Nota media 8,5 Muy bueno 2 votos 1 críticas

Resumen

Loxandra—una mujer de carácter, indiscreta y rezongona, pero también protectora, generosa y tierna—vive en la bulliciosa y extraordinaria Constantinopla finisecular, cohabitada por griegos, turcos y muchas otras etnias. Trasunto de las heroínas que pueblan las comedias clásicas, Loxandra no sólo lleva las riendas de su propia vida sino que es también el alma de su familia, con la ayuda, claro está, de la virgen de Baluklí. Y así, los matrimonios, los duelos, las tristes despedidas en el puerto de la ciudad, los alegres y sabrosos festines de reencuentro o las mudanzas marcan el ritmo de su vida. Crónica de una familia y de una ciudad, esta vitalista y hermosa novela de Maria Iordanidou—inspirada en la vida de su abuela—nos transporta a una ciudad dominada por la música, los sabores y los colores, y evoca la frágil felicidad que truncó la guerra.

1 críticas de los lectores

Loxandra es una mujer enérgica, decidida, familiar, fisgona, llena de vida. A veces contradictoria, y siempre llena de particularidades. Pero, sobre todo, maestra en la búsqueda de la felicidad en las pequeñas cosas. Y es que Loxandra vive en la Constantinopla de finales de XIX, una ciudad llena de contrastes, colores y fragancias.
María Iordanidu escribió “Loxandra”, su primera novela, cuando tenía sesenta y cinco años. Esta obra, que es toda una referencia para los lectores griegos, está inspirada en su propia abuela. Adentrarse en las páginas de “Loxandra” te acerca a la maravillosa y diversa cultura de la Constantinopla de finales del siglo XIX. Una Constantinopla llena de diferencias pero fascinante.
La prosa de Iordanidu es una delicia. Está llena de matices y desprende un gran cariño y celo. La autora se adentra en la atmósfera familiar con gran habilidad, haciéndonos partícipes de las preocupaciones y anhelos de Loxandra y de los suyos. Absolutamente recomendable. (Ana Rayas, 8 de octubre de 2018).

hace 1 semana