DIARIO DE INVIERNO AUSTER, PAUL

Nota media 7,2 Muy bueno 59 votos 10 críticas

Resumen

Auster vuelve la mirada sobre sí mismo y parte de la llegada de las primeras señales de la vejez para rememorar episodios de su vida. Y así, se suceden las historias: un accidente infantil mientras jugaba al béisbol, el descubrimiento del sexo, las masturbaciones adolescentes y la primera experiencia sexual con una prostituta, la rememoración de sus padres, un accidente de coche en el que su mujer resulta herida, una presentación en Arles acompañado por su admirado Jean-Louis Trintignant, la estancia en París, una larga lista comentada de las 21 habitaciones en las que ha vivido a lo largo de su vida hasta llegar a su actual residencia en Park Slope, sus ataques de pánico, los viajes, los paseos, la presencia de la nieve, el paso y la herida del tiempo... En definitiva, un magistral autorretrato.

10 críticas de los lectores

8

Lo interesante es que a través de la obra el lector se va involucrando en la vida de Auster y puede hacer una introspectiva para darse cuenta que la vida de unos es igual a la vida de otros. La recomiendo

hace 2 meses
6

Auster en estado puro. Esta vez el autor realiza una obra íntima sobre muchas de sus vivencias a lo largo de sus casi 64 años. A veces se me ha hecho algo pesada, sobre todo con las descripciones de las 21 viviendas donde ha vivido a lo largo de su vida, pero tambien tiene momentos realmente épicos con frases prodigiosas como.. "Todos somos extraños de nosotros mismos.. y si tenemos alguna idea de quienes somos es simplemente porque vivimos en las miradas de los demás" y por otra parte tiene una virtud que es necesario resaltar y es que mantiene el pulso en casi todo momento aun saltando constantemente en el tiempo (no lleva orden cronológico), haciendo que la última obra de Paul desprenda mas eficacia que no ineficacia.

hace 3 años
10

La biografía más anárquica que he leido jamás, y, sin embargo, nunca había llegado a conocer tan bien a una persona como a través de estas páginas. Excelente. Auster en estado puro. Me tiene ganado.

hace 4 años
9

Para mi fueron paginas muy amenas y sinceras. El libro contiene los elementos de la mejor prosa de Auster. Quiza si no se ha leido a Auster anteriormente no seria buena idea comenzar leyendo esta obra, pero aun asi seria mejor que un noventa y ocho por ciento de los libros publicados ahi afuera.

hace 4 años
6

Escrito en segunda persona del singular y ya “entrado en el invierno de su vida”, según sus propias palabras, a sus 63-64 años Paul Auster nos presenta este libro autobiográfico que se desarrolla de un modo poco común. Pues no es una cronología de su vida, sino que saltando de uno a otro evoca los momentos y sensaciones que más le han marcado o que más recuerda de su vida: anécdotas infantiles, sus relaciones con las mujeres, accidentes, vivencias en Francia, su familia, los 21 lugares en que ha vivido… y entre ellos destacan los constantes recuerdos sobre su madre, muchas reflexiones sobre la muerte, o sus frecuentes elogios a su esposa. Está escrito con su estilo propio y me ha gustado, aunque en mi opinión no es su mejor obra.

hace 5 años
4

Una gran cantidad de descripciones sobre anecdotas y recuerdos del escritor, demasiado denso y caótico.

hace 5 años
6

Una biografía desordenada en el tiempo que más que nada cuenta las vivencias de un escritor a lo largo de su vida y haciendo mucho hincapié en las casas donde ha vivido a lo largo de sus 64 años. No es lo que esperaba.

hace 5 años
9

Es el primer libro que me he leído en formato de libro digital y he de decir que quizá sea el primero de muchos. Dicho esto, que no deja de ser una mera anécdota, diré que las sensaciones que he tenido al leerlo han sido muy intensas. He sentido incertidumbre y desasosiego y muchísimo desconcierto con cada una de sus palabras. Recomiendo el libro a todo amante de Paul Auster, y a todo aquel que le gusta la literatura autobiográfica, pero ¡ojo!... no es una biografía al uso..

hace 5 años
6

La narración no lleva un orden cronológico son memorias y recuerdos desordenados que fueron importantes en su vida . Está escrito en segunda persona dando la impresión de estar oyéndolo, ya que es su memoria la que habla. Llama la atención la multitud de casas en las que ha vivido, mas de 20, sucesos importantes sobre su familia, sobre todo de su madre, la presencia del amor en su vida, la relación con su mujer después de 30 años de matrimonio y su preocupación por la muerte citando a Joubert: "Hay que morir inspirando amor (si se puede). Un relato desenfadado e intimista . Me ha gustado.

hace 5 años
5

¡ Me ha dejado frio !

hace 5 años