TU ROSTRO MAÑANA MARÍAS, JAVIER

Nota media 8,09 Muy bueno 44 votos 2 críticas
  • GéneroNarrativa
  • EditorialALFAGUARA
  • Año de edición2023
  • ISBN9788420477640
  • ISBN digital9788420408675
  • Idioma Español

Resumen

Publicada originalmente en tres entregas (Fiebre y lanza, 2002; Baile y sueño, 2004; Veneno y sombra y adiós, 2007), se ofrece ahora Tu rostro mañana, la obra cumbre de Javier Marías, como lo que en realidad es: una sola, grandiosa y monumental novela, que la crítica extranjera ya ha saludado como una de las cimas literarias de nuestro tiempo. El narrador protagonista, Jacques o Jaime o Jacobo Deza, conoce los inesperados rostros de quienes lo rodean y también el suyo propio, y descubrirá que, bajo el mundo más o menos apaciguado en que vivimos los occidentales, siempre late una necesidad de traición y violencia que se nos inocula como un veneno. Una historia que es mucho más que una historia apasionante, contada con la maestría de uno de los mejores novelistas contemporáneos, tal vez el más profundo y arriesgado.

2 críticas de los lectores

6

He leído la primera parte de esta novela para conocer la escritura del recientemente fallecido Javier Marías, ya que está considerado uno de los mejores escritores actuales. Como narrativa debo decir que es excelente, pero no creo acertada mi elección de esta novela para iniciarse en el autor. Realmente no hay hechos o acontecimientos en la novela. Ocurre prácticamente alrededor de tres personajes, el protagonista Jacobo y dos colegas ingleses que le encomiendan un trabajo particular: observar a las personas y sacar conclusiones sobre ellas. Aunque realmente el libro habla de las guerras, la civil española y la Segunda Guerra Mundial. El protagonista habla también de su familia y del papel en estos conflictos, además del revolucionario Andrés Nin. Es histórica e introspectiva. Muy buena narrativa y buen libro, si te atrae la temática

hace 4 meses
9

Yo pensaba que era suficiente resolver un complejo problema matemático para sentirse inteligente pero descubrí que rastrear ideas sencillas y complejas en un texto ocioso como este es un desafío aún mayor. Prácticamente hay que estar alerta en cada frase para hacer seguimiento a la narración y el tema puede cambiar en cada página.

hace 6 años