Resumen

La familia Claessens lleva la música en la sangre. El padre es un director de orquesta que lo ha sacrificado todo para impulsar su carrera hasta lo más alto de la jerarquía musical y conseguir, al fin, la codiciada batuta. Ariane, la hija y narradora de la historia, es una pianista de gran talento, conocida a nivel mundial por la inteligente perfección y la sutileza de sus interpretaciones. Pero hay otro miembro de la familia Claessens que está en boca de todos los melómanos y los músicos profesionales: David, el hijo, que osa lo impensable en el prestigioso Concurso Reina Isabel, trampolín para la carrera de los jóvenes talentos más prometedores. Después de participar, rompe definitiva e irreversiblemente con su padre. Al morir el padre, Ariane hace una confesión tan sincera como objetiva. Al hilo de sus recuerdos, trata de comprender por qué su hermano actuó como lo hizo. ¿Qué motivó que, en una fracción de segundo, echara por tierra su inmenso talento y todos los años de dedicación? ¿Qué la impulsó a ella a adoptar ese papel de solista que se aísla mediante el respeto y la intriga que inspira su fría y enigmática belleza?

2 críticas de los lectores

Es, precisamente, Opus 77 la pieza que toca Ariane al piano en el funeral de su padre, célebre director de orquesta. Esta elección es recibida con estupor por los presentes, por la amarga significación que tiene dicha obra para su familia. Este acontecimiento, con el que da inicio la novela de Ragougneau, da pie a la narración de la historia de la familia por parte de Ariane, exitosa pianista. La ausencia de su hermano, y las circunstancias que le llevaron a apartarse de todo y de todos, centran buena parte de los pensamientos de Ariane.
Narrada de manera sobria pero sugestiva, Ragougneau logra trazar una novela atrayente y profunda. Resulta especialmente interesante la manera en que muestra la presión y la competitividad que puede llegar a darse en dicha profesión, y la forma en que incide en los miembros de la familia Claessens y en sus propias relaciones. (Ana Rayas, 25 de enero de 2021)

hace 10 meses
9

Una obra espléndida, lectura sencilla y profunda, sugerente. Retrata exquisitamente los demonios del mundo de la música, la autoexigencia que requiere que puede conducir al aislamiento y la locura, pero también a lo más excelso, la creatividad y el goce sin igual. En una misma familia de músicos conviven ambas caras de la Musa. Lo recomiendo!

hace 4 meses