Resumen

Tres aparentes suicidios: un brillante ingeniero, un abogado de mala fama y un político controvertido. Tres desconocidos que no tenían nada en común, ni motivo para acabar con sus vidas. La teniente Eve Dallas cree que esas tres muertes son sospechosas y su instinto demuestra tener razón cuando las autopsias revelas unas pequeñas quemaduras, apenas apreciables, en los cerebros de las víctimas. ¿Se trata de una anormalidad genética o un método de asesinato con una tecnología muy sofisticada? La investigación de Eve se sumerge en el provocador mundo de los juegos de realidad virtual, donde las mismas técnicas que generan disfrute y deseo convierten a la mente en el arma de su propia destrucción.