Resumen

Entre 1902 y 1905 Ramón del Valle-Inclán publicó sus cuatro Sonatas, que narran fragmentos de la vida del extravagante Marqués de Bradomín, una especie de Don Juan feo, católico y sentimental. Cada una de ellas se centra en una estación —Primavera, Estío, Otoño e Invierno—, en clara alegoría a la edad del protagonista, un ser cuya única moral reside en la estética y que se encuentra constantemente perturbado por la pulsión sexual. Incluidas en la lista de las cien mejores novelas del siglo xx, se desarrollan en escenarios exóticos como Italia y México, o en tierras españolas como Galicia y la Navarra carlista. Perversas, provocadoras, políticamente incorrectas, siempre inquietantes, han sido ilustradas en esta ocasión por el pintor Víctor López-Rúa. El texto ha sido meticulosamente fijado por Luis Alberto de Cuenca a partir de la última edición de las Sonatas corregida en vida (1933) por su autor.

2 críticas de los lectores

10

COMPENSANDO SU SOFISTICADA INTERTEXTUALIDAD LA INSUFICIENCIA ESTÉTICA DEL REALISMO, CON MANEJO MAESTRO DE LA PROSA, RÍTMICA Y HENCHIDA DE EFECTOS SENSORIALES, PARODIA TODOS LOS TÓPICOS DEL SIMBOLISMO Y DECADENTISMO (LOS OBJETOS SUGIEREN SÍMBOLOS Y VICEVERSA; LA MAJESTAD CAÍDA SUPERA A LA ENTRONADA...); Y AUN CUANDO SE RECREA EN EL INSTANTE PICTÓRICO, COMO PROUST, PINTA A UN DONJUÁN EMBEBIDO EN LITERATURA ROMÁNTICA CORRIENDO AVENTURAS BAJO UN HALO DE LEYENDA Y MISTERIO, INSPIRADAS YA POR CRISTIANISMO SENTIMENTAL, YA SENSUALIDAD PAGANA. BIEN SEÑALÓ UMBRAL QUE «LOS POSTNOVÍSIMOS ANGLOSAJONIZADOS DE HOY HAN DETESTADO MUCHO A VALLE», QUIEN «HACE SU OBRA, COMO SHAKESPEARE, ROBANDO DE TODAS PARTES...».

hace 6 meses
9

Hermosas historias de los personajes y contextos de una España desfasada. El estilo de Valle-Inclán es maravilloso y fascinante.

hace 2 años