Resumen

Malala Yousafzai sólo tenía diez años cuando los talibanes se apoderaron de su región. Decían que la música era pecado. Decían que las mujeres no debían ir al mercado. Decían que las niñas no debían ir al colegio. Malala creció en una pacífica región de Pakistán transformada por el terrorismo. Aprendió a defender sus convicciones y luchó por su derecho a la educación. El 9 de octubre de 2012 estuvo a punto de perder la vida por la causa: le dispararon a quemarropa en el autobús cuando volvía a casa del colegio. Nadie creía que fuera a sobrevivir.

2 críticas de los lectores

10

Una historia ardua y fascinante que esconde, bajo las ruinas que dejan la barbarie y el terrorismo, un trasfondo de una luz tan cegadora que deja entrever un atisbo de esperanza en la cruda realidad de los sucesos. De fácil lectura, lo acabé en un día e, irremediablemente, sigo a Malala en redes sociales, pues su historia y valentía son merecedoras de infinitos reconocimientos. Una lectura obligada.

hace 9 meses
8

Nos encontramos ante un libro que debería ser lectura obligatoria en todos los institutos y Malala debería ser un personaje conocido desde el colegio por todos los niños y niñas. ¿Por qué? Pues muy sencillo, porque nadie mejor que otra niña que casi pierde la vida luchando por el derecho de otros niños a estudiar para hacerles entender la importancia de ese derecho que ellos dan por supuesto. Malala no escribe con rencor, solo cuenta su vida, tal como la vivió y la recuerda desde su óptica infantil y juvenil. Es una joven muy madura para su edad debido a las vicisitudes; tamaña experiencia personal no deja inmune a nadie. Me ha emocionado, me ha hecho llorar y a conseguido mi admiración por su valentía

hace 4 años