HISTORIAS DEL AUTOBÚS SÁEZ, JESÚS MARÍA

Nota media 9 Excelente 1 voto 1 críticas
  • GéneroEnsayo
  • EditorialAUTOR-EDITOR
  • Año de edición2018
  • ISBN9781719843126
  • ISBN digital9781719843126
  • Idioma Español

Resumen

¿Puedo subir al autobús con una cabra? ¿Puede parar en la puerta de mi casa porque tengo el pie escayolado? ¿Por qué no sale del atasco por encima de la acera? ¡Tengo mucha prisa!. ¿Los niños de 20 años pagan billete? ¿El servicio nocturno funciona por el día? ¿En un autobús que va circulando completo, cuántos coches de bebés pueden subir? ¿Admiten billetes de 200 euros? ¡No deje pasar a la ambulancia, que no voy a llegar al trabajo! ¿Dónde está el baño? ¿Tienen ustedes un plus si llegan antes a la última parada? ¿Para llevar un autobús eléctrico, además del carnet de conducir hay que ser electricista? ¿Puede bajar la rampa para que suba un frigorífico? ¿Por qué tengo que dejar sentarse a la mujer embarazada con el brazo roto si yo he llegado antes? ¿Dónde dejo el pañal usado del nene que el pobre tiene mal las tripas? ¿Quién tiene el mando para regular el aire acondicionado? ¿A qué hora sale el bus de las siete en punto?Lo que parece un disparate continuo de preguntas extrañas es el día a día de un conductor de autobús. Un urbano se convierte en algo más que un medio de transporte. Los viajeros; cada uno con su idiosincracia, sus preocupaciones, sus vidas. El tráfico desafiante; sobre todo en la ciudad, donde maniobrar un vehículo de grandes dimensiones lleno de personas en pie y esquivando al resto de los coches, bicicletas y peatones no es nada fácil. Los horarios; algunas veces tan estrictos e imposibles de cumplir… Sin contar con esa fabada asturiana que te mantiene en vilo durante un buen tramo del trayecto.De todo esto y mucho más está acostumbrado el autor del libro, que con diecisiete años de trabajo como conductor de autobús en TUVISA (la empresa municipal de transportes de Vitoria), nos deja en esta obra una amplia colección de relatos y anécdotas divertidas sobre la convivencia cada día en un vehículo destinado a llevar cientos de personas de un lugar a otro. Desde 2016, Jesús María Sáez escribe todos los domingos en el Diario de Noticias de Álava una columna donde, en clave de humor, da un repaso a la movilidad y al transporte público en la capital vasca, siendo perfectamente extrapolable a cualquier otra metrópoli de nuestro país. Precisamente este libro “Historias del autobús” (prologado por Miren Ibáñez, directora del Diario de Noticias) es una recopilación de los mejores artículos publicados a lo largo de estos años, todos ellos redondeados con un ingenioso final.Así que acomódense en los asientos de colores del bus, o mejor aún en el sofá de su casa, dispuestos a sonreír un rato (y no olviden conservar el billete hasta el final del trayecto).

1 críticas de los lectores

9

Después de "Misión Jaqueca" y "Siberia" misterio con humor y thriller policíaco que coctelea los fríos aires rusos con la cálida brisa de Andalucía, respectivamente, el vitoriano Jesús María Sáez nos ofrece una celebración muy particular: el 50 aniversario de la empresa municipal de transporte urbano de la ciudad que lo vio nacer, Vitoria-Gasteiz, a la que ha dedicado un recopilatorio de sus artículos o crónicas dominicales basado en su experiencia como conductor. Todo bien ensamblado en un libro ligero, fácil de manejar y consultar. Con "Historias del autobús", en la que se incluye una breve historia de Tuvisa (empresa de transportes de Vitoria) que lo es también de una ciudad que vemos crecer a un ritmo endiablado. Txusmi vuelve a hacernos sonreír con el conjunto de las "Crónicas desde el asfalto". Digo vuelve para aquellos que ya leíamos su columna dominical en un diario de la capital, y jocosa novedad y divertimento para aquellos que las descubran con el libro. Como buena vitoriana me encanta leer sobre mi entorno, en parte para sentirme identificada como parte de una cultura. Estas historietas del autobús podrían ser las de cualquier profesión de cara al público, que en pleno siglo XXi de mucho juego por los cambios sociales producidos. De jubilados, compañeros de profesión, de rotondas, de animales amas de casa, libros, de la etapa navideña, la de verano, las fiestas locales, del tiempo, de locos... y también de filosofías y todo con una gracia sin igual. Sí, y aún cabe más, os dejo la curiosidad de descubrirlo, asegurando que la sonrisa saldrá fácilmente. Lecturas que son un refresco mental.

hace 2 años