LA NOCHE QUE NO PARÓ DE LLOVER CASTAÑÓN, LAURA

Nota media 6 Bueno 1 voto 2 críticas
  • GéneroNarrativa
  • EditorialDESTINO
  • Año de edición2017
  • ISBN9788423352333
  • ISBN digital9788423352401
  • Idioma Español

Resumen

Valeria Santaclara necesita reunir la fuerza necesaria para abrir un sobre cerrado que está en su poder desde hace años y en cuyo exterior alguien ha escrito «El perdón». Para ello, y no por casualidad, acude a la consulta de la psicóloga Laia Vallverdú, quien a través de las sesiones de terapia la ayudará a recomponer el puzle de su existencia desde la infancia acomodada en el Gijón burgués de finales de los años 20, la relación conflictiva con su hermana, las circunstancias históricas de un tiempo convulso, y la culpa que vive en el fondo de su ser y cuya naturaleza última no es capaz de confesarse. La noche que no paró de llover explora desde una triple vertiente los mecanismos del mal: el infligido de forma deliberada, el que jamás imaginaríamos haber causado y el que creímos ocasionar y que no fue tal. A través de la historia de Valeria Santaclara y de las vidas que se cruzan en ella, se van trenzando los destinos de todos los personajes, con el poder de la palabra como elemento redentor, y con la ciudad de Gijón como telón de fondo. Una novela sobre el mal, la culpa y la redención, y sus efectos sobre la vida de unos personajes náufragos en su propia memoria, en el marco histórico de los últimos cien años.

2 críticas de los lectores

Laura Castañón consigue entrelazar a la perfección las vidas e historias de varias mujeres totalmente diferentes entre sí, con pasados amargos, presentes llenos de dudas y futuros esperanzadores.
En La noche que no paró de llover nos unimos a las vidas de nuestras protagonistas desde el momento del traslado de Laia Vallverdú, psicóloga de origen catalán, a Gijón donde dará comienzo y formalidad a su relación junto a Emma.
A Emma la conoceremos a través de sus propios diarios, donde nos mostrará su lado más humano, sus miedos e inseguridades, con toques de humor e ironías nos relatará su día a día, su amor y relación con Laia y sus deseos.
Otro pilar de la historia será Feli una de las trabajadoras de la residencia de ancianos, ella se encarga de la limpieza y mantenimiento de la habitación de "La Marquesa".
Feli es una joven con un pasado marcado, triste y oscuro. Anhela ser algún día una buena escritora para ello busca inspiración e intenta superarse entre los objetos que almacena Valeria, con tanta riqueza acumulada Feli sueña, sueña para olvidar y para no afrontar la triste realidad.
Tantos cambios traen a Laia de cabeza ya no solo por el cambio de sus costumbres y rutinas sino también por la dificultad que supone arrancar como profesional en un sitio desconocido. Para sobrellevar la situación se centra en lo primordial en esos momentos, poner en marcha su gabinete de psicología.
Todo transcurre lentamente hasta que un día conoce a Valeria Santamaría, quien será su primera paciente formal.
Valeria, apodada "La marquesa" es una solitaria octogenaria que vive en una residencia rodeada de todo tipo de lujos materiales. Decide asistir al gabinete de Laia cada martes con la intención no solo de hablar y desahogarse con alguien sino también para reunir las fuerzas suficientes para abrir una carta que recibió de su hermana y que la acompaña desde hace más de dieciocho años. Valeria va desgranando su vida entre historias de la guerra civil, la triste relación llena de celos y envidias para y hacia su hermana Gadea, algunas muertes trágicas e inexplicables ... reconstruyendo su pasado, que se remonta a la Segunda República justo en ese mismo gabinete situado en la plaza de Gijón que por aquellos años era su casa.
Laura Castañón nos ofrece una novela muy viva, fresca, emotiva, con la que deleitar y poner a prueba todos nuestros sentimientos. Acompañada de ese halo que deja la lluvia tras la ventana, que se lee de forma pausada, reflexiva y cargada de sentimientos. La carga emocional de nuestras protagonistas son como una pesada mochila llevada a nuestra espalda, donde la carga está compuesta de nuestros miedos, inseguridades, con esa cobardía que no nos deja perdonar ni perdonarnos, siempre con el peso de la culpa. Y todo ello nos frena a la hora de cumplir nuestros objetivos, nuestros deseos, nos paraliza en nuestro camino, y aunque parezca imposible cuando nos despojamos de todos los prejuicios y vamos aligerando ese equipaje vemos la vida de multitud de colores, nos sentimos fuertes y más osados, avanzamos hacia adelante buscando nuevos retos y nuevas ilusiones por las que disfrutar, como le pasa a Valeria, a Emma, a Laia, a Feli ... (Esther Recio, 8 de mayo de 2018)

hace 6 meses

Una novela para disfrutar tranquilamente, pausada, emotiva, tierna, fresca, ...

hace 6 meses