UN UNIVERSO DIFERENTE. La reinvención de la física en la edad de la emergencia LAUGHLIN, ROBERT M.

Nota media 10 Excelente 1 voto 1 críticas
  • GéneroEnsayo
  • EditorialKATZ
  • Año de edición2007
  • ISBN9788493543297
  • Idioma Español

Resumen

Los notables avances científicos del siglo XX llevaron a muchos a sostener la tesis según la cual la ciencia ha terminado. El "fin de la ciencia" -para utilizar una expresión que se ha popularizado- sería consecuencia, justamente, de su éxito: nada verdaderamente importante quedaría por descubrir después de la mecánica cuántica, la relatividad, el big bang o la biología evolutiva. En 'Un universo diferente', el Premio Nobel de Física Robert B. Laughlin sostiene que no sólo no hemos llegado al fin de la ciencia, sino que ni siquiera estamos cerca. La única frontera que hemos alcanzado, dice el autor, es la de cierto tipo de pensamiento reduccionista. Si en lugar de buscar teorías últimas o definitivas observamos el mundo de las propiedades emergentes -es decir, las propiedades que surgen de la organización de grandes cantidades de átomos-, los misterios más indescifrables se vuelven comprensibles. Laughlin da incluso un paso más: en realidad, las leyes fundamentales de la física -las del movimiento de Newton o las de la mecánica cuántica, por ejemplo- son emergentes, en tanto son propiedades de grandes cantidades de materia, y cuando se examina de cerca su exactitud ésta desaparece.

1 críticas de los lectores

10

SUPLEMENTO EXCEPCIONAL DE «EL MUNDO COMO VOLUNTAD...», EL NOBEL LAUGHLIN DEMUESTRA CON MÚLTIPLES EJEMPLOS QUE LA ORGANIZACIÓN DE LA MATERIA ORIGINA LEYES FÍSICAS, Y NO A LA INVERSA, Y DERROCA EL MITO DEL DOMINIO SOBRE LA NATURALEZA POR PARTE DE LA MATEMÁTICA. LA NULA VISCOSIDAD DEL SUPERFLUIDO LO DEJA ESTACIONARIO MIENTRAS SU CONTENEDOR ROTA, Y EL SUPERCONDUCTOR, LA MADRE DEL ESTADO METÁLICO, GENERA MAGNETISMO, GIRANDO LOS NÚCLEOS SOBRE ESTÁTICOS ELECTRONES. LAS FASES DE LA MATERIA (SÓLIDO, LÍQUIDO Y GAS: CASOS ESPECIALES DE LO MÁS GENERAL) SON FENÓMENOS DE ORGANIZACIÓN, POR LOS QUE LA MATERIA /PREFIERE/ COLECTIVAMENTE UNA PROPIEDAD AJENA A SUS LEYES RECTORAS, DE FORMA ESPONTÁNEA. EL MUNDO REAL ES EL CUÁNTICO, EN LA MÁS DIMINUTA DE LAS ESCALAS (LA INCONSCIENTE «VOLUNTAD LIBRE» DE SCHOPENHAUER), CUYA MECÁNICA INSINÚA QUE ALGO PUEDA ESTAR EN TODAS PARTES Y NINGUNA, Y UN GATO, TAN MUERTO COMO VIVO. NO SE TRATA DE QUE LA FUNCIÓN DE ONDAS (=TODOS LOS RESULTADOS EN POTENCIA) DEL SISTEMA AISLADO, DONDE SE ENCIERRA AL MININO EXPUESTO A UNA FUENTE RADIACTIVA, «COLAPSE» EN UN SUCESO DEFINITIVO POR EL MERO ACTO DE OBSERVAR EL INTERIOR, ASÍ COMO EL ELECTRÓN NO ES ONDA NI PARTÍCULA HASTA MEDÍRSELE. LA SOLIDEZ DE UN DETECTOR CUÁNTICO, COMO EL CONTADOR DE GEIGER USADO, ENTRAÑA LA RUPTURA DE LA SIMETRÍA. MÁS RADICAL QUE PRIGOGINE («EL FIN DE LAS CERTIDUMBRES»), EXPLANA POR QUÉ SON APROXIMACIONES O ILUSIONES LAS LEYES «FUNDAMENTALES» SIMÉTRICAS EN EL TIEMPO, APLICADAS A SISTEMAS MUY SIMPLES O IDEALIZADOS; Y COMBATE, AL PASO QUE ARGUMENTA LAS BARRERAS EPISTEMOLÓGICAS CON QUE TROPIEZAN TEORÍA Y FALSABILIDAD, EL CHARLATANISMO DE LOS TEÓRICOS DE CUERDAS.

hace 3 meses