UNA MAESTRA EN KATMANDÚ SUBIRANA, VICKI

Nota media 6,77 Bueno 13 votos 1 críticas

Resumen

La historia inacabada de Vicki Sherpa arranca con el relato de las ilusiones de una joven maestra solidaria y culmina con la consolidación de un proyecto educativo universal para los más pobres y marginados de Nepal, para los que han conseguido la enseñanza que cualquiera desearía para sus hijos en nuestro privilegiado mundo. En su empeño Vicki tuvo que lidiar con dificultades dse todo tipo aceptando incluso un matrimoniode conveniencia con un sherpa.. que terminó convirtiéndose en un gran amor. El relato de esta apasionante peripecia vital y profesional da como resultado un libro extraordinario donde el lector encontrará no sólo una hermosa y rara historia de amor, mezclada con un fascinante libro de viajes, sino, sobre todo, una visión divulgativa pero contundente de la más cruda realidad en el Tercer Mundo. En este libro está basada la película dirigida por Iciar Bollain: Katmandú, un espejo en el cielo.

1 críticas de los lectores

7

En “Una maestra en Katmandú” Vicki Subirana narra en primera persona una parte de su vida, desde sus orígenes humildes hasta que consiguió ser maestra, su deseo de viajar al Tíbet a raíz de leer un libro, que acabó convirtiéndose en un viaje a Nepal, y una vez allí la que se convirtió en su obsesión, montar escuelas gratuitas para los niños más pobres del país.
Ya conocía un poco la historia de esta maestra catalana, creo que en algún momento había leído algo y visto un documental sobre ella. Aun así, la lectura de su autobiografía resulta impactante, sobre todo los primeros capítulos en que es más evidente el choque abismal entre la mentalidad occidental de la recién llegada a Nepal con la sociedad que allí se encuentra, absolutamente distinta en la mayoría de los aspectos: cultura, gastronomía, costumbres, ropa, relaciones entre personas, educación, filosofía, religión, política… y un largo etcétera. Sin obviar la imagen de verse constantemente rodeado de pobres y niños hambrientos hurgando en la basura.
El testimonio es abrumador e impresiona, incluso se describen situaciones que resultarían irrisorias si no fuera por el dramatismo que en realidad ocultan. Pero hay que destacar que, a pesar de las muchas dificultades que la autora afrontó para conseguir su objetivo, muchas veces aparentemente insalvables, y su duro esfuerzo personal, no todo fueron tristezas e impedimentos. Vicki conoció a las personas adecuadas que la acompañaron y ayudaron en ese camino personal, en el que consiguió logros muy importantes para los niños más pobres y desamparados de Nepal, y también muchas alegrías a nivel personal; de hecho, considero que fue para ella un proceso, no solo de aprendizaje de una cultura muy distinta a la propia, sino de autoconocimiento.
En mi opinión, el libro no destaca por su calidad literaria (tampoco creo que fuese ese su objetivo), y la parte final me pareció algo precipitada en comparación con el resto, pero esta extraordinaria y apasionante historia cumple una gran labor divulgativa que hace presente una realidad a la que buena parte del mundo da la espalda en su día a día.
Una lectura muy interesante y altamente recomendable, de esas que, por un lado, te hacen ser consciente de las grandes diferencias culturales que existen en nuestro planeta y, por otro, de que vivimos en la parte privilegiada del mundo.

hace 3 semanas