Resumen

Vicente Blasco Ibáñez (1867-1928). Edición de Ana L. Baquero Escudero. Este tomo VI de sus obras completas incluye las novelas: -La reina Calafia. -En busca del Gran Kan. -El Caballero de la Virgen. -El fantasma de las alas de oro.

Con este sexto volumen, en el que se recogen las obras escritas a partir de 1920, se cierra el ciclo dedicado al legado novelesco de Vicente Blasco Ibáñez. Periodista, editor, hombre de cine… durante esta última década, el escritor valenciano sigue con su infatigable actividad que le lleva a pasar un año viajando alrededor del mundo –cuyo testimonio deja reflejado en La vuelta al mundo de un novelista−, y a interesarse en otros proyectos sobre la Historia americana y española o las posibilidades del cinematógrafo. Fruto de esta preocupación por todo lo concerniente al Nuevo Mundo es La reina Calafia. En ella Blasco no solo relata la historia de California y sus orígenes españoles, sino que concede protagonismo a una viuda americana que, al igual que la amazona Calafia retratada en Las sergas de Esplandián, es autosuficiente y audaz como demuestra al viajar con una amiga al Viejo Continente. Del mismo modo, continuamos con la materia americana en En busca del Gran Kan y El Caballero de la Virgen, pero ahora en torno a la apasionante aventura de los primeros conquistadores españoles que se embarcaron hacia lo desconocido como nuevos caballeros andantes. Partiendo de la figura del enigmático Colón, que emprendió viaje rumbo a tierras del Gran Kan tratando de buscar una nueva ruta occidental, Blasco hace especial incidencia en su contradictoria personalidad, pero el personaje del Almirante queda desplazado respecto al peso de otras figuras como Pizarro o Núñez de Balboa en El Caballero de la Virgen. La infatigable búsqueda del oro en las nuevas tierras como una quimera inalcanzable y las duras condiciones de vida o las luchas contra las tribus no serán óbice para describir también los abusos de algunos españoles respecto a la población indígena. Por último, el volumen concluye con la vuelta de Blasco a los ambientes cosmopolitas de la Costa Azul en El fantasma de las alas de oro, donde refleja el intenso desasosiego de una serie de personajes entregados al juego en el Casino de Montecarlo.