UNA MUJER EN BIRKENAU SZMAGLEWSKA, SEWERYNA

Nota media 10 Excelente 1 voto 1 críticas

Resumen

En 1942, Seweryna Szmaglewska, miembro de la resistencia polaca, fue arrestada y conducida al campo de Auschwitz-Birkenau a la edad de 22 años. Estuvo recluida hasta enero de 1945, cuando consiguió fugarse durante la evacuación dictada por los alemanes. El 18 de julio de ese mismo año concluía Una mujer en Birkenau, que se publicaría unas semanas después, convirtiéndose en el primer testimonio de un superviviente de un campo de concentración nazi. La relevancia histórica de este texto es, pues, incomparable. Su inmediatez y valor documental llevó a Szmaglewska a testificar en los juicios de Nüremberg. Traducido a más de veinte idiomas, su lugar dentro del género literario que creó es también único, aspirando a recrear una experiencia colectiva pero con mínima insistencia en la individualidad.

1 críticas de los lectores

10

Prisionera política de Auschwitz-Birkenau que sobrevivió a tres largos años en el mayor campo de exterminio de la historia, Szmaglewska relata su experiencia desde el punto de vista del espectador llegando incluso, a veces, a encontrar la poesía del momento como por ejemplo en la última huella en la nieve de un pobre infeliz que buscó el fin lanzándose contra el alambre de púas electrificado. Descriptiva, detallista y lejos del victimismo, Una mujer en Birkenau es una lectura imprescindible para todos aquellos que quieran entender qué pasó en los campos de exterminio nazi. No en vano, este libro fue utilizado como prueba en los juicios de Nüremberg.

hace 6 años