FÉLIX Y LA FUENTE INVISIBLE SCHMITT, ERIC-EMMANUEL

Nota media 6 Bueno 1 voto 1 críticas

Resumen

Félix, de 12 años, está desesperado. Su madre, la encantadora Fatou, que tiene en el barrio parisino de Belleville un bar variopinto y acogedor, se ha sumido en una profunda depresión. La mujer, que antes era la viva imagen de la felicidad, no es más que una sombra. ¿A dónde ha ido su alma errante? ¿Se oculta en África, cerca de su aldea natal? Para salvarla, Félix emprende un viaje que lo llevará a las fuentes invisibles del mundo. En la misma línea de " Cartas a Dios " y de " El señor Ibrahim y las flores del Corán " , Eric-Emmanuel Schmitt explora los misterios del animismo, el poder de las creencias y de los ritos derivados de un pensamiento espiritual profundamente poético. Y al mismo tiempo retrata el canto de amor de un niño a su madre.

1 críticas de los lectores

La mamá de Félix, Fatou, es una mujer ingeniosa, divertida y generosa. Una persona llena de una vitalidad que un día se desvanece por completo. Félix se encuentra cada vez más desolado, cuando los intentos por ayudarla fallan estrepitosamente. La búsqueda de las raíces de Fatou, en su África natal, se plantean como la última opción para salvarla, por lo que emprenden un viaje trascendental para ambos.
“Félix y la fuente invisible” forma parte del “Ciclo de lo invisible”, una serie de novelas de lectura independiente en las que Schmitt explora la búsqueda del sentido. En este caso, el autor se acerca a la espiritualidad por medio del animismo. Se trata de una aproximación plasmada de manera muy bella, aunque mi lado más escéptico recela de este tipo de planteamientos.
Una de las mayores virtudes de la novela es que logra plantear aspectos trascendentes a través de una prosa muy sencilla y poética. Resulta especialmente emotivo el gran amor de Félix hacia su madre.
“Félix y la fuente invisible” es una novela bonita y optimista. (Ana Rayas, 31 de agosto de 2020)

hace 4 semanas