LA CÁMARA SANGRIENTA CARTER, ANGELA

Nota media 7,6 Muy bueno 5 votos 1 críticas

Resumen

La cámara sangrienta, publicada originalmente en 1979, es una colección de diez relatos explícitamente basados en cuentos de hadas, en especial, de Charles Perrault, pero también de Jeanne Marie Leprince de Beaumont, del folclore europeo, e incluso de la radionovela, con claras influencias de la narrativa del Marqués de Sade. Su autora, Angela Carter, afirmó que se sentía impelida a escribir «cuentos góticos, cuentos crueles, cuentos de terror, narrativas fabulosas que tratan directamente del imaginario del inconsciente». Pero Carter no se limitó a versionar cuentos de hadas desde una nueva perspectiva, sino que los recreó por completo «al extraer el contenido latente de los cuentos tradicionales y usarlo como punto de partida de nuevas historias […]; y el contenido latente es violentamente sexual». Así, estos relatos ahondan en temas de feminismo y metamorfosis, con un énfasis especial en los roles de las mujeres en las relaciones, en los aspectos inmorales y perversos del matrimonio y el sexo, y en el equilibrio de poder en esas relaciones. La ilustradora chilena Alejandra Acosta ha puesto sus lápices al servicio de estas historias sorprendentes y necesarias, convirtiendo este clásico en una obra, si cabe, infinitamente más bella. Como muchos críticos han comentado en las últimas décadas, el motivo por el que La cámara sangrienta deslumbra con brillantez es que consigue ilustrar un argumento feminista realmente moderno: que las mujeres tienen un poder y unos derechos inherentes, así como la responsabilidad de utilizar el primero y reivindicar los segundos. Y con su trabajo, Carter y Acosta lo han demostrado sobradamente. La cámara sangrienta obtuvo el Cheltenham Festival Literary Prize en 1979.

1 críticas de los lectores

5

Es otro punto de vista de los cuentos clásicos de siempre (La bella y la bestia, el gato con botas, caperucita roja, barbazul...etc) con un toque erótico, salvaje y sexual nada exagerado pero divertido y pícaro. Ambientación gótico-victoriana muy poética, ¡eso sí! excesivas descripciones en ocasiones prescindibles, eso ya para gustos. Lo que destaca en este ejemplar de cuentos son las preciosas ilustraciones, erotismo absuloto y mucha elegancia y sensualidad, es de lo mejor que te ofrece la novela y lo bien parada que termina la mujer en todos los cuentos, destaca por su heroicidad, su feminidad y su total iniciativa propias. En resumen, es una vuelta de tuerca a los clásicos de siempre narrados de un estilo diferente y feminista, pero al fin y al cabo son los cuentos de siempre y todos los conocemos se les cambie o no se les cambie la manera de contarlos y adornarlos, no me ha parecido nada del otro mundo, mucho adorno e ilustración pero poca sustancia y todo muy visual.

hace 2 años