MEMORIA DE LA MELANCOLÍA . LEÓN, MARÍA TERESA

Nota media 10 Excelente 1 voto 1 críticas
  • GéneroEnsayo
  • EditorialCASTALIA
  • Año de edición1999
  • ISBN9788470398322
  • Idioma Español

Resumen

Entre el brillantísimo grupo de escritores que pobló el panorama cultural español de los años veinte y treinta de este siglo, que casi ya se va, y buena parte de los años del exilio, destaca por su originalidad, su profundo bagaje cultural, y su inteligente feminismo, María Teresa León, autora de una prosa hermosa e impecable. Casi con seguridad, su unión sentimental con el poeta Rafael Alberti dejó en un segundo plano su importancia como escritora. Pero su libro de memorias está a la altura de la indiscutible Arboleda perdida albertiana, y es con seguridad uno de los textos en prosa de mayor calidad entre los del Veintisiete. Memoria de la melancolía nos permite conocer mejor nuestra historia, a Alberti, y, por supuesto, a la burguesa, rebelde, guerrillera, exilada, esposa, madre, feminista, amiga y escritora: María Teresa León.

1 críticas de los lectores

10

Estas memorias han sido consideradas por muchos entendidos como una obra clave de este género. Yo no alcanzo a tener tanto criterio en materia de literatura, pero puedo decir que es una gran obra, escrita con palabras bellísimas, y con mucha melancolía que parece que se desborde por sus párrafos, sin ninguna contención. María Teresa León fue una de las grandes figuras de la cultura española del siglo XX y siguió su obra en el exilio. Hoy en día es una de las grandes olvidadas de la república, pocos la conocen, y algunos sólo la recuerdan por ser la mujer de otro grande, Rafael Alberti. Fue una de las salvadoras de gran parte del patrimonio artístico y cultural del país durante los crudos bombardeos de los nacionales en el Madrid de la Resistencia, a ella (entre otros muchos) debemos la salvación de numerosas pinturas del Prado. Tan sólo por eso debería ser recordada. María Teresa León realizó infinidad de viajes por el extranjero y conoció numerosas figuras internacionales de la cultura y la política. Por estas páginas y de su mano, conocemos el panorama mundial de principios de siglo XX, en cuánto a cultura, sociedad y política se refiere. No sigue un orden cronológico, sino que va sorteando épocas, volviendo constantemente hacia atrás y saltando hacia delante, dependiendo de a dónde su talante melancólico nos lleva y conforme se le van ocurriendo las cosas, igual que el pensamiento. Pero a pesar de ello, el lector no se pierde, la autora nos guía de manera firme por las páginas de su libro. Y además de sus viajes, nos cuenta su experiencia en la guerra, a menudo en primera línea, muy cerca del fuego. Y cuando acaba esta tristísima, aunque interesantísima aventura, llega el destierro, aún más triste si cabe, viviendo en la esperanza del retorno, enraizándose sin más remedio en Argentina. Y cuándo por fin vuelve, encuentra un país atrasado, anclado en el pasado, muy diferente al que ella ha soñado siempre. Y por tanto, asistimos a vivencias muy duras, tristes, relatadas con mucho sentimiento y mucha emoción. La pluma de la autora en estas memorias, es magistral, revelándose como una de las grandes de la literatura española. Hay que leerla. No la olvidemos.

hace 6 años