TRIGO LIMPIO GIL, JUAN MANUEL

Nota media 6,39 Bueno 18 votos 8 críticas

Resumen

Premio Biblioteca Breve 2021.

Veinticinco años después de protagonizar una gam­berrada que marcará el transcurso de la vida de un grupo de amigos, el narrador sin nombre de esta no­vela recibe un mensaje de Simón, un miembro de la pandilla que desapareció un buen día sin dejar rastro, con una propuesta inesperada: ¿por qué no escribes sobre nosotros?, ¿sobre lo que nos sucedió? Como una falsa novela de detectives, Trigo limpio sigue los pasos de un escritor dispuesto a cualquier cosa para darle forma a la novela perfecta mientras investiga sobre un pasado que poco se parece a lo que recuerda de su infancia perdida en un barrio periférico. Un juego literario en el que el lector está invitado a conectar las piezas de un hábil rompecabezas.

8 críticas de los lectores

7

Trigo limpio es una buena novela y está muy bien escrita, pero su problema es que va de más a menos. Empieza muy bien y poco a poco se va diluyendo a medida que avanzas hasta el final. Me ha mantenido muy intrigado durante todo el libro, pero al final toda esa intriga se quedó en eso: en una intriga que, para mí, no ha quedado resuelta en las últimas páginas. En resumen, la primera mitad del libro es un 9/10, pero a partir de ahí y, sobre todo en el último tercio, es un 5/6. De ahí mi nota media final: un 7.

hace 5 meses
5

Un barrio obrero de las afueras de Almería a principios de los años noventa es testigo de los juegos de un grupo de chavales de sus calles en los años previos a la entrada en la adolescencia. El aeropuerto de la ciudad y su interminable pista de despegue pone fin a los confines de esa barriada y se conecta con ella mediante túneles subterráneos bajo la autovía que esos jóvenes atraviesan en ocasiones para jugar en los campos cercanos al aeropuerto. Un día, uno de ellos lanza el balón con tal fuerza que llega a la pista de despegue, proponiéndose entrar en ella ante el miedo de los demás niños por el revuelo que puede ocasionar. El protagonista, detenido durante unas horas en una dependencia del aeropuerto, coincide con un enigmático personaje huido de la justicia que cuenta al chaval su historia. Décadas después, ese niño, recién estrenada la cuarentena, escribe un libro animado por sus antiguos amigos y busca, a través de esa novela, no sólo reconstruir aquel episodio del balón e investigar que hubo de verdad en las vivencias que aquel día le contó el desconocido, sino también recuperar el contacto con uno de aquellos niños, que abandonó el barrió junto a su familia de forma inesperada y sin explicaciones. La historia, narrada por el autor manteniendo en vilo al lector hasta más de la mitad de la novela, va perdiendo fuelle e interés en sus últimas cien páginas. Juan Manuel Gil crea intencionadamente una confusión entre lo que el niño escuchó de la vida del adulto en la sala del aeropuerto en la que ambos eran detenidos, la historia del amigo que abandonó el barrio y que reproduce las vivencia de aquel hombre, y la metáfora de los túneles que conectan el barrio y el aeropuerto con la forma con la que, en el libro, una vida se conecta con otra. De esa manera, lo que empieza siendo una novela de gran altura, si bien no cae en el estilo ni en la calidad de su escritura, acaba desvariando en una ficción en la que el lector, perdido, se pregunta hasta qué punto ha leído una confusión onírica inverosímil bien narrada en primera persona. www.antoniocanogomez.wordpress.com

hace 1 año
6

Buena propuesta inicial que toca temas como la infancia, el proceso de creación literario y la necesidad de desconfiar de los propios recuerdos buscando distintos puntos de vista. Aun así, pierde potencia a medida que avanza la trama: se enfarraga de más y resuelve de menos.

hace 1 año
4

Bastante decepcionante, se pierde en demasiados frentes abiertos, algunos de escaso interés. Esperaba más intriga, y una trama que enganchase más, pero finalmente no me enganchó ni los personajes, ni las situaciones que parecían que iban a desencadenar en algo misterioso o importante y se quedaba en agua de borrajas. Lo terminé por dar al autor la posibilidad de un desenlace que mereciera la pena, pero hasta eso me resultó insípido.

hace 1 año
6

Estupenda la primera mitad de la novela, sugerente y divertida. Desde la mitad hasta el final se vuelve farragosa, pierde toda su frescura y, finalmente, el lector, al menos yo, no sabe qué ha querido transmitir ni contar el autor.

hace 1 año
5

Prometía mucho, el relato despega pero se queda flotando en el aire

hace 1 año
6

Pues a mi me ha resultado pesada, farragosa, en ese intento de volver a la niñez cuando la gente al ser adulta cambiamos bastante.

hace 2 años
10

Comienzas a vivir una gran aventura. Navegas por varias ellas. Te diviertes. Es una novela que te hará temblar, reír, y durante muchos capítulos no pararás de devorarlos y siempre, con la boca abierta. Muy recomendable. Me ha encantado. Merecidisimo premio obtenido

hace 2 años