SEIS CUATRO YOKOYAMA, HIDEO

Nota media 4,4 Malo 14 votos 9 críticas

Resumen

En enero de 1989, una niña de siete años fue raptada al norte de Tokio. Los padres nunca llegaron a saber la identidad del secuestrador. Tampoco volvieron a ver a su hija. Nombre en clave del caso: Seis Cuatro. Más de una década después, el jefe de prensa de la policía se ve obligado a volver sobre el suceso, cuyo estigma no se ha diluido en el tiempo: el fracaso de la investigación sigue siendo motivo de escándalo. Pero el veterano Mikami no aspira ya a resolver el crimen, solo pretende tender una mano a la familia de la víctima y contribuir de algún modo a limpiar la reputación del cuerpo. Sin embargo, tras detectar una irregularidad en el expediente, Mikami acabará desvelando el móvil de un delito que encierra secretos inimaginables.

9 críticas de los lectores

6

No le veo la intriga ni el terror por ninguna parte. Eso sí es un thriller político con corrupción, manipulaciones e intereses personales por todos sitios.

hace 3 semanas
8

Recomiendo usar el anexo del final que resume los roles de los distintos personajes. Yo me di cuenta tarde y me he hecho un lío (evitable) con los nombres de los personajes. Arranca flojo. Se hace pesada las explicaciones de cómo funciona la jerarquía policial en la prefectura, hay mucho mareo,... pero vale la pena llegar al final. Me emociono cuando lo recuerdo. En resumen, recomendable!

hace 3 semanas
1

Ni thriller, ni libo de terror, ni retrato social, casi ni novela negra. ¿Quién hace estas catalogaciones? El ritmo es lento, el argumento deslabazado y el final absolutamente olvidable. Un secuestro pasado planea sobre una historia absurda y aburrida de lucha de poderes y de relaciones con la prensa que ni se entiende ni engancha. Tampoco da la talla como retrato de la sociedad japonesa, más allá des describir su marcada jerarquización. Totalmente prescindible.

hace 2 meses
9

Si me remito a estadísticas o cogiendo como ejemplo los últimos estilos en novela negra que hemos tenido hasta la fecha diría que esta no entraría en los cánones de novela negra "típica americanizada" con crímenes sangrientos, asesinos en serie y sus rituales macabros, policías guaperas o alcohólicos con cierto atractivo, ya sean hombre o mujer y demás del estilo que ya todos tenemos más que trillados y son tan similares unos de otros, esta no, esta no entra en esa lista porque se masca la madurez y la calidad en casi todas sus páginas. Digo casi porque sé que en ocasiones resultará densa y alguna que otra página le sobra para explicar lo mismo más resumidamente pero no, porque no transmitiría de igual manera lo que debe transmitir, no lograría crear la atmósfera que posee y que empaticemos con los personajes, tampoco es para todos está claro, no tiene un ritmo trepidante ni giros inesperados como la mayoría de las típicas de serie negra, tampoco se encontrará sexo ni morbo, porque no, esta historia no necesita esa clase de escenas, es diferente, es clara y concisa, sencilla y no funciona como el resto, tiene la marca asiática y aquellos que sean fans de la novela asiática de siempre son los que más sabrán apreciar este tipo de historias que no necesitan grandilocuencias para destacar, no merece más explicaciones porque no se puede explicar, hay que leerlo y saber apreciarlo con su ritmo adecuado. Sí que añado como pega que al ser tan complicados los nombres japoneses de memorizar, el escritor habrá sido consciente y añadió un anexo con el organigrama de todos ellos explicando quién es cada uno, detalle que aporta mucho a su favor. Resumiendo...como ya dije no es apta para los que están más acostumbrados a los thrillers, para nada, sí para aquellos que disfruten con una buena novela de las que hay que saborear con tranquilidad y sosiego, no quiere decir que no tenga emoción ni tensión, la tiene y mucha, pero en cantidades más bajas y equilibradas, también posee mucha angustia y tristeza, dolor y lucha porque no sólo es una historia de un crimen sin resolver, hay más...mucho más que no revelaré, que sé que no dejará indiferente según se vaya asimilando, porque esta novela no se lee, se asimila...sus personajes tienen la capacidad de crear eso...

hace 2 meses
3

"Novela negra, intriga, terror"...igual esta mal clasificada esta novela, no? La contraportada pinta bien, el resto no. Suscribo los adjetivos que leo por ahí debajo, incluso los de la critica positiva: lento, flojo, pesado, insípido, soso...añadiría denso, por ejemplo. El caso de las desapariciones casi es lo menos importantes, los secretos inimaginables, son secretos aburridos, una lucha por poltronas aburrida, no tiene nada de negro ni de inquietante, la trama principal no tiene ningún interés, nos lo quiere mostrar como una lucha del bien y el mal, pero es un conflicto que no despierta interés, muy aburrido todo. Es muy lento, descriptivo pero aburrido, es difícil de enganchar, y yo he llegado hasta un 60%. No hay por donde cogerlo. Dicho esto, agradecería que Luna, Katibel o Estanis me contase el desenlace, si es que hay.

hace 2 meses
2

Teniendo en cuenta que las expectativas que se me habían creado respecto a este libro, me ha decepcionado mucho. Es lento y sin demasiado interés

hace 6 meses
8

El comienzo empieza algo “flojo” e incluso algo “pesado” con los datos y hechos de donde trabaja el protagonista. Pero conforme avanza el libro, se vuelve mucho más interesante y acaba enganchando y queriendo saber el desenlace. Quizás el final es extraño y deja con ganas de saber algunas cosas, pero es aceptable. Si el resto de libros son iguales o mejores, no descarto leer más a Hideo Yokoyama.

hace 6 meses
1

De lo peor que he leído en años, no he sido capa de terminarlo, he llegado a la mitad haciendo un esfuerzo sobrehumano, pero es que no tiene ninguna pinta de mejorar.

hace 6 meses
2

Uff un libro lento, insípido, que no va a ninguna parte. Con una trama sosa. Lo terminé de leer porque pensé que en algún momento se pondría interesante visto que algunas reseñas lo señalaban como una obra maestra... No lo recomiendo, hay mejores cosas que leer

hace 7 meses