EL CAMINO DEL FUEGO ORUÑA, MARÍA

Nota media 7,19 Muy bueno 14 votos 4 críticas

Resumen

La inspectora Valentina Redondo y su compañero Oliver deciden tomarse unas vacaciones y viajan a Escocia para visitar a la familia de este. Su padre, Arthur Gordon, está empeñado en recuperar parte del patrimonio y de la historia de sus antepasados y ha adquirido el castillo de Huntly, en las Highlands, que había pertenecido a su familia hasta el siglo XVII. Durante la rehabilitación del edificio encuentra un diminuto despacho que llevaba oculto doscientos años y en él, documentos que revelan que las memorias de Lord Byron —supuestamente quemadas a comienzos del siglo XIX— pueden seguir intactas y hallarse entre esas paredes. Pronto correrá la voz del extraordinario hallazgo y tanto la prensa de todo el país como varias personas allegadas a la familia se acercarán a ellos para seguir el curioso acontecimiento. Sin embargo, la aparición de un hombre muerto en el castillo hará que Oliver y Valentina se sumerjan en una inesperada investigación que los llevará a adentrarse en la Escocia de épocas pasadas y que cambiará el destino de los Gordon e incluso la propia historia. Al tiempo, viajaremos a mediados del siglo XIX y descubriremos cómo Jules Berlioz —un modesto librero de las Highlands— y Mary MacLeod —una joven perteneciente a una familia escocesa acomodada— entrecruzan sus pasos en un camino literario y prohibido en el que el crimen lo salpicará todo de dudas y silencio hasta nuestros días.

4 críticas de los lectores

Valentina y Oliver han viajado a Escocia para disfrutar de unas merecidas vacaciones y visitar a la familia de Oliver.
Al poco de llegar reciben una llamada de Arthur, el padre de Oliver, para informarles de un sorprendente hallazgo: mientras preparaba la restauración del castillo de Huntly, su última adquisición del antiguo patrimonio del clan familiar ha encontrado un pequeño despacho que llevaba oculto dos siglos.
El despacho no es la causa de su llamada, sino más bien lo que ha encontrado en su interior: una carta que revela que las memorias de Lord Byron, supuestamente quemadas tras su muerte, pueden estar ocultas entre los muros del castillo.
La búsqueda de las memorias se complica cuando un hombre aparece muerto en el despacho secreto. Mientras la policía escocesa investiga el suceso, Valentina y Oliver comienzan sus propias pesquisas sobre el autor de la misiva.
Esa historia se alterna con la de Jules Berlioz y Mary MacLeod. Él, dependiente de una librería, y ella, hija de una familia de clase alta, comienzan una amistad prohibida que terminará silenciada por un crimen que nunca se resolvió.
El camino del fuego, de María Oruña, es la quinta entrega de la saga protagonizada por Valentina Redondo.
Es una novela diferente a las anteriores porque Valentina es una mera testigo de la investigación que lleva a cabo la policía escocesa; algo complicado para ella, acostumbrada a dirigir los pasos de su equipo. También porque nos permite conocer más a la familia de Oliver. Especialmente a su abuela Emily, una anciana encantadora con una vitalidad arrolladora.
Hay un alto nivel de suspense en la trama. La autora lo logra a través de las diversas investigaciones y a las anticipaciones al final de algunos capítulos, que consiguen despertar mucha más curiosidad que si no supieras lo que iba a ocurrir.
El libro está lleno de referencias metaliterarias. No solo de Lord Byron y su obra, sino también de los libros que se han perdido a lo largo de la historia por la censura o porque los herederos de los autores no consideraron que esas obras inconclusas fueran más que legajos sin valor alguno.
Una novela en la que María Oruña se supera a sí misma y nos muestra, en todo su esplendor, su amor por la literatura. (Ana García, 6 de junio de 2022)

hace 3 meses
5

Bastante flojo. No le ha sentado nada bien a Valentina su salida a Inglaterra.

hace 1 mes
6

A veces me cuesta poner nota a los libros... En qué me tengo que basar? Lo bueno que me parezca? Lo que me haya gustado? En este caso, el libro no me parece bueno. Lo único que me ha gustado es la ambientación, pero más allá de eso, y cuando ya se centra en investigación como tal, pues no deja de parecerme una novela de detectives bastante floja. Lo bueno, pues eso, la ambientación, se lee muy fácil, y pues tampoco aburre. Pero nada más.

hace 2 meses
5

Me lo he tragado entero, aunque es soporífero. No tiene suspense ni emoción. Se repite en muchas cosas hasta lña saciedda. No, no es la mejor novela, ni mucho menos, de esta autora.

hace 3 meses