LA VIDA ESTÁ EN OTRA PARTE KUNDERA, MILAN

Nota media 7,39 Muy bueno 28 votos 3 críticas

Resumen

La madre de Jaromil es una mujer posesiva que mima a su hijo en exceso y que desprecia a su marido, un discreto ingeniero en cuyo interior se esconde un verdadero héroe. Alentado por la madre, que le ríe todas las gracias, Jaromil entra en la adolescencia creyéndose un poeta. Mientras su madre tiene con el profesor de dibujo de Jaromil una aventura que la llenará de remordimientos, su hijo conoce las dificultades de trabar amistad con sus compañeros de colegio y trata de ocultar en sus poemas sus primeras experiencias eróticas. Poco después creará en su imaginación a un personaje llamado Xavier, que vive lo que a él se le niega. Cuando acceda a la universidad y en 1948 se implante en el país el comunismo con toda su dureza, Jaromil, convertido en un poeta del régimen, todavía ignorará que su vida no es sino una eterna huida y, lo que es peor, que toda decisión acarrea consecuencias mucho más graves de lo que uno imagina.

3 críticas de los lectores

6

“La vida está en otra parte” de Milan Kundera fue el libro que elegí para iniciar este 2017, fue publicada por primera vez en México en el lejano 1979 (editorial Seix Barral, Biblioteca Formentor, con prólogo de Carlos Fuentes) y tratando de comentar algo sobre él la manera más suave posible, creo que me equivoqué en la elección. Trataré de explicarme: Primero, el protagonista de la novela, Jaromil, un pusilánime y mediocre escritor, aspirante a poeta, con un ego tan grande, como tan enorme es la vulgaridad de sus textos, es un personaje insufrible, como también lo es su madre, una mujer posesiva, que con sus mimos convirtió a su hijo en el hombre que llegó a ser. Segundo, la estructura que utilizó Kundera, es tan complicada, que la tuvo que explicar en El arte de la novela : “cada capítulo tiene la intención de ser narrado en un modo diferente: primera parte: narración “continua” (es decir, con vínculo causal entre los capítulos); segunda parte: narración onírica; tercera parte: narración discontinua (es decir, sin vínculo causal entre los capítulos); cuarta parte: narración polifónica; quinta parte: narración continua; sexta parte: narración continua; séptima parte: narración polifónica”. Juan Pablo García (www.profetica.com.mx) nos explica que “cuando Kundera habla de narración polifónica se refiere a un entrecruzamiento de la vida de su personaje imaginario con episodios paradigmáticos de la vida de poetas como Rimbaud o Lermontov, fundamentales porque son símbolos que marcan y determinan la existencia de Jaromil y porque nos recuerdan lo que Baudelaire dijo acerca de la existencia: el hombre es un niño extraviado en las selvas de los símbolos. Al igual que en una sinfonía, el ritmo de lo escrito está íntimamente ligado al acontecimiento y a su significación, pero sobre todo es el instrumento que permite la comunicación de lo emocional. En el capítulo sexto Kundera se permite una digresión acerca de lo que ha construido hasta ese momento, y dice: “El tiempo de este libro transcurre a ritmo contrario de la vida real, ello se debe a que contemplamos la historia de Jaromil desde la atalaya que hemos levantado en el punto de su muerte […] nuestra novela está limitada por la visión que hay desde la atalaya dónde sólo se ve a Jaromil y a su madre.” “Hay una meta, pero no hay un camino; lo que llamamos camino es vacilación.” dice Kafka”. Carlos Ramirez (Revista Proceso, 20 de octubre de 1979) nos reseña que: “La historia de La vida en otra parte, es, por otra parte, interesante aunque mal resuelta: un poeta nace en un ambiente familiar opresivo y enajenante y crece y se desarrolla en una sociedad que asume —con sus propias peculiaridades— las mismas características. El poeta Jaromil vivirá siempre, por designios de su creador, en una cárcel de símbolos que operan para el protagonista y para el lector. El estilo literario de Kundera es explicativo, digerido, directo. Del lector, espera solamente comprensión. Es una lectura asimilada y no cómplice y de búsqueda. Más que desmantelar un mundo, prefiere dar sus conclusiones. Hay más contenido que creación.” Tercero: Si necesito tanta explicación para comprender la historia que estoy leyendo, malo el cuento, o, quizá el inicio del 2017 en México no me permitió leer “La vida está en otra parte” con la concentración que su lectura requería, o quizá, puede ser, aunque es poco probable, que “La vida está en otra parte” haya envejecido de mala manera.

hace 4 meses
8

Como en la mayoría de las novelas de Kudera, el tema principal son las relaciones amorosas. En esta en particular el amor incondicional de la madre hacia su hijo Jaromil que experimenta desde su infancia hasta su pubertad los primeros contactos sexuales con mujeres y también rechazos, celos y desengaños amorosos. Jaromil vive a través de sus poemas lo que se le escapa de la vida real en una época en la que sus ideas casan con el régimen del comunismo que tiene lugar en Praga.

hace 10 meses
5

la madre,el poeta, su vida sexual, sus poemas, el profesor...todo me resultó espeso.... una lastima porque lo agarre con muchas ganas

hace 2 años