EL ESPÍRITU DEL ÚLTIMO VERANO VALLEJO, SUSANA

Nota media 8 Muy bueno 2 votos 2 críticas

Resumen

Las noches de agosto en casa de los abuelos, esos grillos que ya no cantan en la ciudad… ¿Hay algún recuerdo más preciado? Fran es ya un adulto, pero nunca ha olvidado los veranos pasados en la casa del pueblo, cuando matar las horas leyendo o explorando la montaña todavía intacta eran el único pasatiempo. Y cuando los vecinos eran, por fuerza, los mejores amigos. De repente, una noche, ese recuerdo se hace demasiado presente: su abuela se le aparece en sueños y le pide que regrese a “La casa del árbol”. Viaja hasta allí para encontrar la casa a punto de ser derribada por una de esas máquinas que se han comido nuestro litoral. Con solo traspasar la verja, Fran se transporta al último verano: el más triste y también el más feliz. Igual que entonces, la abuela le tiene preparada a Fran una última sorpresa, algo que siempre quiso hacerle ver. El espíritu del último verano nos sumerge en la aventura de un rompecabezas pensado para jóvenes que, mientras lo van resolviendo, van dejando de ser adolescentes casi sin darse cuenta. NOVELA Ganadora del XIX Premio EDEBÉ de Literatura Juvenil.

2 críticas de los lectores

Un día Fran sueña con su abuela, que le pide que regrese a la "Casa del árbol", y siguiendo ese extraño sueño nuestro protagonista vuelve al lugar donde pasara los veranos de su infancia y adolescencia, la casa de sus abuelos. Allí, intercalando presente con pasado, Fran recuerda el que fue el último verano de su adolescencia y también la última vez que estuvo allí. El reencuentro con la familia, vecinos, excursiones, salidas en bici, la premonición de una muerte, hasta la búsqueda de un misterioso tesoro de una reina mora hacen revivir en él sensaciones que parecían olvidadas. Con una prosa bien escrita y unos personajes vivos y totalmente creíbles, la historia envuelve y atrapa totalmente la atención del lector y hace que no pueda soltar el libro hasta terminarlo. Aventura, amor y hasta sorpresa final tienen cabida en este relato que tiene algo de mágico, porque ¿quién no ha sentido alguna vez nostalgia de algún verano entrañable de hace años? Creo que encantará a jóvenes y no tan jóvenes. (Esther Rodríguez)

hace 6 años
8

Un libro que produce nostalgia por una parte. Es decir, cuando acabas de leerlo, te da pena dejarlo y no poder seguir leyendo. Es triste tener que dejar de leerlo, ya que atrapa tu a atención y no te suelta ni un segundo. Una lectura intensa y con un bombazo al final.

hace 2 años