VIAJE POR EL TOKAIDO. Un rato a pie y otro caminando JIPPENSHA, IKKU

Nota media 8,25 Muy bueno 4 votos 3 críticas

Resumen

Viaje por el Tôkaidô narra las aventuras y desventuras de Yajirobei y Kitahachi, dos incorregibles sinvergüenzas, en su alocado viaje a lo largo de la gran carretera que conduce desde Tokio a Kioto.
Editada por entregas en 1802, esta sátira rebosante de humor obtuvo un tremendo éxito tanto entre los lectores de su época como entre las generaciones posteriores, y es considerada en nuestros días como la gran novela picaresca de la literatura oriental.
El libro incluye además reproducciones de los grabados en madera de Hiroshige, ilustraciones que representan el frívolo mundo de las posadas, las casas de té, los barrios de placer, los teatros, los viajeros, los comerciantes, los actores y músicos itinerantes, los festivales… Un bello y colorido fresco de la vida en el Japón de los Tokugawa.
La obra maestra de la literatura picaresca y de viajes japonesa.

Puedes seguir Las 53 estaciones de la ruta Tokaido pulsando aqui.

3 críticas de los lectores

El Tokaido es, quizás, la ruta más importante del período Edo y unía la ciudad de Edo (actual Tokio) con Kioto. El trayecto se realizaba, principalmente, a pie a pie y es por eso que surgieron 53 paradas a lo largo del camino para que los viajeros pudieran descansar, relajarse, comprar alimentos...
El autor nos lleva a través de esta ruta de la mano de sus protagonistas Yajirobei y Kitahachi, dos pillastres, sin oficio conocido, que emprenden el camino para llegar al Santuario de Ise, con el "supuesto" fin de redimir sus pecados. Pese a sus intenciones iniciales, su viaje se convierte en una espiral de situaciones graciosas, de estación en estación, donde el disfrute de la comida y la bebida, las mujeres, las casas de té, etcétera pasa a ser su objetivo principal.
Sus aventuras, cargadas de humor e ironía, permiten al lector conocer las costumbres del Japón de principios del siglo XIX. El elenco de personajes con los que se van encontrando los protagonistas también nos dan una visión de cómo eran las relaciones entre las distintas clases sociales de la época.
Tratándose de una obra enmarcada dentro de la novela picaresca, y escrita en los inicios del siglo XIX, podría parecer una lectura difícil para el lector actual. Lejos de ello, el lenguaje rápido y directo que utiliza el autor, hace que la lectura sea ágil, amena y divertida.
Dos detalles añaden valor al libro. Uno son las ilustraciones (reproducciones de los grabados de Hiroshige); el otro, las notas aclaratorias a pie de página, que aportan multitud de datos y permiten al lector interpretar situaciones, hechos y personajes que aparecen a lo largo del texto.
Una obra muy recomendable y de fácil lectura, para disfrutar, reír, y adentrase en la cultura japonesa. (Quelibroleo – mayo 2014)

hace 4 años
8

Una lectura que me ha sorprendido muy gratamente. Dos granujas emprenden el viaje por el Tokaido con el ánimo de redimir sus faltas, pero el viaje se va a convertir en un continua sucesión de situaciones graciosas, donde sus protagonistas, como pillastres que son, van a disfrutar del buen beber, comer y de las mujeres. El autor traza una buena "fotografía" del Japón del siglo XIX con una historia divertida, bien escrita y de fácil lectura. Sin duda he aprendido mucho de la cultura japonesa. Lo recomiendo.

hace 4 años
8

“Viaje por el Tokaido” es una sátira de la sociedad japonesa de principios del siglo XIX, protagonizada por Yajirobei y Kitahachi, dos hombres oriundos de Edo, de ocupación indefinida y carácter extrovertido y pícaro. Ambos personajes serán participes de numerosas situaciones estrambóticas y ridículas durante el peregrinaje por el país nipón, que los conduce de Edo (Tokio) a Kioto. El autor, Ikku Jippensha, fue un contemporáneo de dicha época, hecho que se refleja en el toque realista y detallista de los acontecimientos, paisajes y entorno que describe, y en como plasma lo cotidiano y las formas de vida de un amplio abanico de estamentos y colectivos sociales, samuráis, monjes, portadores, posaderos, cortesanas o sirvientas, entre otros. En este sentido, un aspecto interesante son las diferencias culturales en las distintas regiones, o incluso de Edo respecto a Kioto. En suma, una historia contada de manera sutil, entretenida y divertida, a la que se le han añadido una serie de ilustraciones en el texto y que ha dado como resultado una obra curiosa y recomendable.

hace 4 años