Resumen

Existe otra Barcelona: la que se aleja del turismo, los anuncios institucionales con gente sonriente y el diseño. Es en esa otra ciudad, la canalla, en la que la ex periodista y detective Victoria González se mueve pisando fuerte. Y eso que su avanzado estado de gestación no se lo pone fácil. Cuando Victoria recibe el anónimo encargo ‒acompañado de un cheque de explícito y sustancial contenido‒, empieza a imaginar que los infiernos barceloneses que ella conoce están a punto de ganar kilómetros en profundidad. Dos hermanas desaparecidas, de 6 y 8 años. Una de ellas, ya asesinada brutalmente; la otra, en paradero desconocido. Lo que significa que hay que encontrarla lo antes posibles, viva y entera preferentemente.

3 críticas de los lectores

4

He tenido que abandonarlo. No conectaba con ninguno de los personajes, ni siquiera entendía por dónde me quería llevar la autora. El lenguaje soez, me molestaba, y eso que yo ya estoy curtida... Pero es que no le encontraba ni pies ni cabeza. Lo siento, no me ha gustado para nada el estilo.

hace 6 años
6

Novela negra que me ha ido gustando más a medida que iba avanzando en su lectura. Una detective embarazada recibe el encargo, anónimo y muy bien remunerado, de descubrir quiénes son los culpables de la desaparición de dos niñas pequeñas, una de las cuales aparece cruelmente asesinada. Aunque la protagonista principal es Victoria, la detective, es en cierto modo una novela coral, pues se intercalan las historias de otros personajes relacionados con la trama. En general los personajes que aparecen tienen en común un pasado y/o presente turbio relacionado con los bajos fondos, drogas, ambientes sórdidos… y el uso de un lenguaje bastante grosero. La ambientación, en Barcelona, me ha parecido muy buena. La novela está estructurada en capítulos cortos. Creo que los ingredientes de la novela y la trama son buenos, pero no me ha gustado el lenguaje narrativo que ha utilizado la autora, me ha parecido rebuscado e incluso difícil de entender en ocasiones. A pesar de este inconveniente, que me ha obligado a releer bastantes párrafos, en mi opinión es entretenida y absorbente.

hace 9 años
6

A la detective Victoria Gonzalez le pagan anónimamente una generosa cantidad por investigar la desaparición de dos niñas. La policía encuentra el cadáver de una de ellas asesinada de manera brutal y cruel, junto con su ayudante, empezará entoncés la busqueda del culpable o culpables e intentará encontrar a la otra niña. La trama nos transporta a la Barcelona más sórdida y oscura. Aunque no ha terminado de gustarme especialmente la forma en que está narrada esta obra, si que es cierto que la autora ha sabido mantener un buen ritmo que te absorve desde el principio hasta el final. Lo que más me ha gustado han sido las descripciones de lugares y personajes, muchos de ellos, seres grises que arrastran dudosos pasados, como la protagonista que ha de lidiar con un caso de pederastia estando embarazada de seis meses y arrastrando un turbio pasado. También me ha gustado que Cristina Fallarás insinua más que enseña, tratándose de un tema tan atroz, no se recrea en detalles siniestros, sino que lo deja más bien a la imaginación de cada lector, al igual que los personajes, alude a sus pasados, pero nos deja más que trabaje nuestra imaginación, que lo realmente nos detalla de ellos. Ambientes sórdidos, personajes perversos, crímenes brutales, todo lo necesario para ser una buena novela negra, lástima que no haya acabado de conectar con el lenguaje que utiliza y sobretodo no me haya gustado el final, en mi opinión me ha faltado más claridad en la resolución.

hace 10 años