LA TIERRA EN LLAMAS. La Primera Guerra Fórmica (vol. II) CARD, ORSON SCOTT y JOHNSTON, AARON

Nota media 8,43 Muy bueno 7 votos 2 críticas

Resumen

Cien años antes de que Ender naciera, una raza extraterrestre llegó a la Tierra armada con fuego y muerte. Después del ataque que sufre la nave minera Cavadora, Victor Delgado escapa y se une al Oficial del Estado Imala para alertar a los científicos de la Tierra de la peligrosidad de los hostiles insectos llamados fórmicos. Mientras los diplomáticos buscan una solución pacífica, Lem Jukes, hijo del magnate Ukko Jukes, planea un ataque que supone un desafío en toda regla a su padre. Con este telón de fondo, y una horda invasora planeando a través de la llanura china, sobre campos devastados, será el sublime y heroico Mazer Rackham, un oficial de operaciones maorí, quien luche para convertir a su tropa en una fuerza capaz de preservar la Tierra en la que será su primera guerra interestelar. Segundo volumen de la trilogía de la Primera Guerra Fórmica, precuela de El juego de Ender.

2 críticas de los lectores

9

Muy muy bueno. El principio quizá se me hizo un tanto lento, pero conforme avanzaba iba mejorando. El final suple ese principio (para mi) demasiado tranquilo. Con ganas del tercero.

hace 7 años
6

Continuación de La Tierra Desprevenida donde nos cuentan como Vico lucha desde la Luna y Mazer desde la Tierra luchan en la primera Guerra Formica en la que la Humanidad se juega su supervivencia después de la derrota en el Cinturón de Kuiper con la pérdida de la Cavadora y las naves mineras libres… Los supervivientes de la batalla en el Cinturón regresan a la Tierra para dar el aviso y preparar el contraataque o la defensa del planeta natal de la humanidad… por desgracia Vico es ignorado y Lem hijo de Ukko Jukes (el hombre más rico) intenta ayudar a Vico en un ataque suicida a la nave nodriza en el espacio (para evitar el ataque de los drones de su padre y tras fracasos de las coaliciones humanas)… Mientras en la Tierra Mazer Rackham, un oficial de operaciones maorí de los cuerpos de élite de Nueva Zelanda trata de ayudar y atacar en China a una de las sondas que se han posado en el territorio chino y que esta aniquilando por completo China. La Guerra se está perdiendo en los dos frentes, pero los protagonistas demuestran que 1 sólo ser humano puede marcar la diferencia que cambie el curso de la I Guerra Fórmica. Un libro que como el anterior deja todo sin terminar para dejar “todo” sin desenlace para justificar el siguiente…

hace 9 años