LA SONRISA DE JUDAS BELLVER, SALJO

Nota media 8 Muy bueno 1 voto 1 críticas

Resumen

Duarte es un joven y oscuro economista que obtiene importantes ingresos operando en el mercado del coleccionismo numismático. Cada noche navega en la red en busca de oportunidades. En una ocasión, mientras estudia algunas ofertas en eBay, se topa con lo que parece ser un séquel de los tiempos de Jesús, un siclo de Tiro; la moneda con la que todo judío debía pagar los tributos que cada año reclamaba el Templo. Duarte se percata de que ese séquel muestra una seña en su acuñación que, de ser auténtica, le otorga una significación histórica única y un valor extraordinario. A partir de esa circunstancia inicial, una trama de intriga girará en torno a ese siclo, un enredo, construido poco a poco, en el que se verán involucrados tres personajes reales, de carne y hueso, tres protagonistas cotidianos, identificables sin duda en la sociedad actual española: León, Álex y Martín. Tres historias que transcurren en un Madrid multiétnico en plena crisis financiero y en la que se concentra lo mejor del thriller y la intriga, sin renunciar a profundizar en la vida de los personajes.

1 críticas de los lectores

León, Álex y Rafa son los protagonistas de la primera novela del escritor alicantino Saljo Bellver. Pero tienen un acompañamiento de lujo que bien podría haber puesto en riesgo la trama o, por el contrario, estimular acertadamente el relato hasta llegar a un final sorprendente y nada previsible como ocurre en La sonrisa de Judas.

Todo comienza cuando León Duarte, un joven economista que opera en el mercado del coleccionismo de monedas, encuentra en la red un séquel de los tiempos de Jesús, un siclo de Tiro; la moneda con la que los judíos debían pagar los tributos que reclamaba el Templo. Pero esta presenta una peculiaridad que podría hacer que sus ingresos aumentaran considerablemente si consigue comprarla y venderla después. Este es el punto de partida de una novela que se bebe de un sorbo porque La sonrisa de Judas es un vaso que se sirve lleno, a rebosar de acción, de intriga y de giros inesperados. Si el texto fuera una obra de teatro el telón subiría y bajaría continuamente sin tiempo apenas entre actos para cambiar de escenario.

La acción se sitúa a comienzos de 2008 en Madrid, una ciudad sumida también en la crisis financiera. Narrada en tercera persona, la novela amplía sus horizontes más allá del descubrimiento de esta moneda antigua que Álex, un estudiante de 17 años, se apropia de su abuelo, fallecido hace dos meses y que se encontró la pieza durante la Guerra Civil en el parque Lineal del Manzanares. Más allá de las peripecias de unos personajes obsesionados con que esta moneda les cambie la vida, el libro es un retrato fiel de la sociedad del momento en el cual el autor deja proyectada una ciudad “postiza” para turistas, multiétnica y donde nadie confía en nadie. Denuncia la evasión de capitales, el consumismo y la explotación laboral como origen también de que Rafael, que trabaja en una tienda de pollos y está a punto de ser despedido, vea la gallina de los huevos de oro en esta pieza que se encuentra por casualidad en la calle donde horas antes se ha producido un atropello.

Bellver atina con unos personajes en los que podemos reconocer a cualquiera. Tienen los pies en el suelo aunque en ocasiones es inevitable que se hagan el cuento de la lechera cuando piensan en todo lo que les podría reportar la venta del séquel. Mientras tanto, lidian con su día a día. León con una mujer en la que no confía, Álex vive con lo justo junto a su madre y Rafa tiene que cuidar de su enfermo padre. La sonrisa de Judas tiene la típica estructura de planteamiento, nudo y desenlace y predomina el relato lineal si bien en ciertas ocasiones este queda interrumpido para aclarar situaciones del pasado necesarias para seguir el curso de la novela. El narrador nos presenta detalles familiares de quienes desempeñan el papel protagónico, pero sin caer en el desinterés. No se va demasiado por las ramas. Cuenta hasta el punto exacto en el que el relato tiene que continuar para que no decaiga la intriga ni el suspense.

Otros lugares que aparecen en la novela son Barcelona, París y el monasterio de Santo Toribio de Liébana. Pero principalmente es Madrid el escenario donde transcurre una trama contada con una narrativa ágil y sencilla y de muchas descripciones físicas de unos personajes que se concretan más por sus acciones que por la introspección. Está en constante movimiento. Se define por su dinamismo y no cae en el tedio que podría suponer el lenguaje técnico del coleccionismo numismático para no entendidos.

La sonrisa de Judas es una epopeya urbana y contemporánea donde el narrador sorprende con un héroe a todas luces inesperado y un colofón que podrá gustar más o menos al lector, pero que es imprevisible y con todas las piezas articuladas para que el mecanismo funcione. (Esther Martín, 6 de octubre de 2023)

hace 1 mes