TODO AQUELLO QUE NUNCA TE DIJE AGUERRALDE, MIGUEL

Nota media 9 Excelente 1 voto 1 críticas

Resumen

Se hace extraño regresar a donde una vez fuiste feliz. Volver a pisar las calles que solían oírte reír antes de que todo se nublara. Yo he decidido volver a Playa Blanca, una ver todo ha terminado, pero me cuesta sentirme en casa en lugar de como un extraño.Cuesta tanto como intentar escribir sin errar una y otra vez las teclas, ahora que no escucho su respiración dormida a mi lado. Dudo que nada decente pueda salir de estos dedos anquilosados, porque por más que intento pasar página lo único que se me ocurre escribir es su nombre.Sergio es uno de mis mejores alumnos –doy clase de literatura en el Instituto de Yaiza– y me está animando a empezar un blog, un diario virtual en el que volcar mis sentimientos y quizá retomar la escritura.Quizá tenga razón, volver a teclear parece sentarme bien, aunque no tenga mucho aún que contar. O tal vez sí que lo tengo.

1 críticas de los lectores

9

Bruno Santana ha regresado a Playa Blanca. No ha sido fácil volver a una isla en la que fue tan feliz junto a ella, pero aquel tiempo pasó y es hora de empezar de nuevo. El famoso escritor espera que retomar su trabajo como profesor de secundaria y volver a recorrer esas calles y playas en las que solía reír, le ayude a superar el bloqueo que le impide escribir una nueva novela. “Todo aquello que nunca te dije”, de Miguel Aguerralde, es una novela muy especial. No solo por la gran historia que esconden sus páginas, sino porque está narrada: a través de un diario online del profesor y a través del blog de uno de sus alumnos. Bruno Santana es un protagonista complicado. Es un hombre roto tras la separación de su mujer, pero también un mujeriego empedernido que busca en otras mujeres aquel amor perdido, sin ánimo de encontrarlo. El autor nos muestra la cara menos amable del oficio de escritor: la soledad ante el teclado y las horas robadas al sueño y a la vida familiar para poder escribir esas ideas que llevan todo el día resonando en tu cabeza. Todo ello para conseguir publicar una nueva novela que puede convertirse en un best-seller o ser una más de las que pueblan las estanterías de las librerías. A esa historia, se suman unos informes policiales del sargento Aimar Brito que hablan de un hallazgo misterioso en “Los hervideros”. Algo que lleva al agente de cabeza, pero que no sabe cómo investigar porque no tiene ninguna pista que seguir. Por si esto no fuera suficiente, en la novela encontraréis otra novela: “La dama de Le Chat Noir”, un relato que Santana escribe en un blog público y que tiene completamente encandilados a los alumnos y profesores del centro escolar. Y que complica aún más tu vida como lector porque es una pieza más de un enorme rompecabezas en el que es difícil discernir entre imaginación y realidad. Me encanta la novela negra, pero las de Miguel Aguerralde siempre van un punto más allá de lo habitual. En esta ocasión no por la brutalidad de los crímenes, sino porque desde los primeros capítulos ves venir la tragedia, pero cuando llega, te arrolla como una apisonadora porque no es ni de lejos lo que esperabas. No os dejéis engañar por la portada del libro. Esconde una historia tan negra como las alas del cuervo que atormentaba a Poe.

hace 1 año