UN ABOGADO REBELDE GRISHAM, JOHN

Nota media 7,31 Muy bueno 26 votos 9 críticas

Resumen

Sebastian Rudd no es el típico abogado: lleva arma y su oficina es una camioneta a prueba de balas conducida por su guardaespaldas, que a su vez es su asistente legal y único amigo. Defiende a quienes otros no querrían ni ver: un drogadicto, un chico tatuado que supuestamente forma parte de un culto satánico acusado de acosar y matar a dos niñas pequeñas, un criminal en el corredor de la muerte, un hombre arrestado por disparar a unos geo al entrar por error en su casa... ¿Por qué estos clientes? Porque cree que todo el mundo tiene derecho a un juicio justo, incluso aunque él tenga que hacer trampa para conseguirlo. Odia la injusticia, no le gustan las aseguradoras, los bancos o las grandes empresas, desconfía de cualquier persona que tenga que ver con el Gobierno y se ríe de las nociones del sistema judicial sobre comportamiento ético.

9 críticas de los lectores

8

Hoy termine de leer el libro "Un abogado rebelde", es un libro que complace al lector. Un libro que te atrapa desde el primer momento, su nombre te llama a leerlo, te incentiva a meterte en historias fabulosas. Para un aspirante al derecho penal es un libro para admirar, uno mientras lo lee se imagina ejerciendo la profesión y creándose historias ficticias en mente. Tiene momentos que se hacen largos y pesados, como tambien tiene otros que no te podes permitir dejar de leerlo. Mi unico punto crítico para esta novela es el final, un final frio, que deja mil cosas que pensar. Me hubiese gustado que el romance de Sebastián y Naomi sea mas desarrollado al igual que el final. Sacado ese tema de lado, lo recomiendo absolutamente.

hace 2 meses
8

Increíble, pero la maestría para narrar thriller judicial de John Grisham no ha encontrado aún su límite. En “Un abogado rebelde” Grisham nos sorprende creando un fantástico personaje -Sebastian Rudd- e hilando una serie de historias sobre sus clientes y sus casos, nos mantiene atados a su lectura, completamente fascinados y aferrados a la lectura interrumpida. Narrada en primera persona, Sebastian Rudd se lleva la novela, me cae. Abogado cuya oficina es una camioneta blindada conducida por su asistente legal, guardaespaldas y por lo que se lee, su único amigo, nos introduce, a través de sus casos a lo peor del sistema judicial norteamericano, donde la injusticia, la miseria humana, la corrupción forma parte integral de ella. Rudd se presenta como “un abogado de oficio reputado, pero no de esos que se ven en las vallas publicitarias, en las marquesinas de los autobuses o en algunos llamativos anuncios de las páginas amarillas. No pago para salir en la televisión, pero aparezco a menudo. No costo en el listín telefónico, ni trabajo en un despacho al uso. Tengo licencia de armas y llevo una pistola, porque mi nombre y mi cara suelen llamar la atención de gente que también la lleva y la usa sin dudarlo.” Los casos que nos narra Rudd es este excelente libro son variados, pero lo que tienen en común es que son de ese tipo que nadie los quiere tomar, pero como Sebastian es un abogado diferente, políticamente incorrecto, amante del derecho, al que lo define como “un oficio siempre absorbente que me reporta satisfacciones ocasionales. Tampoco afirmaría que la abogacía es una amante celoso, como dijo aquel célebre jurista olvidado. Más bien es como una esposa controlador que custodia tu talonario de cheques. Es imposible escapar de ella.” Con un estilo crudo y directo, con su visión realista y crítica del sistema, John Grisham nos entrega otra verdadera joya cuya narración nunca nos aburrirá, dejándonos con las ganas de más casos, aunque estoy cierto que a Sebastian Rudd aún le quedan muchos casos por delante que narrarnos. Se las recomiendo mucho.

hace 5 meses
9

Un abogado diferente pero dentro del estilo de este autor que no defrauda. Lectura muy entretenida

hace 1 año
9

Esperaba menos porque el mismo libro lo dice : un abogado que defiende a todos aquellos que no quizás no lo merecen, que son personas oscuras o de poca credibilidad, pero realmente alguien debe hacerlo. Es un libro muy, muy ágil. Con un dinamismo que invita a entrar rápidamente a los casos puntuales que relata el libro ;en el cual, en cada etapa revela los vacíos que son aprovechados por los más aventajados (hablando del tema legal). El personaje es bien descrito a través de su personalidad, presente y pasado; sin embargo, los personajes secundarios son muy planos y le quitan fuerza a la obra. Opino que le faltó más detalle en los juzgados

hace 2 años

Libro ameno como todos los de Grisham. Pero no engancha , es una suma de relatos , algunos mejores que otros con un final insustancial . Lo mejor el perfil de los personajes y la descripción del sistema judicial americano que el autor lo tiene dominado

hace 2 años
9

La última novela de John Grisham mantiene todos los ingredientes de los thrillers judiciales que suele publicar el autor pero con un personaje diferente a lo que nos tiene acostumbrados. En esta ocasión nos presenta a un cínico abogado con una manera de pensar que por su estilo recuerda a las novelas de Dennis Lehane o Don Winslow. Por otra parte aunque se trate de una novela parece mas bien una serie de relatos interconectados entre ellos y con unos protagonistas comunes. Para mi gusto el mejor libro del autor hasta la fecha.

hace 3 años
7

Libro en la linea del escritor , diferente a otros porque son varias historias

hace 3 años
8

Un libro fácil de leer, y más si tienes tiempo para dedicarte a leértelo por completo en poco tiempo, para disfrutar de golpe sin tener que recordar muchos detalles. El final, quizás, un poco flojo y simplón, pero en general una novela que representa su género.

hace 3 años
8

Este es el John Grisham que me gusta. La novela flojea un poco hacia el final, pero ha sido un placer leerla. Amena, con un lenguaje fluido que hace perfectamente comprensibles los procesos judiciales y un personaje interesante. No es una novela negra ni de intriga estrictamente, pero te mantiene enganchado. Muy recomendable.

hace 3 años