Resumen

Zayyân, Lubná, Nûr, Sabay y Hawá conforman la estirpe de la mariposa, una fascinante saga de cinco generaciones de mujeres llamadas así por un pequeño colgante de cuarzo rosado con la forma de una mariposa de alas abiertas —símbolo de la feminidad y de la continuidad del linaje— que pasa de una a otra. Durante ochenta y cinco años, seguiremos la vida de estas mujeres y asistiremos al florecimiento de la civilización más rica de la Europa de aquellos tiempos: el califato de los Omeya. Sin embargo, cuando las mujeres disfrutan con plena libertad de una vida suntuosa en la maravillosa ciudad-palacio, el califato se ve amenazado por unos enemigos celosos de su riqueza. Magdalena Lasala recupera un tiempo y un lugar injustamente olvidados de nuestra Historia.

1 críticas de los lectores

8

Mantener el equilibro entre la historia y la ficción es verdaderamente difícil, porque recorrer épocas remotas o hechos pretéritos de la mano de personajes imaginarios puede acabar en pastiche trágico o en impostura evidente. No obstante, los personajes femeninos que forman la estirpe de la mariposa no desentonan en la Córdoba califal ni en Medina Azahara, las ciudades donde moran. A través de sus bailarinas, poetisas y cantoras, Magdalena Lasala muestra el esplendor del califato de Abderramán III y Al-Hakam II, la ruina sobrevenida tras la muerte de Almanzor y la creación y la casi total desaparición de Madīnat al-Zahrā'. A la novela le sobre amor, no le falta rigor histórico (algo que muchos lectores agradecemos), es capaz de despertar el interés por la España musulmana, y, sobre todo, por las ruinas de "la ciudad brillante" y por el papel de la mujer en la Corte andalusí.

hace 3 años