secuestro se convierte en el primer crimen de un asesino en serie que los mantendrá en jaque con su brutalidad y los extraños mensajes que ocultan sus macabras matanzas. La novela trata otros temas: viejos amores, complejos de juventud, las tensas relaciones que a veces se dan entre la policía y la guardia civil y el controvertido papel de los medios de comunicación en las investigaciones policiales. Toda cara tiene su cruz y el autor nos mostrará ambas a lo largo de la novela. Me ha gustado especialmente la pareja formada por Bermejo y Roncero. Pese a pertenecer a diferentes cuerpos de seguridad, forman un gran equipo. Bermejo es un perro viejo que conoce como se mueven los hilos en las altas esferas y Roncero es un joven muy inteligente que gracias a sus amplios conocimientos en el campo de la psicología conseguirá desentrañar esos extraños mensajes que aparecen en los escenarios del crimen. El ritmo narrativo es frenético. En capítulos alternos, vamos siguiendo dos carreras contrarreloj: la de los investigadores por evitar que haya más crímenes y la del propio asesino por ejecutar su plan lo antes posible para conseguir su ansiado objetivo. Si os gustan los buenos thrillers, arriesgaros a conocer “El color de la maldad”. Que sobreviváis o no, ya dependerá de vuestra suerte.

hace 4 años