EL PAÍS ESCONDIDO ABRISKETA, MARTÍN

Nota media 6,86 Bueno 7 votos 4 críticas

Resumen

Maggie es una niña muy tímida que vive en su mundo, protegida por una fantasía desbordante que entre otras cosas le hace creer que todo lo que dibuja con sus rotuladores mágicos se convierte en realidad. Es una suerte que vea la vida así, ya que su historia es triste: su madre la abandonó cuando era bebé y se ha criado con su abuelo, con el que se siente feliz en su castillo, en una casita diminuta. Pero el abuelo se está olvidando de quién es, padece demencia senil, y las asistentes sociales del ayuntamiento quieren separarlos, enviarlos a cada uno a un centro. Maggie no lo puede permitir, el abuelo es todo lo que tiene, y decide ir en busca de su madre, pues es la única que puede evitar que los separen. Ya no cree que sea una sirena, como le contaba el abuelo de pequeña; una sirena que tuvo que regresar al mar porque no podía respirar fuera del agua. Ha encontrado droga en una caja que le pertenecía y, desesperada, se lanza a las calles de aquel Bilbao de plomo con el propósito de dar con algún drogadicto que la conozca y los conduzca a ella. Afortunadamente, no está sola ante el peligro: la acompaña su abuelo, que disfruta de esa búsqueda por los bajos fondos de una ciudad llena de barricadas como si fuera una aventura fabulosa.Le ayudarán también un vecino de su edad, tan inocente como ella, y un fantasma que vive en la pared de su dormitorio, con el que comparte todos sus secretos. Cuenta además con el poder de sus dibujos milagrosos, con los que intentará salvar su mundo, un mundo lleno de magia, del que, no obstante, deberá escapar para volver a ser feliz.

4 críticas de los lectores

9

Corta y muy buena novela, incluidos los dibujos, con los sentimientos a flor de piel. Muy buena, como la anterior novela de este autor.

hace 3 meses
6

Al igual que ya hizo en “La lengua de los secretos” Abrisketa nos presenta esta historia basada en hechos reales utilizando como protagonistas a una niña y su abuelo. Maggie es una niña que a falta de cariño y afecto se ha creado su propio mundo, vive con su abuelo quien está entrando en una primera fase de demencia senil, la niña no sabe dónde y quiénes son sus padres, y aunque añora saber y tenerlos cerca de ella, el amor y la unión que tiene con el abuelo es indestructible. Son los años 80 en Bilbao unos años bastante convulsos y aterradores donde la droga, las huelgas y ETA campaban a sus anchas y ciertas heridas de la guerra civil y la larga dictadura aún estaban frescas sobre todo en la gente mayor que de alguna manera la sufrió. Un relato corto que hará soñar a cualquier lector, como lo hace Maggie que para sobrellevar el día a día se rodea de amigos invisibles, de magia, fantasías e ilusiones. Y es que la pequeña está convencida de que todo lo que dibuja se hará realidad y por ello pone todo su esmero y atención en dar vida y color a una vida tan gris. ?

hace 3 meses
7

No sabría exactamente en que género clasificar esta preciosa historia ¿drama? ¿fantasía o aventuras? tiene de todo e incluso diría que es una mezcla de literatura de adultos y juvenil, perfecta para esos jóvenes que se empiezan a interesar en la literatura de adultos. Narrativa impecable, fresca y muy ágil es la que podemos encontrarnos en esta muy emotiva y tierna historia , como todas las historias con niños de protagonistas, con un toque especial y muy mágico. Confieso que me maravilló muchísimo más la primera novela de este escritor pero esta me ha parecido más divertida y graciosa, muy rápida de leer y de las que también como en su anterior novela te arranca unas cuantas sonrisas de admiración porque una cosa está muy clara, este escritor siempre sabe tocarnos la fibra sensible a dos manos ¡no falla! y eso es tener un poder muy grande en el lector.

hace 3 meses
10

Maggie es una niña muy especial. Vive en un castillo junto a un pirata y es capaz de convertir en realidad sus deseos cuando dibuja con sus rotuladores mágicos. Pero tras ese cuidado mundo de fantasía, lo cierto es que la pequeña es una niña tímida y solitaria, que vive en un humilde piso de Bilbao junto a su abuelo, un antiguo marinero. Ese viejo pirata es todo lo que tiene en este mundo. Cuando su abuelo empieza a perder la memoria y para que no les separen, Maggie tiene que encontrar a su mamá, que desapareció hace mucho tiempo convertida en sirena. Martín Abrisketa ha conseguido escribir una historia inolvidable que, de nuevo, te toca el corazón. Envuelta en sus palabras no te alcanza la tristeza, sabes que todo va a salir bien. En esta ocasión, las bellas palabras del autor vienen acompañadas de unos preciosos dibujos de otra persona no menos bella: Isabel Holguera. Una mujer, que, como Maggie, tiene una percepción del mundo distinta a la de la mayoría; a través de trazos y colores consigue plasmar lo que Martín nos cuenta. Este maravilloso tándem artístico ha creado uno de los libros más bonitos que he leído jamás. Quiero darles las gracias a ambos, por lo que me han hecho sentir y y por mostrar que las personas diferentes, las que viven en un mundo de fantasía, tienen mucho que enseñarnos.Sólo hay que escucharles atentamente.

hace 5 meses