LOS INTRUSOS PÉREZ CAMPOS, JAVIER

Nota media 8,5 Muy bueno 2 votos 1 críticas

Resumen

¿Poltergeists? ¿Fantasmas? ¿Apariciones? Ya sea en nuestras propias casas, en viejos castillos y palacios, en hoteles?, todos hemos oído historias de lugares encantados. Niños que dicen ver una figura en cierta habitación, trabajadores que escuchan ruidos raros durante sus turnos, perros que miran fijamente a un punto de la estancia?

En Los intrusos, Javier Pérez Campos nos atrapa en una lectura adictiva: historias que son nuevas y que, al mismo tiempo, a todos nos resultan familiares. Apaguemos la luz, encendamos una linterna? El misterio, el suspense y el vello de punta están garantizados.

¿Y si al llegar a casa no te sintieras a salvo?

1 críticas de los lectores

Es habitual encontrar relatos y leyendas sobre fenómenos fuera de lo común que contribuyen a dotar de cierta magia los edificios históricos, pero… ¿qué sucede cuando estas experiencias las relata gente corriente: guardas de seguridad, personal de limpieza…? personas como tú y como yo que, al alojarse en un hotel durante las vacaciones, notan una presencia, oyen pasos, murmullos de conversaciones cuando lo único que pueden ver es el vacío en las escaleras y es que… no hay nadie allí. Es más, ¿qué extraña sensación nos sobrecoge cuando estos mismos encuentros con lo desconocido tienen lugar en la cotidianidad de los domicilios, esos hogares que deben protegernos del mundo exterior y que quizá, al cerrar la puerta, como bien cita Javier Pérez Campos, lo que estamos haciendo es encerrarnos con ellos? Este es el espíritu que impregna “Los intrusos”, aquellos que estuvieron antes que nosotros y que, de algún modo, continúan estándolo.
Preparad vuestros sentidos para este viaje, pues tenemos sitio asegurado en el coche de Pérez Campos. En ocasiones, llevaremos como acompañantes, entre otros, a personas tan interesantes como el sensitivo Aldo Linares, los periodistas Iker Jiménez y Carmen Porter o la escritora Clara Tahoces. Pararemos a comer, a descansar (o no) en las habitaciones más enigmáticas, que tienen un extraño magnetismo para ser el epicentro de la actividad de ese mundo que escapa a nuestros sentidos pero que, de alguna manera, podemos percibir. Vamos a ser uno más del equipo, entre grabadoras, aislamientos, cámaras de visión nocturna… investigando a fondo cada uno de los sucesos recogidos en estas 19 paradas en el camino que, como ventanas de un edificio abandonado, irán iluminándose poco a poco a medida que vayamos avanzando en nuestro viaje.
A los que os aventuréis entre sus páginas, os espera una novela de investigación llena de sorpresas, con códigos QR y documentación gráfica que nos facilitarán poder disfrutar con mayor profundidad de esta experiencia. Una obra como pocas, con la sinceridad y humildad que caracteriza a este gran periodista, que cuenta las cosas como nadie y es capaz de atraparnos durante horas entre sus páginas, haciéndonos perder la noción del tiempo. La mejor sorpresa, el capítulo final. Pero no os lo voy a desvelar, tendréis que adentraros para averiguarlo.
Un libro que hay que leer con la mente muy abierta, barajando todas las posibilidades para formar nuestro propio criterio, una novela que no acaba en el texto, que te invita a consultar las grabaciones, a ojear un libro sobre leyendas en paradores… y, ¡¿por qué no?! a seguir investigando y visitar los lugares de nuestro país donde suceden estos fenómenos. Un relato de los que, a medida que te acercas al final, lees más despacio porque no quieres que termine. Empecemos el viaje, los intrusos nos esperan. (Gloria Mª Martínez Tarazona, 22 de marzo de 2021)

hace 1 año